El camino hacia Lujan...

Escribe: jeanpaul2012
Un recorrido lleno de misterio, de ansiedad, de aventura.

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1 3

El camino hacia Lujan... part 1

Luján, Argentina — jueves, 3 de noviembre de 2011

Amanecimos temprano en la Ciudad autónoma de bs as, eran las 7 am y el día parecía acompañarnos en nuestra travesía, un sol radiante, cielo azul que me obligaba a juntar mis cabellos junto a una gorra. Chekeando las bicis, el cual iba a ser nuestro medio para llegar a nuestro destino, nos detuvimos un instante, ya que la bicicleta de mi compañero (Mario) parecía tener un desperfecto mecánico por lo cual tuvimos que esperar unos minutos a que la pudieran reparar.
Una vez listos, con todos los accesorios necesarios (cámaras, luces, inflador, guantes, etc.) emprendimos nuestro primer viaje de la mano de la aventura, el descubrimiento y la curiosidad. La primer para fue Liniers, un barrio de la ciudad que limita con la prov. de bs as. llegamos y estaba atestado de gente por todos lados, era el día de la virgen, típica peregrinación de caminata hacia lujan de los fieles católicos, transitando por la avenida Rivadavia, llegamos a las localidades de Ciudadela, Ramos Mejía, Morón, Haedo, por el momento el camino era asfaltado por la av. Rivadavia hasta que decidimos junto a mi compañero sumarnos a los ciclistas los cuales rodaban sus ansias por la colectora( camino paralelo gratuito a una autopista), finalmente nos agregamos a este mundo de gente, con distintas bicicletas, maneras de pensar, pero con el mismo objetivo: llegar a Lujan antes de que el sol esconda su bello rostro.
Nos detuvimos para almorzar en Ituzaingo, compramos unas salteñas de unos lugareños a un precio accesible, paramos en una plaza, las empanas estaban compuestas por detalles caseros y un resultado aceptable... yo por la dudas había llevado una vianda. Hasta ahí el viaje parecía ir viento en popa, pero la aventura todavía no había asomado su picara imagen.
Retornamos al camino, todo asfaltado, muy cómodo, un hermoso recorrido inicial. Iba por detrás, ya que mi bici era más lenta que la de mi compañero al ser un rodado menor, pero de repente sentía que la bici no respondía a la velocidad indicada, las subidas eran una tortura y sentía un esfuerzo extra en mis piernas, algo definitivamente pasaba...


Publicado
Modificado
Leído 383 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1 3
 
 


Capítulos de este diario