De vacaciones en el Líbano. Y de paso, Siria y Chipre

Escribe: camarazu44
Decidí hacer un viaje a Beirut porque la empresa para la cual yo trabajaba en Düsseldorf había quebrado. Yo estaba buscando un nuevo trabajo y me informaron que en el Líbano estaban buscando personal. Yo no tenía familia y no estaba atado. El viaje fue totalmente diferente a lo planeado. Compré un billete de ida y vuelta de Zúrich a Beirut, con Middle East Airlines, para pasar dos semanas en ese destino. Al final - agregando Siria y Chipre - se hicieron cuatro semanas.

 

   Enviar a un amigo   

 
1 2 3 4 5 6 7 Capítulo 9

Chipre, entre los griegos y los turcos

Kyrenia, Chipre — miércoles, 21 de julio de 2010


Kyrenia


Lo primero que hice fue quedarme descansando en el más bello sitio de Chipre, la aldea de pescadores de Kyrenia, en el norte de la isla. Un sitio paradisíaco, una quietud sorprendente y la posibilidad de vivir el día a día como lo habremos soñado muchas veces en nuestra vida. Precioso. La rada es pequeña, las casas de colores se agrupan alrededor de la orilla, con cafés, restaurante, edificio de correos, todo en estilo de las islas griegas, y ese toque mediterráneo que nos gusta. La mayoría de las casa eran blancas y con tejas árabes. La tranquilidad era contagiosa. Pero a pesar de ello, alquilé un coche, un Mini Cooper, con el cual recorrí la isla. Retiré todos mis enseres de la pensión en la que estaba y me fui de Kyrenia. A la salida de este tan bello sitio, se encuentra la fuente de Afrodita, donde dicen que si uno bebe allí, mantendrá la juventud. Bueno, yo no quería ser más joven, pero fui a ver la fuente. Una decepción. La fuente era una vertiente de agua, dos latas de Cola y un periódico “adornaban” el agua, con lo que el encanto de poder volver a la juventud quedaba totalmente anulado. Ya vemos que estos refrescos tan internacionales y populares están ocupando sitios en los que no deberían estar. Más afuera de Kyrenia, está el fantástico Castillo de San Hilario. Una magnífica obra en la cima de una montaña y que sirvió a Walt Disney como ispiración para una de sus películas de dibujos animados.
 
Mi recorrido en el coche me iba a llevar por Paphos, Limassol, Lárnaca y Famagusta, regresando a Nicosia. El único obstáculo del viaje eran las diferentes zonas de los griegos y de los turcos. La isla estaba dividida en partes griegas y turcas, con lo que, sin mapa que me lo indicase, estaba sujeto a que me parasen a cada momento. Y así lo han hecho. Por suerte hablo algunas palabras en griego y otras en turco, pero en definitiva son los buenos días, el ¿como está?, el por favor, gracias y hasta luego o adiós. Con eso me he defendido bien y en los controles me han dejado pasar sin problemas, por supuesto en primer lugar por ser extranjero y en el segundo lugar posiblemente porque los saludaba y agradecía y etcétera. De una manera o de otra, conseguí pasar de una parte a la otra en cada momento y el viaje se hizo hasta ameno, siempre en compañía de griegos o de turcos.
 
Paphos
 
Pasé una de las noches en Paphos, la ciudad que fue capital de Chipre en los tiempos de Alejandro el Grande. En esa misma ciudad nació Afrodita, la que le da el nombre a la fuente de Kyrenia con las latas de refresco y el periódico. Hice una corta visita a la tumba de los reyes, al castillo y vi alguno de los importantes mosaicos. Lamentablemente el tiempo no me alcanzó para nadar diez veces alrededor de una cierta roca en el mar, con lo que sería diez años más joven, según la leyenda.
 
Limassol
 
Limassol es la segunda ciudad de Chipre en importancia y uno de los puertos más importantes para el comercio en el Mediterráneo, es una ciudad con renombre y ha sido desarrollada para servir al turismo. Está en el sur de Chipre. Una gran cantidad de museos y sitios arqueológicos se pueden visitar en Limassol. La actual ciudad fue construida entre dos antiguas ciudades, Amathos y Kourion. Durante el imperio bizantino fue conocida como Neápolis. He pasado por esta ciudad un poco más de prisa, porque es más una ciudad moderna y está llena de turistas. Como era la época estival, todo esto estaba un poco lleno. Estoy seguro que lo que hay que ver lo merece, pero yo no estaba dispuesto a quedarme por estas tierras mucho tiempo y continué mi viaje a Famagusta, en el este de la isla.
 
Famagusta
 
La ciudad es una ciudad moderna como otras, hoy en día en territorio turco por autoproclamación. Fuera de la ciudad están las ruinas de Salamina, que he visitado. El distrito de Varosha en Famagusta ha sido el orgullo de la industria turística de Chipre durante muchos años hasta que en 1974, después de la invasión turca y por resolución de la ONU, este distrito prohíbe el asentamiento de cualquier persona que no sean los habitantes originales, los greco-chipriotas. De este modo, toda esta zona de Famagusta ha quedado detenida en el tiempo y se encuentra idéntica y como estaba en agosto de 1974. Los hoteles y empresas, vacíos, se están deteriorando y desmoronando, abandonados.
 
Nicosia
 
Nicosia es la capital de Chipre, la ciudad más grande de la isla, tanto para los griegos como para los turcos. Después de la caída del muro de Berlín, Nicosia es la única ciudad del mundo dividida por un muro, que parte a esta urbe en dos, norte y sur. La parte norte es turca, la parte sur es griega. Merece la pena visitar las antiguas ruinas griegas que se encuentran en y cerca de Nicosia. Aparte, la ciudad tiene una catedral gótica de importancia.
 
Mi vuelo de regreso a Beirut y después a Zúrich me volvió a la realidad del día a día y así termina otro de mis Diarios de Viajes.


Publicado
Modificado
Leído 2696 veces

    Enviar a un amigo

1 2 3 4 5 6 7 Capítulo 9
 
 


 

El idílico puerto de Kyrenia en el norte de la isla (ahora parte turca).

   

Capítulos de este diario