1.300 millones y yo

Escribe: Syd
Ecos de la China

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 2 4 5 6 7 ... 19

Almería-Barcelona-London-Hong Kong

Londres, Reino Unido — miércoles, 12 de octubre de 2011

El día está siendo muy largo. Hasta cierto punto, divertido, dentro del stress que puede ocasionar un día maratoniano como este.

Quién me iba a decir a mí que iba a pisar tierra china, quién...

Es en la puerta de embarque del avión a Hong Kong, en Heathrow, donde empieza a verse detrás de la neblina. Aquí ya se habla chino, mucho. Diría que el 85% de los pasajeros son asiáticos. Hasta ahora, el viaje había dado coletazos de vida, pero aún no se veía el camino. Ahora se que el destino era China. Abróchense los cinturones, esto va a ser intenso.

     Antes de todo esto, ya llevo 2 vuelos, con una un poco estresante incursión londinense para hacer el cambio de aeropuerto entre London City y Heathrow, con solo 4 horas de transbordo. No recomiendo nada esto. Si se puede evitar, mejor. El precio son unas 22 libras entre metros y trenes, vamos una pasta. Y además, se tarda una hora y media. Eso sí, si lo vas a hacer, consulta la web de Transport For London, que dice el recorrido más eficiente y con gran exactitud.

     Finalmente, recorrí los 6 usos horarios de diferencia en uno de esos aviones de British Airways en un viaje de 10 horas y llegue a Hong Kong a las 13 horas de hora local, sin hotel, sin visado para China, con un inglés en desuso, y sin muchas energías. Lo curioso, es que es en estos estados cuando el cuerpo saca lo mejor de sí mismo y se centra en lo que de verdad importa, la supervivencia.

Decidí recorrer Kowloon.


Publicado
Modificado
Leído 694 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 2 4 5 6 7 ... 19
 
 


Capítulos de este diario