Togo: Africa negra

Escribe: pepeM
Fuera de cualquier ruta turística, en el golfo de Ghana, este pequeño país con salida al mar, es un pedazo de África negra en esencia, en un viaje donde conocer las modos y costumbres de estas gentes.

 

   Enviar a un amigo   

 
1 Capítulo 3 5 6 7 8

De turismo por Lomé

Lomé, Togo — lunes, 28 de diciembre de 2009

Pronto, tras el desayuno, a eso de las 07:30 nos disponemos a realizar nuestra primera visita diurna al centro de Lomé, abandonando mi tan condición de viajero por la de blanco turista, para realizar un típico tour de mercados.

El trayecto de unos diez kilómetros, desde la casa hasta el centro de Lomé, pasa por una de las principales carreteras del país, que une la capital con la frontera de Benin. El ir y venir de gentes, furgonetas y camiones es incesante. Esta carretera es una de las pocas asfaltadas que hay. Su nulo mantenimiento e incesante tráfico pesado, hacen que no haya cincuenta metros sin encontrar algún bache, socavón, zanja, montículo, u otros sinfín de obstáculos. La utilización del 4x4 parece imprescindible, pero no: alucinante como los pequeños y destartalados utilitarios salvan todas las dificultades, andando despacio, rodeando, pasando al sentido contrario, etc. Para aderezar todo esto, una caos continuo con las mototaxis, que las hay por millares. Bueno realmente el mero hecho de tener moto, te convierte en taxista, ya que el 95% de los motos que hay, son usadas como moto-taxis. Y por si no es suficiente, los andenes, de tierra basta, están llenos de gentes que van, vienen, arrastran carros, comercian con otros transeúntes, cruzan, pasan o simplemente están.

Lomé es muy extensa, debido a la poca altura de sus destartalados edificios. Solo unas pocas calles más principales, están asfaltadas. Los edificios esta muy descuidados o en ruina, aunque el detalle no parece afectar a las gentes que viven en ellos. Da la impresión que los esfuerzos realizados por los franceses hace unos 75 años se interrumpieron sin continuación alguna, y desde entonces nadie ha mantenido, pintado o mejorado nada, sino más bien al contrario. El resultado son edificios, otrora majestuosos hoteles o apartamentos, muy deteriorados de un gris homogéneo

La mañana transcurrió tranquila, visitando algunos de los diversos mercados del centro. Hay mercados para residentes y para turistas: En el mercado de hombres para cosas del trabajo; en el de mujeres comida y cosas de la casa, muy bonita el área de flores; y el de turistas con souvenirs, mayormente abalorios, trabajos en tela, esculturas labradas en madera, y objetos de metal.

El regateo está presente en todo momentos, y los afanados vendedores no dejan pasar oportunidad. Los compradores más avispados, toman "secretario" a la entrada del mercado, que bien se encargará de bultos, organizar aquello, y en general hacen todo, menos ajustar el precio con el vendedor.


Publicado
Modificado
Leído 2428 veces

    Enviar a un amigo

1 Capítulo 3 5 6 7 8
 
 


 

Carretera Lome-Cotonou

   

Capítulos de este diario