Amazonas 2012

Escribe: ALEJAMAR
El Amazonas es uno de esos lugares que uno no se puede morir sin visitar. Su simpleza y majestuosidad, la hermosura de sus paisajes, los inolvidables atardeceres que vi, el cielo más estrellado que había visto en la vida y la hermosa gente que conocí, hicieron que este viaje fuese uno de los mejores que haya hecho en mi vida

 

   Enviar a un amigo   

 
1 2 3 Capítulo 5 7 8 9

Planes para Iquitos

Leticia, Colombia — martes, 7 de agosto de 2012

Resulta que todos los turistas que conocí venían de Iquitos o su próximo destino era esta ciudad. Los que venían de allí, decían que era un buen lugar y que el viaje por el río era una completa aventura. Yo personalmente, no tenía planes de ir a Iquitos, no lo había previsto, no sabía si podía pagar los trayectos porque la comida como todo en Perú, supuse que era barata. Pero luego de hacer cuentas, decidí irme en el bote rápido que costaba 160.000 COP y duraba 11 horas y devolverme en el lento que costaba 80 soles y demoraba 3 días. Planifiqué 2 días en Iquitos y al tercero me devolvería, pero los planes a veces no se cumplen.

Este día fui a sellar mi salida de Colombia al aeropuerto de Leticia, compré el tiquete en Tabatinga para el bote rápido al siguiente día y fui a sellar mi pasaporte a Santa Rosa con la entrada a Perú. En la tarde, había planeado ir a hacer kayak, pero una lluvia de esas que sólo se dan en el Amazonas, me dañó los planes. Así que cuando dejó de llover, decidí ir al museo del Banco de la República y luego me di cuenta que se podía montar a la torre de la iglesia principal de Leticia.

La entrada al museo es gratuita y a la torre vale 3.000 COP , desde allí se divisa toda la "ciudad", se pueden observar los loros llegando al parque, se ver el atardecer y el "brazo" del río en el que está ubicado el puerto fluvial. Es muy bonito el panorama. Esa noche no dormí porque a las 3 A.M. debía estar en Santa Rosa y como existen leyes colombianas que prohíben la navegación por el río en la noche, se debe coger una lancha desde Tabatinga, pues las leyes brasileras son más permisivas al respecto. 

A las 2 A.M. salí con otro viajero del hostal, dejé la mitad de mi ropa, la señora del lugar me prestó una hamaca y nos fuimos en un mototaxi para Tabatinga, nos costó 15.000 COP por los dos. Y el bote de Tabatinga a Santa rosa 5.000 COP cada uno.

El lugar del que sale el bote rápido es una estación flotante y no una isla de tierra como en la que se sella el pasaporte. La lancha salió a las 4:00 A.M.


Publicado
Modificado
Leído 1218 veces

    Enviar a un amigo

1 2 3 Capítulo 5 7 8 9
 
 


 

Capítulos de este diario