Perú

Escribe: dgdb
Despues de cinco meses viajando por Ecuador, me adentro en tierra santa en busca de nuevas experiencias...Cruzamos Aguas Verdes y llegamos al puesto fronterizo. Nos bajamos del bus y caminamos hasta las oficinas de sellado, rellenamos el formulario y hacer cola de nuevo...

 

   Enviar a un amigo   

 
1 ... 92 Capítulo 94 96 ... 168

Ica - Lima

Lima, Perú — martes, 27 de julio de 2010

Queríamos salir de ahí pitando, así que hoy nos levantamos a las 08.30 para preparar los trastos y como no teníamos agua aun (que tiene bemoles la cosa) salimos a la calle a parar un taxi que nos llevara a la terminal de flores.
 
Pagamos 4 soles por el pasaje del taxi y luego 20 soles cada uno por el boleto a Lima. Los buses salían cada 15 minutos desde aquí a Lima, así que por problema de horarios no era. A las 10.00 en punto salió el bus y tuvimos suerte porque los asientos eran “espaciosos” (comparados con otros muchos). Lo único malo que detrás nuestro teníamos a una familia con tres chiquillos hiperactivos y vaya viajecito. Yo dormí lo que pude, pero en cuanto los niños se empezaron a cansar del viaje, uno llora, el otro chilla, otro patadas y cuando ya no podía ser peor, va el padre y se pone a dar palmas, así que menudo espectáculo. Cuando hubo asientos en la parte trasera, me apalanque ahí y eche otra cabezadita, pero debo tener un imán y los chiquillos revoloteaban a mi vera, así que fue un viaje de esos que hay que armarse de paciencia.
 
La duración del viaje es de 5 horas, pero con el tráfico de Lima nunca se sabe, además son fiestas patrias, así que peor. Cuando nos bajamos del bus eran cerca de las 16.00 y entre la demora, los niños y que ese trayecto ya lo habíamos hecho varias veces, solo quería bajarme del bus lo antes posible. Nos fumamos un cigarro mientras esperábamos convencer un taxi de la calle, porque los “oficiales” de la terminal nos pedían 10 soles y por ahí no pasamos que son 6 cuadras (más o menos).
 
Al final tomamos uno por 6 soles y de ahí al hotel. Bueno, con casi 40 minutos que tardamos en llegar por el trafico (habríamos tardado menos caminando), pero por no tirar de los muertos esos, como si es una hora.
 
Regresamos de nuevo al Hotel España, es caro para nuestra media de hospedajes, pero ya estamos ahí como en casa, así que no nos lo planteamos y el día anterior llamamos para hacer la reserva y por suerte nos dieron de los últimos cuartos que tenían, sin baño privado pero con AGUA y caliente, así que solo pensaba en la ducha.
 
Como era de lo último que quedaba, debía ser lo que nadie quería y comparado con las otras habitaciones en las que habíamos estado, era un poco cutre, pero ya me vale cualquier cosa. Mientras nos alojamos, coincidimos con una valenciana muy simpática que llegaba a la vez que nosotros, así que con ella estuvimos un rato hablando y después de un aseo de esos que quitan el sentido y lavarme partes del cuerpo que ya había olvidado que existían, salimos a cenar los tres.
 
Tras la cena, en un comedor de Jirón Carabaya, cercano a la plaza de armas por 6.50 soles por cabeza, de regreso al hotel y a descansar, que el día ha sido pesado más que duro.
 


Publicado
Modificado
Leído 1300 veces

    Enviar a un amigo

1 ... 92 Capítulo 94 96 ... 168
 
 


Capítulos de este diario