Un resumen de la historia del mundo

Escribe: Franzz
Julio del 2007 Cuando el mundo nació esta región fue un mar plagado de animales y plantas marinas, miles de años después los dinosaurios reinaron la región, ya cuando el hombre apareció en...

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

Un resumen de la historia del mundo

La Paz, Bolivia — martes, 25 de diciembre de 2007

Julio del 2007

Cuando el mundo nació esta región fue un mar plagado de animales y plantas marinas, miles de años después los dinosaurios reinaron la región, ya cuando el hombre apareció en la tierra habitó el lugar, siglos después cuando las culturas andinas emergieron Toro Toro fue poblado por aymaras, y después por quechuas, que a su vez fueron conquistados por los españoles, restos de todo este recorrido histórico y si le añadimos el esmero de la naturaleza hacen de Toro Toro un museo natural que creo que es único en el mundo. En un área relativamente pequeña podemos encontrar restos arqueológicos y paleontológicos además de la espeleología.

Ni siquiera mi espíritu viajero, puede hacer que partir a las 6 de la mañana deje de ser agobiante, y es que los buses que van para Toro Toro sólo salen de madrugada. Por 20 bs. (Poco menos de 3 dólares) 5 horas de viaje, 135 Km. por una carretera complicada pero estable en tiempo seco (no recomiendo viajar en época de lluvias) nos transportan de Cochabamba a Toro Toro una pueblo y Parque Nacional que se encuentra al norte del departamento de Potosí.

Ya el viaje es fabuloso los paisajes son magníficos, atravesar cerro tras cerro subirlos y bajarlos, atravesar el río Caine (una monstruosidad en época de lluvias). La llegada es igual desde el último cerro que el bus va bajando se puede ver un valle con un pueblito pintoresco, ubicado a 2750 m.s.n.m., con techos de teja roja y mucha vegetación, y de fondo más cerros. El pueblo es el típico poblado de los valles quechuas; casas de adobe, techos de teja, callejuelas angostas, y poca gente en las calles, buscamos un hotel, en Toro Toro se pueden encontrar distintas ofertas, encontramos una hostal muy económica y salimos a recorrer las maravillas del Parque Nacional Toro Toro.

Como ya mencioné en algún momento Toro Toro estaba sumergida bajo el mar y eso se puede apreciar a simple vista ya que los cerros que circundan el poblado tienen las marcas que dejaron las olas hace millones de años. Nos dirigimos a la oficina de turismo de la Alcaldía, allí, con 10 bolivianos, compramos un boleto que nos permitía ingresar a todos los sitios. Como ya era pasado el medio día nos conformamos con conocer el pueblo terminando en la "Pachamama wasi", una casa construida y revestida completamente en piedra y con muestras fósiles, además la misma es un café muy interesante. Al día siguiente partimos a nuestro primer destino, El Cementerio de Tortugas una hora de caminata nos llevo hasta un complejo en el que se encuentran restos de tortugas marinas gigantes y prehistóricas, por alguna razón toda la zona presenta una coloración rojísima.

Regresamos al pueblo y nos dirigimos a la entrada al pueblo, diez minutos sobre la carretera y se pueden encontrar huellas de dinosaurios estampadas en la roca, además que uno puede encontrar restos fósiles por todas partes. Seguimos el camino y nos dirigimos al Cañón de Toro Toro una espectacular formación rocosa que bordea el río del mismo nombre, son kilómetros de cañadón que uno puede recorrer caminando desde adentro, sin darnos cuenta se nos hizo de noche, calculamos el viaje de regreso y fueron 2 horas de caminata por el cañón, afortunadamente la luna llena y miles de estrellas iluminaban nuestro camino.

Después a dormir pese a que en el pueblo había una fiesta del Señor de Santiago el cansancio pudo más. Al día siguiente nos esperaba Umajalanta, una caverna de las más espectaculares que hay en el mundo, no se puede ir sin guía, diez kilómetros de caminata separan Toro Toro de las cavernas. Necesariamente uno debe ir preparado por lo menos con zapatos adecuados y ropa ligera, ya que el acceso es complicado, no es aconsejable la visita para personas mayores y niños ya que ciertas partes del recorrido son extremadamente difíciles, también es indispensable llevar una linterna.

Pero el paseo por la caverna vale la pena, miles de estalactitas y estalagmitas que se fueron formando por los sedimentos del agua a lo largo de miles de años, estas crecen a razón de 1,5 centímetros en 20 años hay varias formaciones distintas, incluso hay estalactitas negras, que según los expertos son muy raras y que no hay muchas en el mundo. El recorrido incluye trepar, arrastrarse, atravesar partes amarrado a una cuerda, pasar por charcos de agua, arena finísima, piedra mojada y piedras filas hasta llegar a una laguna subterránea en la que habitan unos rarísimos peces ciegos.

El retorno se hace complicado ya que el esfuerzo del ingreso hace pesada la salida; y aún faltan los 10 km. de caminata de regreso al pueblo. Hay que aclarar que el recorrido hasta el ingreso se lo puede hacer en autos.

Como regresamos de tarde no nos quedó otra que descansar para luego salir a tomarnos un cafecito en el Pachamama Wasi y luego disfrutar la fiesta del pueblom, allí destacan los "Julas" (habitantes de la región que interpretan las "julas" instrumentos de viento parecidos a las zampoñas). Al día siguiente el regreso, esta vez volvimos en un 4x4 que te cobra 40 Bs. (unos 5 dólares) pero que te lleva en 3 horas y media de regreso a Cochabamba. Nos quedamos con cosas sin ver como El Vergel, una serie de cascadas naturales al final del Cañón entre otras cosas, en otra será...


Publicado
Modificado
Leído 13086 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


 

Capítulos de este diario

  • 1

    Un resumen de la historia del mundo

    La Paz, Bolivia | 25 de diciembre de 2007