Las Vegas (Nevada)

Escribe: MARANESTLE
Este año nuestras vacaciones serán 10 días en Las Vegas, una ciudad que no podremos creer que estemos en ella hasta que no estemos paseándola. Siempre nos ha hecho muchísima ilusión este destino, esperamos disfrutarlo y que se cubran nuestras expectativas.

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1 3 4 5 6 7 ... 11

10 Días en Las Vegas. (Llegada, Lunes, 08 de Agosto de 2011)

Las Vegas, Estados Unidos — lunes, 8 de agosto de 2011

Son las 5,00 de la mañana en España y nosotros acabamos de aterrizar en Las Vegas. En el aeropuerto ya se escuchan las primeras máquinas tragaperras que nos reciben con su música característica, hay gente jugando.

Las maletas no llegan, hemos embarcado muy justos en Dallas, el control de inmigración ha sido muy lento y desorganizado, ponemos la oportuna reclamación junto con otros pasajeros y seguimos al conductor de la limusina que nos espera y que nos llevará hasta nuestro Hotel, The Venetian, nuestra aventura en Las Vegas acaba de comenzar. 

Ya nos hemos instalado, estamos agotados, han sido casi 22 horas de viaje para llegar hasta aquí pero nos quedan fuerzas para salir a cenar o a lo que quiera que sea para nuestro estómago a estas horas y echar un primer vistazo al Hotel.

Al llegar a recepción nos ubicaron en una habitación de la 9ª Planta del Palazzo, castigados mirando a los aires acondicionados del Hotel, pero reclamamos y nos buscaron sitio en el Venetian que es lo que habíamos reservado, la verdad es que el cambio ha sido notable, la habitación es espectacular, igual que las vistas, es maravilloso darle desde la cama al mando de las cortinas, desplegarlas, y ver el Strip iluminado de noche, como si fueran miles de llamitas encendidas 

Un primer paseo nos lleva hasta la Plaza de San Marcos, a los canales venecianos, a sus típicas góndolas, al Puente de los Suspiros…., el Hotel es precioso, es inmenso. Desde la recepción hasta la habitación hay que pasar obligatoriamente por el Casino, con ese característico olor a puros que se respira a su paso, todo enmoquetado. Las distancias son grandes, en los techos reproducciones de pinturas de la Capilla Sixtina.

Las mesas de juego están llenas, abundan los chinos, ésos que en nuestro anterior viaje comprobamos que se estaban haciendo los dueños del mundo, ésos, parece que vengan aquí a gastarse el dinero  o a cambiarlo por fichas de colores y tarjetas de juego.

Finalmente, paramos a comernos una hamburguesa americana, el cuerpo nos pide parar y descansar, el sabor de la carne era estupendo y nos atendieron en español que siempre se agradece.Por fin una ducha reparadora y a descansar mientras nuestras retinas divisan esas luces de neón a miles desde la cama.


Publicado
Modificado
Leído 2793 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1 3 4 5 6 7 ... 11
 
 


Capítulos de este diario