Montezuma - Isla Tortuga - Mal País y Santa Teresa

Escribe: Kenia_CR
En el pacífico costarricense, propiamente en la Península de Nicoya se encuentran bellas playas, naturaleza e islas que hasta hace poco solo eran conocidas por surfistas intrépidos. Y bueno,,, yo quería conocer, y me fui!

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 2

Isla Tortuga y Ballenas

Islas Tortugas, Costa Rica — sábado, 25 de septiembre de 2010

6:30 de la mañana ya estabamos los primeros despertándonos... hubo algunos a los que tuvimos que sacar de la cama, pero no sé cómo a las 8:15 ya estabamos desayunados y listos. El sol apenas comenzaba a asomarse, había llovido gran parte de la noche, pero comenzó a salir temeroso pero salía!

Con peculiar puntualidad (lo digo porque en mi país por naturaleza no somos muy puntuales) a las 09:00 estaba la buseta o microbus frente a la cabina.

"Deben ser por que llevan gringos,,, que son tan puntuales" dijo alguno.

Y comenzó la travesía de montar todos los "chunches" (una manera a la tica de decir "cualquier cosa"), llevabamos comida, sillas, sombrillas de playa, hielera, etc y  hubieramos tenido más cosas, también las llevamos. Ay Dios y más cosas y cosas.
Lógicamente al llegar a la playa eramos los únicos con varias bolsas, todos los demás, solo llevaban sus camaritas, trajes de baño y pocas cosas más. Pero nosotros orgullosos de nuestros chunches, nos deciamos "Ya nos pedirán algunos nuestras sillitas de sol,,, ya nos suplicarán por sombrilla donde protegerse del sol"

Por fin llegó la lancha, también puntualmente a la hora acordada, y nos montamos a la lancha un grupo de unas 20 personas, entre norteamericanos (gringos), costarricenses (ticos), nicaraguenses, y demás. Y la lancha arrancó a toda velocidad, en realidad nunca había andado en una lancha tan rápida y el chico que se sienta en la popa como sin nada, no se agarraba o sujetaba de nada!

A pocos minutos de haber salido, veíamos a nuestra derecha, una de las pocas cataratas o cascadas que tienen su caída al mar. Se llama "El chorro" y se puede acceder a ella caminando desde Montezuma, más o menos una hora y media caminando entre playa y una parte selva. Se ve muy linda aunque no nos acercamos mucho, tan solo para decir Hola.

De camino nos encontramos tortugas, y esperabamos también ver delfines, por que eso nos había asegurado el muchacho que nos atendió en la Monkey Tours. Pero para sorpresa, de un momento a otro la lancha se detuvo... y el chico que conducía nos decía "Fijense bien que al lado derecho hay una ballena..."
Obviamente todos nos levantamos como locos y sacamos las cámaras, no nos lo esperábamos! ver ballenas! sería posible! .... pues sí. No pasaron muchos segundos cuando de repente se escuchó el sonido del aire que expulsaba la ballena y asomaba parte de su cuerpo a la superficie.

Aunque suene lo menos inteligente del mundo solo alcanzabamos a decir "uyyyyyyy uuuuuuuyyy" cada vez que la veíamos salir .... y cuando profundisábamos nuestras palabras decíamos "Ayyyyy que linda" 

En verdad es un espectáculo que te deja sin palabras, apesar de que no mostraba su cola o saltaba, que quizás sea lo que usualmente se busca con la fotografía,,,, ver ese animal tan grande e imponente, salir una y otra vez tan cerquita tuyo en verdad te emociona.

Yo tomaba video mientras la ballena salia con su cachalote, completamente contenta, pero bueno... como el viaje no era ver ballenas, una vez que pareció esconderse la ballenita, continuamos con el viaje.. pero como bienvenida a la isla la ballena (no sé si será la misma) continuó apareciendo por nuestra ruta a la Isla. De Montezuma a la Isla hay más de una hora de viaje en lancha a toda velocidad...

No les he contado que de la emoción no me había dado cuenta que realmente no había filmado a la ballena ni un solo segundo. Probablemente entre las ansias de ver la ballena tan cerca y lo poco ágil que soy aún para las cámaras que realmente no filmé nada.. podrán imaginarse la cara de tristeza que me tenía, no podía creer que había tenido tan cerca a la ballena y no tomé ni una foto ni guardé el video. Pero luego les contaré como acabó el asunto de las fotos y videos...

Casi llegando a la isla, hay diferentes formaciones rocosas e isletas, una de ellas es El ArcoIris, muy linda y tiene forma de cueva, vale la pena verla y tomarse unas fotitos con la cueva de fondo.

Llegamos a la Isla, y desde que vamos llegando se notan sus arenas blancas, muy blancas, muy lindas y el agua de un color verdusco claro.. en algunas partes bastante cristalino. Otra cosa muy linda de la isla es la calma de sus aguas, no hay mucho oleaje es prácticamente como una piscina.

Inmediatamente nos avisa el guía, que podemos ir a hacer snorkeling a unas isletas alrededor de la isla. Todos decidimos hacer es snorkeling, y uno de los chicos se baja para preparar el almuerzo al medio día.

El día estaba súper soleado y el agua bastante clarita, comenzamos poniéndonos los equipos. Ninguno de nosotros había hecho snorkeling antes... es más, algunos de nosotros no saben nadar. Pero increiblemente estaban animados a snorkeliar...
Nos pusimos las patitas de pescado, digo las aletas para hacer snorkeling, los anteojos, y el tubo de respiración.... nos costó mucho adaptarnos, es la necesidad de respirar por la nariz la que nos mataba, pero bueno... nos tiramos al agua! Teníamos una hora destinada para snorkeliar...

Apenas nos sumergimos comenzamos a ver pececitos por todas partes, de diferentes colores, habíamos visto uno muy colorido y extraño y a veces lo buscabamos y él se dejaba encontrar. Como llevabamos chalecos salvavidas los que no saben nadar no tenían mucho miedo y se dedicaron a disfrutar.

Hay rocas por donde precisamente estaban la mayoría de peces más coloridos, asi que muchos nos acercabamos, algunos sufrieron las consecuencias por no poder frenar a tiempo antes de pufffffffffffffffffffffffff golpear contra la roca,,, pero no pasaba a más.

La hora se nos fue súper rápida, y no queríamos irnos... pero ni modo, hay que irse porque ya es hora.

Al regresar ya nos tenían el almuerzo hecho, el cocinero no nos hizo la comida más rica del mundo pero tampoco estaba tan mal,  y había mucha fruta y refresco para saciar la sed y el calor. Ahora sí comenzamos a disfrutar de la playa, a nadar un poco o chapusear... tomar fotos por aquí, fotos por allá...... fuimos a ver por donde estaba la entrada al parque nacional... 5$ la entrada, y 5$ por un guía que nos llevaría en el treking por la isla... decidimos no hacerlo, más que todo porque queríamos disfrutar de la playa, pero si tuvieramos tiempo otro día lo haría, me comentaban que el tramo tiene diferentes miradores donde se tienen vistas muy lindas desde la Isla, además, hay un pequeño canopy.

En la isla hay un chancho de monte o cochino salvaje, no sé como le dirán en otros países.
Una lapa y ya propiamente en le parque hay otros animales, pero la lapa y el chancho son como las mascotas.

Nosotros ibamos en el tour con lancha, que es lo más barato, pero hay otro tour que parte desde Puntarenas y que viene en una embarcación llamadas Catamarán, con piscinas pequeñas adentro, y grupos folklóricos...
Como estabamos sentados a la par de ese grupo, entonces pudimos disfrutar de la música en la playa.

En la playa se puede hacer kayak, en parejas o individual, media hora o una hora, andar en banana, alquilar un colchón inflable para flotar, equipo de snorkeling, etc. Hay una tienda de souvenirs.

Cerca de las 2 de la tarde, nos avisaron que podíamos ir a hacer de nuevo snorkeling pero esta vez en la isleta más grande. Yo decidí no ir para poder hacer kayak, que hace un tiempo había intentado hacer pero se me dio vuelta el kayak, me arrasatró la corriente y me tuvieron que ir a medio rescatar,,,, pero eso es otra historia, Entonces quería volver a intentarlo sí o sí.

Solo alquilamos el kayak por media hora, y nos alistamos para esperar a que los chicos regresaran del snorkeling.  A los pocos minutos uno de los chicos de la lancha nos avisó que fuera a ver cómo desde la playa donde estabamos podíamos ver a lo lejos una ballena.
Aunque no estaba tan cerca, se veía muy lindo todo, era hermoso estar ahi sentados viendo la ballena como salía una y otra vez. Y que por cierto estaba muy cerca de la isleta donde al otro lado estaban haciendo snorkeling. Aproveché para comentarle a los chicos mi grave error con la cámara!!!

Al rato regresaron el resto de mis amigos y toda la embarcación, tan solo para montarnos e irnos de inmediato. Me sorprendió que me di cuenta que mi amiga Yorleny había sido "picada", no sé como decirlo, por lo que se conoce "aguas malas", no sé si estaré en lo correcto pero son como los tentáculos de una medusa. Entonces la pobre estaba completamente irritada en sus piernas. Otro de los turistas que iba con nosotros y que tenía experiencia haciendo snorkeling nos comentó que ella tenía dos opciones: la primera era que con su propia orina se mojara las piernas y la segunda era esperar hasta llegar a Montezuma y comprar vinagre y que con esto se alivia todo!
Ella prefirió esperarse a comprar el vinagre, jeje al menos eso nos dijo! pobrecita!

El conductor de la lancha tomó rumbo hacia donde minutos antes habíamos visto la ballena, y nuevamente me avisó que esta vez me preparara para poder tomar el video que quería.

Y no fue cuento.... nos detuvimos en el área y no tardó casi nada cuando nuevamente salió la ballena con su cachalote. Pero esta vez si estaba preparada, lista! que dicha!!!!!!!!!!! había podido tomar el video que quería y disfrutar nuevamente de ella.

Hecho mi tarea de tomar el video, emprendimos el viaje de regreso, y si la venida a la isla fue rápida, la ida lo fue más. El conductor le dió la velocidad que pudo y nos teniamos que agarrar fuerte. Fue muy divertido, la verdad no cambio viajar en la lancha por nada.

Al llegar rápidamente compramos el vinagre, y nos llevaron directo a la cabina. Allí mi amiga Yorleny se roció de vinagre la piernas y en verdad desde ese momento se le bajó el dolor muchísimo.

Ya más tranquilos de nuevo... volvimos a disfrutar de la piscina y la tranquilidad de la cabinas.

Para el día siguiente irnos nuevamente bien temprano para Santa Teresa y Mal País... aunque no sabíamos cómo irnos aún, porque para variar uno de los carros comenzó a tener problemas y nos habían dicho que la calle de Montezuma a Mal País estaba pésima y es de lastre (calle de piedra y tierra)...

Pero eso sería problema para resolver mañana, por lo pronto a disfrutar!



Publicado
Modificado
Leído 2792 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 2
 
 


 

Nos habían asegurado que en el camino a la Isla Tortuga veríamos tortugas y delfines.... al fina vimos tortugas pero lo...

   

Capítulos de este diario