Cuba

Escribe: anabelengiron
Aquí estoy escribiéndo tal y como prometí a todos aquellos que me ayudasteis con vuestros consejos a preparar este viaje. No sé muy bien por donde empezar y ante todo, quiero que quede bien claro que es mi opinión personal. Yo soy absolutamente sincera pero claro, siempre de acuerdo a lo que nosotros hemos vivido en Cuba. Imagino que otra persona con otra mentalidad u otra filosofía de vida, puede haber tenido una experiencia diferente.

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

Cuba

La Habana, Cuba — lunes, 15 de septiembre de 2008

Primeramente señalar que este viaje transcurrió entre las fechas del 15 al 28 de Septiembre de 2008.  El cambio de Euros a CUC está aproximadamente a 1,28 CUC por cada euro.

Tened muy en cuenta que SIEMPRE has de cambiar en Bancos o en casas de cambio (CADECAS). No se os ocurra cambiar nunca en la calle, los que os lo ofrezcan tened por seguro que lo que quieren es timaros, y por lo que sé, son unos artistas en el tema. No os dejeis engañar.

En Cuba hay dos monedas: Pesos Convertibles (casi todo se paga en esta moneda) y Pesos Cubanos (es la moneda del país, la que manejan los cubanos). El Peso cubano es la moneda oficial de Cuba, la que manejan los cubanos, la moneda en la que cobran sus salarios.

La equivalencia con respecto al peso convertibles está: 1 CUC = 24 Pesos Cubanos. Con esta moneda, solo puedes comprar en los mercados agropecuarios (tienen frutas, verduras, algo de carne y poco más). También puedes pagar los granizados y perritos que venden en los carritos ambulantes. Trozos de pizza, algún bocadillo, zumos y helados en los establecimientos más humildes para el cubano (el resto de hostelería se paga en CUC).

Nosotros lo que hicimos fue cambiar 5 CUC en pesos cubanos en una CADECA. Recomiendo no cambiar mucho más porque con ello se pueden comprar muy pocas cosas y como son muy baratas, tendrás más que suficiente. Además, si se te acaban siempre puedes cambiar más. 

Para que os hagáis una idea, los granizados de los puestos ambulantes valen a 2 pesos cubanos, los helados en establecimientos cubanos de la calle Obispo a 1 peso cubano, los trozos de pizza y tentempiés similares rondan los 4 pesos cubanos. Es muy barato, pero realmente son muy pocas cosas las que podréis pagar con esta moneda.

Cuando paguéis con CUC, tened mucho cuidado al coger las vueltas. En algunos sitios nos intentaron engañar metiéndonos entremezclado algún peso cubano y claro, te están dando 24 veces menos. No tendréis ningún problema para diferenciarlos porque en los convertibles te pone claramente "PESO CONVERTIBLE". Otra pista es que billetes de los pesos convertibles son multicolores y los billetes de pesos cubanos son de un solo color. 


La primera semana estuvimos en La Habana. Tuvimos que cambiar los planes que habíamos hecho ya que con los dos huracanes que hubo antes de ir nosotros, hubo zonas que quedaron bastante devastadas. 

Íbamos a haber cogido un coche de alquiler para visitar la zona norte de la isla: Las Terrazas, Soroa, Pinar del Río y Viñales pero como estaban muy devastadas, nos recomendaron que lo dejáramos para otra ocasión. Así que, nos quedamos toda la semana en La Habana.

En La Habana fuimos a visitar los lugares mas típicos que todos nos recomendaban: La plaza de Armas, la plaza vieja, la plaza mayor, el capitolio, el museo del ron, La Fabrica de Tabacos Partagas, el Capitolio, La plaza de la revolución, el Malecón, La ceremonia del cañonazo, La bodeguita del medio, Bar-restaurante El patio, El Floridita, cenar en el Aljibe (está en Miramar) y tomar un helado en Copelia (Vedado)..... incluso fuimos a pasar un día a las playas del este.

Las playas del Este están muy bien y son muy bonitas. La arena es fina y blanca y el agua calentito y de color turquesa. Un paisaje muy bonito pero hay que tener mucho mucho cuidado con tus pertenencias porque se dan mucho los robos de las bolsas. Nosotros cuando nos íbamos a bañar, nos la llevábamos cerca de la orilla y no la perdíamos de vista ni un momento. Daros mucha protección solar, el sol quema una pasada aunque te pongas a la sombra de una palmera. 

La Habana está dividida en zonas. Para visitar La Habana Vieja lo mejor es a pie y callejear entre sus casas y sus gentes. Yo os lo recomiendo. Nosotros somos muy andarines y también nos recorrimos gran parte de Centro Habana a pié, parando donde nos parecía, comiendo donde queríamos y mezclándonos entre la gente.

El Malecón nos le recorrimos a pie desde Vedado hasta La Habana Vieja que es donde nosotros teníamos el Hotel. Fue una camita bastante larga pero mereció la pena.

Nuestro hotel se llamaba Hotel Mercure Sevilla y estaba como acabo de comentar en La Habana Vieja. Solo cogimos alojamiento y desayuno para pasar el resto de día por la ciudad. El hotel estaba muy bien y los desayunos eran tipo buffet también bastante buenos.

Si vais a pasar unos días en La Habana, os recomiendo que cojáis un hotel en la zona de La Habana Vieja o Centro Habana. No lo cojáis más lejos porque la mayoría de las cosas de ver están en la Habana Vieja y Centro y si no, perderéis demasiado tiempo y dinero en desplazaros.  

A continuación pasamos otra semana en Varadero. Por lo que me comentaron los cayos son muy parecidos en cuanto a las playas y los hoteles. Nosotros nos decantamos por Varadero porque así no nos quedábamos aislados en una isla y podíamos alquilar un coche algún día para ver algunos lugares más.

Las playas de Varadero son bonitas. La arena es fina y blanca y el agua tiene un color verde turquesa precioso. Además la temperatura del agua es genial, calentita que da gusto. Tened cuidado con el hotel que cogéis. En cuanto a las instalaciones, todos están mas o menos bien (instalaciones bonitas, piscina, sombrillas y tumbonas en la playa...), la diferencia radica en la comida y la bebida.

Nosotros estuvimos en el Hotel Arenas Doradas de 4 estrellas. Las instalaciones como digo muy bien pero la comida y bebida dejaban bastante que desear.

Desde Varadero, alquilamos un coche y nos fuimos a ver Santa Clara y Trinidad. Durante todo el trayecto de ida y vuelta fuimos recogiendo a gente que hacía "botella" (autostop) para hacerles el favor de acercarles a sus destinos. Total, a nosotros no nos costaba nada y a ellos con lo mal que está allí el transportes, les hacía un gran favor. Salimos de Varadero y llegamos a Santa Clara al mediodía. Fuimos más que nada para el ver el monumento-mausoleo-museo del Che. Mereció mucho la pena, me alegro de haber ido.

A continuación salimos para Trinidad y pasamos la tarde recorriendo las calles y cenamos en un restaurante. Nos quedamos a dormir en una casa particular (fue una experiencia bonita y la familia encantadora aunque al amanecer se oía todo el ruido de la calle, los gallos, la música de los vecinos..., pero bueno, no estuvo nada mal). Nos levantamos por la mañana y vimos unos cuantos museos, unos paseos por las calles y al mediodía vuelta para Varadero.  

En resumen, puedo contar lo siguiente:


1) Cosas positivas que encontré en Cuba:

  • Las playas de Varadero y playas del este son bonitas.
  • Conocimos a una cubana muy maja (mi vecina nos dio su teléfono pues es amiga suya y quería que la lleváramos un regalito). Me alegro mucho de haber conocido a esta chica. Vive en La Habana y es una bellísima persona. Compartimos con ella paseos y charlas muy amenas e instructivas.
  • Conocimos la figura de Ernesto Guevara (El Che). Hasta ese momento no sabíamos nada sobre él, simplemente, habíamos oído nombrarle. En Cuba, leímos un montón sobre él (en libros y en la guía de viaje que llevábamos), fuimos al museo en Santa Clara....... En resumen nos pareció un persona de admirar en muchos aspectos. Nos encantó conocer su vida, su figura y su persona. Nos impresionó mucho su vida y su historia. Me alegro de haberlo conocido.
  • La visita a muchos lugares resultó ser una experiencia enriquecedora. Por ejemplo La fabrica de Tabacos Partagas que merece la pena visitar o la Ceremonia del Cañonazo entre otras muchas cosas.
  • Recoger a la gente que hacía autostop (botella como ellos lo llaman) fue una de las experiencias que más nos gustó. Nos alegró poder hacerles ese favor a todos y cada uno de los que recogimos. Fue gente maja que no tenía nada que ver con la que encontramos en las ciudades turísticas. Cogimos a dos amigas que iban a trabajar, a una señora que iba hacia su casa, a otra señora con su padre que iba al hospital, a una estudiante que salía de la escuela, a una señora que iba a un pueblo bien lejano a visitar a su marido que estaba en la carcel (no la preguntamos el motivo)...... recogimos hasta a un muchacho vestido de policía que había terminado ya de trabajar. Con todos intercambiamos alguna charla, risas.....  

2) Cosas negativas de Cuba (según nuestro criterio):

  • Lo más fuerte para nosotros, fue ver tantos animales vagabundos como vimos. Los había por todas partes y todos en bastantes malas condiciones (enfermos, cojos, sarnosos, tísicos...). Nosotros que somos grandes amantes de los animales lopasamos realmente mal. Para nosotros supuso un sufrimiento el ver y no poder hacer nada por ellos. (Les dimos de comer varios días a muchos, pero claro, era lo único que podíamos hacer).
  • En las zonas más turísticas que estuvimos (La Habana, Santa Clara  y Trinidad), encontramos muchísimos individuos intentando sacarte el dinero de mil maneras. Unos te intentaban timar cambiándote dinero en la calle, otros para recomendarte lugares para comer o dormir (tener en cuenta que esto SIEMPRE llega aparejada una comisión por lo que a ti te saldrá mucho más caro), otros para venderte tabaco...... Ya sabíamos que estas cosas pasaban en Cuba, pero lo que no sabíamos es que esto nos fuese a suceder continuamente, a cada paso que dábamos. En muchos momentos nos sentimos acosados pues no podíamos sacar el mapa sin que alguien se acercase a "ofrecerte ayuda".  Tened en cuenta que mucha de la gente que os pide que le deis algo, son auténticos vividores. Creo que la gente que realmente está necesitada normalmente no va detrás del turista pidiendo a toda máquina.
  • Las ciudades y pueblos están todos bastante mal conservados. La mayoría de los sitios tienen un aspecto un tanto desolador, da la sensación de que acabarían de salir de una guerra.  


CONCLUSIÓN

Nuestra opinión personal es que para ver animales en tan malas condiciones, ciudades tan penosas y tener que estar todo el día con cuidado de que nadie te engañe o time, mejor elegir otro destino. A nuestro criterio, no merece la pena. 

No nos arrepentimos de haber ido a Cuba y haber conocido otro "rincón" más de este planeta, pero no creo que volvamos a ir dados los malos ratos que nos llevamos.

Espero no haber herido los sentimientos de ningún cubano. En ningún momento ha sido mi intención, por lo tanto perdonarme si lo he hecho. Simplemente he sentido una gran necesidad de ser sincera y contar la experiencia que para nosotros supuso este viaje.


Publicado
Modificado
Leído 1595 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


 

Capítulos de este diario