The Real Jamaica

Escribe: FruscianteRamone
Este diario es un resumen del viaje realizado a Puerto Antonio, Portland, Jamaica. El único afán que persigo es que ojalá todos los que saben apreciar la buena vida vayan y conozcan, como les dicen los jamaiquinos, la Jamaica Real. Todo comenzó un lejano día de Agosto de 2007, en Santiago de Chile. Con mi señora sentados en una peluquería...

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

Kingston

Kingston, Jamaica — domingo, 27 de enero de 2008

Todo comenzó un lejano día de Agosto de 2007, en Santiago de Chile. Con mi señora sentados en una peluquería. Tijeretazos iban y venian mientras mirabamos un dvd de uno de los volúmenes del Classic Project (10 segundos de canciones representativas de algo mezcladas en un solo gran tema). De repente aparece por la pantalla una isla con mucha gente bailando y mi señora me mira y me dice "por qué no vamos a Jamaica?"...algunos ahorros teníamos para nuestra casa propia, pero optamos por darnos un más que merecido regalo y vivir una experiencia inimaginable...así que nos pusimos en campaña, juntamos dinero, averiguando, haciendo calzar nuestras vacaciones, etc...sabiamos que el viaje iba ser algo soñado, ir a Jamaica, disfrutar de la musica, la buena onda, mar del caribe, en fin...el lugar soñado para cualquiera..

Nos compramos una guía turística y empezamos a planear nuestra ruta: estaban los lugares más turísticos hasta los más "provinciales"...sumando y restando decidimos realizar la ruta desde Kingston hasta Puerto Antonio por precio e intereses (personalmente no encuentro mucha gracia ir a lugares demasiados fabricados y turísticos y por suerte acertamos 100%)..buscamos por internet y encontramos las cabañas Mikuzi, que eran bastante accequibles a nuestros bolsillos, aunque después de conocerlas nunca pensamos que iban a ser tan perfectas..hicimos todos los contactos vía mail con Miss Valerie, su dueña (allá lo mejor es tratar a todos por Mr. y Miss...de verdad lo aprecian mucho y siempre se ganarán la confianza y respeto de ellos)..la primera idea era recorrer Kingston unos 4 días para pasar la semana restante en Puerto Antonio..

Todo iba bien hasta que empezamos a leer noticias y foros de viajes de Jamaica..y nos topamos que el país era uno de los más peligrosos del mundo, que el racismo era gigante (el tema de la esclavitud que vivieron es algo super fuerte), que la pobreza se veía en todos lados, etc..uno generalmente tiene una visión absolutamente distinta, que hay puro amor y paz, buena onda con el resto, el "one love, one heart" que tan bien marketeado está en el inconciente de la mayoria de la gente...pero decidimos seguir adelante y a lo que viniese..

El viaje iba desde Santiago de Chile hasta Panama, y luego Kingston. estando en Panamá la primera impresión: en la puerta para abordar el viaje a Kingston todos, TODOS eran color y nos miraban en forma extraña-desafiante...además el inglés era muy dificil de comprender (es conocido como Patua, y es inglés deformado)..a mi señora le bajó una angustia que se puso a llorar, muy asustada...pero ya estabamos en viaje, así que nada que hacer..la tranquilice y nos fuimos...luego nos dimos cuenta que los tipos eran los únicos en el aeropuerto que la pasaban fenomenal..que si bien no se conocian todos, pero hablaban unos con otros..fue algo que nunca había visto gente de un mismo país, totalmente desconocida y guebeando con todo...luego con el resto del viaje descubri que a uno lo miran porque para ellos de verdad es raro ver gente de tes clara y uno está acostumbrado a una mirada distinta..

Llegamos a Jamaica y antes de aterrizar a uno se le detiene el corazon: mira el Caribe y es un azul que llega a doler los ojos, de verdad es algo demasiado maravilloso para poder escribir en pocas líneas...tomamos un taxi hacia el hotel y vimos una cara del país que no aparece en ninguna revista de turismo: una pobreza extrema, comparada con las favelas más duras de Brasil o Villas en Argentina..algo realmente fuerte...

Una vez en las cabañas, segunda sorpresa: nos recibe Miss Valerie y, uno acostumbrado en hacer todo rápido y apurado, fui para pagar y documentar lo necesario y me mira y me dice "No Problem" y me invita a descansar a la cabaña, que al otro día arreglabamos todo....yo quedé para adentro y me di cuenta posteriormente, que de verdad para el Jaimicano la frase "No Problem" va más allá del slogan..de verdad para todo en "No Problem"...es una filosofia de vida super potente, de no hacerse problema por nada, de andar relajados, etc...así que descansamos, pedimos una pizzas (allá oscurece tipo 6 y existe una especia de toque de queda, donde mejor no andar por las calles, siendo que en Kingston estabamos en el barrio bueno de la capital)..

Al otro día tomamos un desayuno a la Jamaicana bastante pesado: papas, zapallos, porotos, pescado, una masa como pan, acompañado de un té bastante spicy (TODO es spicy allá)...de ahí nos contactaron con un operador de la empresa JUTA, que tienen un servicio de van acondicionados como taxis que te llevan a todas las partes que quieras (consejo: siempre negociar antes el pago, por lo que recuerdo el pago por día eran 30 dólares). Lo primero que hicimos fue ir a cambiar dolares jamaicanos, nos bajamos de la van y la persona que cuidaba los autos nos empieza a insultar, entiendiedole algo como :"porque vienen a mi país.."..cambiamos el dinero y fuimos al museo de Bob Marley (referencia: 70 Jdolar = 1 usd)..estando ahí de verdad se siente algo extraño...más allá de la mística o algo espiritual, pero uno esta pisando la casa de un músico famoso en todo el mundo por cantarle al amor y la buena onda..me imagino que debe ser como estar en la Graceland, es decir, estar en el lugar donde la persona en cuestión se levantaba y componía sus temas, hablaba con amigos, hacía el amor con su mujer...de verdad es super emocionante el tema, sobre todo después que uno ve fotos y dice "yo pasé por ese árbol" . En la casa hay rastafaris fumando y me llevé una nueva sorpresa: a diferencia de lo que se cree en el resto del mundo en Jamaica no es legal fumar. la policia generalmente no molesta, pero si puede hacer más problemas a los turistas que pillan fumando en forma descarada, para que tengan cuidado..ahora los rastafaris nos dieron una mirada..uff...

Después del primer día quedamos un poco decepcionados y cansados de andar y recibir mala onda, así que decidimos cambiar el itinerario e irnos antes de Puerto Antonio, ya que TODOS nos decían que ahí era el paráiso, The Real Jamaica..que Kingston al ser la capital era más brusca y violenta...hablamos con Miss Valerie y obviamente "No problem"

Al segundo día eso sí fuimos al craft market de Kingston y es realmente impresionante cuando aman a su país..TODO TENIA LA BANDERA DE JAMAICA!! alli, en un puestecito comimos una especie de empanada llamadas Patties que son una verdadera delicia..ya un poco más desenvueltos andabamos, aunque siempre con la compañia del operador (Mr. Rendford, un encanto de persona)..luego fuimos a la Galería Nacional que tiene cosas bastante interesantes, donde se puede palpar la dura tradición de esclavitud de su pueblo, pero a la vez lo orgulloso que están de sus raíces. Si hay algo impactante es una pieza que simula ser uno de los barrios pobres de Kingston, donde las paredes son latas extraídas de los techos de las casas..de ahí fuimos a comprar threads (hilos o lanas), ya que mi señora es fanáticas de los tejidos. Mr. Rendford nos llevó al barrio de telas y ropa barata y ahí nuestra concepción del jamaicano cambió: uno caminaba por una calle pobre y toda la gente nos saludaba y nos daban bendiciones (son extremadamente religiosos y creyentes)..era realmente alucinante, mientras nos gritaban: "yoo men" "bless up bro" "hi man"...de verdad casi toda la gente era muy simpatica..en la tienda me puse a conversar con la niña que atendía y me dice "Puerto Antonio es para ustedes.."


Publicado
Modificado
Leído 4020 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


 

Capítulos de este diario