Zoologico de Huachipa

Escribe: franciscoavendano
Y fue hoy día, Viernes 28 de enero del 2011, que fui al zoológico y regrese al lugar que en el 99 me cautivo y que lamentablemente en el 2011 me quedo en deuda.

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

Zoologico de Huachipa

Lima, Perú — viernes, 28 de enero de 2011

Regresé al Zoológico de Huachipa después de 12 años y vi con cierta desazón lo descuidado y limitado que es ahora el zoológico. Desde que volví a Lima tenía en mente visitar Huachipa ya que en oportunidades anteriores según yo por falta de tiempo no pude visitarlo. En el 2005 y 2007 que estuve en Lima pase unas 3-4 veces cerca de Huachipa y solo una vez me baje y camine hasta el zoológico y pensando que era tarde, más o menos las 3pm, decidí no entrar ya que pensaba que necesitaba mínimo un día para conocer lo más vistoso. Por tal motivo fue que esa vez no entre aludiendo que la visita al zoológico requería mínimo unas 8-10 horas pero para mi sorpresa visitar Huachipa no toma más de 4 horas!

Y fue hoy día, Viernes 28 de enero del 2011, que fui al zoológico y regrese al lugar que en el 99 me cautivo y que lamentablemente en el 2011 me quedo en deuda. Un día antes había revisado e investigado horarios y acordado con un amigo del colegio la visita al zoológico. Acordamos encontrarnos en la estación Naranjal del Metropolitano a las 8am ya que como lo comente arriba pensé que tenía que llegar lo más temprano posible a Huachipa para como mínimo en 8-10 horas recorrer el lugar.  En fin me levante, tome desayuno y llegue a la estación a tiempo. Recargue mi tarjeta del Metropolitano con 10 soles, llego mi amigo, hicimos la cola para el Expreso 3 que nos llevaba de manera directa hasta la estación central en el centro de Lima donde después de media hora justo pasadas las 8.30m llegamos sanos y salvos después de ir aplastados como sardinas en el super-compactado Metropolitano. De ahí subimos las escaleras que nos sacan al Centro Cívico, compramos agua, cruzamos la psta y tomamos esas cousters que se van hasta Chosica y que pasan por Huachipa. Ya en el carro pasamos por La Victoria, Yerbateros y por toda la carretera hasta que llegamos a un desvío a Huachipa desde donde caminamos hasta llegar a Huachipa donde compramos más agua y desde donde caminamos hasta las boleterías donde por 10 soles compramos nuestras entradas que nos daban acceso por un día al zoológico de Huachipa.

Ya una vez comprada la entrada pasamos por la puerta principal desde donde se ven los flamencos y aves hacia la mano izquierda y un barco y juegos para niños hacia la derecha. Hasta ese momento todo era felicidad ya que estaba dentro del zoológico donde la diferencia con lo que había afuera era abismal. En el zoológico notaba que sus caminos y aéreas verdes estaban en buenas condiciones pero sentía que los encargados del zoológico podían brindar un mejor servicio como por ejemplo la falta de agua para el público en general y también mejorar los ambientes destinados para los animales. Todavía era super temprano, apenas eran las 10am, y decidí explorar el zoológico en su totalidad. Sin la ayuda de un mapa o croquis comencé a caminar justo hacia el costado del rio Rímac el cual lamentablemente en esa zona esta contaminado y da un mal aspecto para el visitante del exterior. A pesar de que se ven guas turbias al menos no huele o apesta como si sucede más hacia al oeste, pero lamentablemente el rio pasa muy cerca del zoológico de donde supongo llegara a filtrarse algo del agua contaminada del rio debido a su pronta cercanía. Y mientras seguía avanzando por la parte norte del zoológico comenzaba a ver jualitas y enrejados desde donde se veian los primeros animales. Lo primero que vi fueron unos monos que mas que felicidad me dieron pena.  Primero no eran monos, sino monitos y cuando se colgaban de rama en rama pensaba que se iban a dislocar por lo flaco que eran o porque simplemente sentí que esos animales sufrían. Hasta ese entonces había avanzado un pequeño tramo en el zoológico hasta que encontré un mapa al cual le tome foto y el cual pueden usar como referencia en este relato de viaje.
Siguiendo con mi recorrido por Huachipa note algo curioso, será porque era algo temprano pero juro que vi mas trabajadores que personas. A eso de las 10.30am vi que comenzaban a abrir los negocios dentro del zoológico donde uno puede comprar golosinas o cositas para comer. Por cierto en la entrada del zoológico no se lo revisan a uno y tampoco prohíben la entrada de cosas, y por tal motivo desde muy temprano veía gente tomando gaseosa o jugos dentro del zoológico lo cual me pareció bueno porque a la hora que la gente tomaba su agua o juegos los negocios apenas comenzaban a abrir. Mejor dicho otro punto en contra del zoológico.

Pero no todo en el zoológico es malo. Me puse a pensar y analice la realidad que vive el zoológico donde parece que el presupuesto es muy limitado y por ende no se puede ofrecer y dar una cuidado digno y de calidad a los animales. Cuando vi a los felinos me puse en sus lugares ya que son animales que viven en otro clima distinto al de Lima y esos animales no comen sino tragan. Al ver al león y a su esposa la leona comprobé que son animales privilegiados a comparación de algunos otros que vi mas adelante ya que al menos vi que tenían carne en la parte superior y que vivían en un espacio relativamente grande. Al costado de la parejita felina estaban dos tigres uno de Bengala y el otro de Asia. Digo esto porque solo se distinguir a los tigres de esas dos formas y el color pelaje y rostro del tigre de Bengala me cautivaron. En el álbum de fotos podrán comparar esto ya que le tome una foto personal al tigre ya que pienos regalarle esa foto a mi madre que es una fanatica de los tigres al igual que yo. Seguí con el recorrido y también con la toma de fotos pero note que los demás felinos estaban de capa caída ya que no recibían el mismo trato que los recientemente mencionados. Parece ser que el ser humano valora mas al tigre y al león que al jaguar, otorongo, lince o guepardo y eso no me gusta porque para mi esos animales mereen un trato equitativo y no preferencial como siento que se les da.

En fin el tiempo corria algo lento porque según mi amigo y yo ya habíamos recorrido la mitad del zoológico en apenas 40 minutos y comencé a decir que por el precio no ma precia justo ya que escuche que el Parque de la Leyendas aparte de ser mas grande y contar con mas animales cuesta menos y de paso esta mas cerca de mi casa, pero los reproches no son validos en ese instante ya que estando dentro de Huachipa solo me quedaba seguir viendo a los animales que faltaban y eso fue lo que hice. Segui caminando hasta que a los dromedarios que o son camellos o son parientes de ellos. Lo que me pareció curioso de estos animales fue que pueden vivir con poco agua y regular la temperatura de su cuerpo en condiciones extremas. Pero lo que no me gusto de esta especie fue que son animales que comen una cosas y muestran sus dientes que al menos a mi me dieron asco porque aparte de ser feos botan una especie de baba blanca bien densa que me puso a pensar en la posibilidad de que esos animales tuvieran rabia.  Pero fue tanta la rareza y particularidad de ver comer a los dromedarios que les tome foto y una vez llegado a la casa puse como fondo de escritorio una de esas fotos! La visita a Huachipa continuaba y tocaba el turno de ver la sección de los camélidos donde por cierto viven especies que son oriundas del Perú como la vicuña, alpaca y llama. La sección es pequeña pero en ella se aprecia a este trío de auquénidos que son parientes lejanos de los dromedarios creo yo y que son amigables. Para lo que no sepan de estos tres animales se pueden hacer finos tejidos, en especial de la alpaca cuya lana es muy valorada en el extranjero donde piezas elaboradas a base de su exquisita lana pueden llegar a costar muchísimo dinero.  Para que entiendan mejor la diferencia entre estos animales creo que seria bueno que vean el álbum de fotos en donde tome foto, valga la redundancia, a las descripciones de los animales en muestra. Además de trío de camélidos podrán ver descripciones de otros animales de los cuales o ya hable o hablare mas adelante.

Y siguiendo con el recorrido a Huachipa camine hasta el lugar en donde se encuentra el mapa desde donde mire lo que me faltaba recorrer. Teniendo como referencia el mapa decidí caminar hacia al área donde se ubican los osos, las cebras y el cóndor. Por alguna un otra razón el cóndor se encuentra aislado en cierta forma llega a ser un animal muy importante para el zoológico porque alrededor de su jaula existe un mirador desde donde se ve gran parte del zoológico. Desde ese mismo mirador se ve a la parejita de cebras que son bellas y que tienen una patazas. Esas cebras comen mucha hierva y cerca de ellas se encuentra una cascada desde donde ellas se hidratan con la poco agua que les cae. Ya para ese entonces solo faltaba ver unas 3-4 secciones del zoológico las cuales eran la Amazonia, el Bosque de Aves, la zona de Reptiles y la pequeña granjita. Mirando el reloj me di con la sopresa que apenas eran las 11am y que ya había recorrido casi todo el parque. Como solo me faltaban cuatro sectores me dirigí hacia el Bosque de Aves el cual según el cartel de entrada abría a las 11am pero que recién abrió sus puertas a las 11.30am. Con esa pequeña demora decidí visitar la Amazonia donde pensé ver centenares de especies pero donde solo vi aves de la selva y para ser sincero fue lo mas pobre del zoológico.  Una vez salido de ese sector me fui hasta el pequeña granja donde uno encuentra animales domesticados por el hombre como pollos, gallinas, cerdos, cabras, etc. A pesar de que he visto miles de veces a esas especie fue una de las partes que mas que gustaron del zoológico ya que en ella se ve que los trabajadores si limpian a cada rato y porque los animales viven como reyes. En esa misma sección aproveche en tomar un par de fotitos a los animales que entre la multitud se hacían notar al cacarear(el gallo), rugir(la vaca) y gritar(la cabra). Ya pasado unos minutos decidi regresar al Bosque de Aves que desafortunadamente todavía no habría y fui hasta el sector que me decepciono de manera total: la zona de los reptiles. En esa sección vi a las pobres tortugas, cocodrilos y lagartos nadar en aguas mas contaminadas que el rio Rimac o que algún acequia aledaña que decidí no mostrar las pocas fotos que tome en esa sección. Mi indignación fue instantánea y lo primero que hice fue quejarme y decirle a los trabajadores porque no les cambiaban el agua pero ellos con toda razón me dijeron que los encargados del zoológico no les autorizan darle mantenimiento seguido a esa sección.

Como les dije mucho antes no soporto la injusticia ni tolera las preferencias y esos pobres animales no se merecían semejante maltrato. Un lagarto no será el rey de la selva pero es importante para su ecosistema y parece que los encargados del zoológico o no saben eso o se hacen de la vista gorda. En fin solo tocaba visitar la última parte que me faltaba por recorrer del zoológico: El Bosque de Aves. Ese bendito lugar el cual se estuvo escondiendo todo el rato y que por fin abrió sus puertas pasadas las 11.30am. Apenas entre en ese ambiente note una gran diferencia: Estaba en un zoológico! Ese sección de Huachipa no tiene nada que envidiarle a algún otro zoológico que he visitado como el San Diego Zoo o el LA Zoo ya que aparte de estar bien equipada, mantenida y distribuida a uno le da la impresión de estar en un lugar en el que nunca estuvo y del cual uno nunca quiere salir. Yo sin mentir me quede mas de 30 minutos caminando por sus escaleras, descansando en sus balcones y tomando fotos a las aves que están en su mayoría al aire libre y que son recontra bellas y amigables. Uno puede estar a centimentros de las aves y estas no lo picotean a uno. En el bosque de aves están congregadas un promedio de 20 distintas especies que muestran diferentes tonos, colores, tamaños y características que las vuelven mas que especiales.  

Pero tocaba la hora de despedirse y salir del zoológico. Pude tomar fotos, visitar un lugar al cual no iba hacia 11 años y del cual espero que hayan mejoras. No voy a decir que el zoológico es horrible porque seria mentirme a mi mismo pero esperaba ver algo mas y otra cosa. Ojala que asi como el Parque de las Leyendas fue modificado hace un par de meses atrás Huachipa reciba fondos y la atención de las autoridades de Ate y de Lima Metropolitana porque tiene mucho de ofrecer al público. Sin necesidad de hacer grandes inversiones se podría al menos mejorar el agua a algunos animales y expandir la información que se encuentra cerca de los animales ya que si uno quiere saber mas de ellos no hay guías y los vendedores o saben igual o menos que uno.



Publicado
Modificado
Leído 9659 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


 

Capítulos de este diario