Pasando de Honduras a Guatemala. Isla de Flores

Escribe: Trotador55
Guatemala es el pais que mas cultura tiene de los mayas, creo que sera un pais interesante de viajar ya que ademas de la cultura tiene muchos otros hermosos lugares, De su gente dicen que son amables y sencillos y eso tambien me atrae mucho.

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1 3 4 5 6 7 ... 14

Isla de Flores. Guatemala

Isla de Flores, Guatemala — viernes, 21 de diciembre de 2012

Hoy a las 10 he salido de Copan Honduras con destino Flores en Guatemala.
Voy a viajar con una mujer que se llama Rita es de Bélgica y hemos estado un par de días aquí en el hostel de Copan.
Hemos ido a la terminal andando y a las 10.30 hemos salido en un minibús pequeño hacia la frontera de las Champas.
El viaje cuesta 20 Lempiras y solo dura unos 20  minutos, si ya había comentado que para llegar hasta Copan habían conseguido meter en una furgoneta a 25 personas, en esta ha conseguido superarlo, era más pequeña de tamaño y ha conseguido meter a 26, urraaaaaaa!!!
El paso por las dos fronteras, la salida de Honduras sin ningún problema, y 50 metros más adelante la entrada a Guatemala también sin problemas, me dieron otros 90 días aunque sé que no me valen para nada porque al salir por tierra solo contaran desde la entrada por Nicaragua, y en la realidad es que ya solo me quedan unos 15 días antes de que se me termine el permiso de estar por Guatemala, Tendré que salir antes que se terminen a Belice o a México para conseguir otros 90 días pero que sean reales.
Pague los 10 Quetzales que te piden por la entrada y ya estábamos en Guatemala, desde allí mismo un autobús nos llevó hasta la ciudad de Chiquimula que está a más de una hora de viaje, el precio aunque nos pidieron 25 quetzales ya sabíamos que solo cuesta 16, por lo que nos lo bajaron.
Hoy sería un día largo ya que hasta llegar a destino hay muchos kilómetros. Llegamos a Chiquimula y allí nos dijeron que el autobús que va directo hasta Flores sale a las 3 de la tarde, y el costo es de 100 Quetzales.
Cambiamos más dinero en un banco ya que en la frontera solo había cambiado 20  dólares y nos fuimos a hacer unas compras por el mercado.
En la frontera nos cambiaron a 1 dólar 7.5 quetzales, en el primer banco a 7.7, y en el segundo a 7.72 o sea que más o menos ese es el cambio que se consigue por un dólar.
A las 3 en punto salimos, me dijeron que llegaríamos a las 9.30 pm, el autobús no era de esos buenos, era de los grandes pero estaba bastante destartalado, los respaldos de los asientos no funcionaban y la puerta de entrada no cerraba, solo la mitad, espero que esta vez no se estropee y nos deje tirados en la carretera.
Llegamos a las 10.30 una hora más atrasado pero como ya teníamos idea de dónde ir a dormir no había problema, con un taxi nos fuimos hasta la isla de Flores y directamente al hostal (Los Amigos) que ya nos habían hablado de él y el precio sería de 30 quetzales en habitación de dormitorio.
Nada más llegar ya nos llevamos la sorpresa, el precio había subido de 30 a 55, este es uno de los casos típicos, que en cuanto les ponen en la guía de Lonely Planet ya se encuentran con el derecho de subir los precios porque saben que les llegaran viajeros como ovejas, ya que la mayoría usa esa guía.
Bueno, solo por principios ya no nos quedaremos en este hostal, Rita se quedó cuidando el equipaje y yo me fui en busca de otro lugar, solo a una cuadra encontré otro que se le veía bastante mal, como estábamos cansados de tantas horas cualquier cama estaría bien, ya mañana buscaríamos otro lugar.
Este hostal se llama El Regalito, y nos ha dejado la cama a 30 cada uno.
A la mañana siguiente nos levantamos pronto y nos fuimos a buscar otro lugar donde quedarnos, encontré un hotel donde después de una buena negociación nos bajaron el precio de 250 la noche a 100 quetzales por una habitación doble con tele, baño privado, wifi, dos camas con buenos colchones y encima nos dejan usar la cocina para hacernos la comida, directamente hemos reservado para estar aquí hasta el día 22, la única condición fue que le pagáramos todo por adelantado.
Este hotel no está en la isla de Flores, sino al otro lado del puente que se llama Santa Helena.
Por los dos siguientes días hemos estado buscando información de que eventos habrá en el lugar arqueológico Tical con referencia a la gran fecha Maya del día 20 y 21.
En cada institución que preguntábamos nos decían distintas cosas, incluso todavía no sabíamos de si esa noche la del 20 y amanecer del 21 estaría abierta al público en general o solo sería una fiesta privada ya que alguien nos había comentado que el presidente de la nación llegaría para estar esa noche allí y no dejarían entrar a nadie.
Hemos tenido una reunión con el encargado en Gobernación y al final nos ha aclarado ya las cosas, la noche del 20-21 a partir de las 6 de la tarde y hasta las 8 am del 21, todos los eventos que allí adentro se van a hacer serán a puertas cerradas, solo estarán el presidente de la nación, todos los gobernantes y las cámaras de televisión para retransmitir en directo los eventos al mundo.
Bueno, aunque no me parece lógico que hagan eso ya que se supone vendrán muchísimos turistas para esa fecha tan señalada y la mayoría querrán pasar allí adentro la noche del 20 y ver amanecer el 21, y ahora se encontraran con que eso no se puede hacer.
Hoy hemos ido a visitar las cuevas de Actun Kan, están a una media hora andando de Santa Helena, ya me habían dicho que es mejor ir en Tuc Tuc ya que hay que pasar por un descampado y donde alguna vez han atracado a algún turista, después de nosotros haberlo hecho andando, sí que puedo decir que si alguien es un poco aprensivo mejor que lo haga en taxi o Tuc Tuc que esos solo te cobran unos 10 quetzales aunque el precio real es de 5 por persona.
La entrada a la cueva es de 15 para los nacionales y 25 para los extranjeros. Cuando fuimos a entrar nos dijo la mujer que el guía no estaba ya que se había tenido que ir al pueblo, y que tendríamos que entrar con linternas ya que allí no hay luz.
Como Rita tenía dos linternas allí que nos metimos; Estas cuevas tienen quilómetros y muchos ramales, se dice que algunos de ellos llegan hasta Cobán y otros hasta México, pero la parte que se puede visitar es muy corta, como mucho una media hora y después regresar.
Al poco de entrar Rita no quería seguir, allí no se veía nada, la señalización es mala, y las linternas no alumbraban mucho, la anime a andar y ver un poco más pero ella no se encontraba a gusto, nos adentramos en creo dos cavernas más y como seguía nerviosa nos regresamos.
Particularmente a mí no me ha gustado nada esta cueva, quizás cuando estén con iluminación que dicen la pondrán pronto, con buena señalización, y sobre todo con un guía estarán bien para visitar, pero ahora mismo creo que no merecen la pena.
Cuando salimos conseguí un Tuc Tuc que por 10 Quetzales nos llevaría a los dos hasta la isla de Flores para desde allí cruzar a San Miguel, el viaje para cruzar en barca cuesta 5 Quetzales, o mejor dicho eso es lo que nos cobran a los turistas, el precio real es de 2 quetzales. Hemos estado andando por allí y después hemos subido hasta el mirador que es otro de los lugares sagrados de los Mayas, desde allí tienes una estupenda vista de todos los alrededores.
Este lugar fue el último bastión donde  se refugiaron los mayas y  aquí fueron vencidos por D. Martin de Urzúa.
He estado hablando con un hombre Maya que estaba por allí y al final lo mismo tengo la posibilidad de ir con un grupo de ellos hasta otro lugar arqueológico llamado El Mirador, allí está la pirámide más grande del mundo, el viaje sería de unos 5 días mínimo andando y llevando todo en caballos, me perdería las celebraciones de aquí en Tical, pero creo que sí puedo ir con ellos sería bueno, allí solo han llegado unos 3.000 visitantes desde que se descubrió.
Hoy domingo hemos ido a visitar los pueblos de San José y San Andrés al otro lado del lago; Para llegar allí se puede ir con autobús público, el viaje hasta San José cuesta solo 9 Quetzales.
Estuvimos paseando por el pueblo que es pequeño pero muy bien cuidado y con un buen malecón y jardines al lado del mismo lago.
Aquí es un buen lugar para quedarse a pasar unos días, hay varios hoteles y todos bastante más baratos que en donde estamos nosotros o en la isla de Flores, además las playas de este lado se ven mucho mejor y más limpias.
Después bajamos a comer a uno de los restaurantes que hay al lado de la playa y mientras  hacían la comida aproveché para darme un buen baño allí mismo. Hay una leyenda que dice que el que se baña en este lago vuelve alguna otra vez a él.
Este lago se llama Petén Itzá y es el segundo más grande de Guatemala, tiene 48 km de largo y unos 10 de ancho, en sus alrededores hay varios pueblos y poblaciones pequeñas, esta de San José es una de ellas y el más bonito de todos.
Después de comer y cuando ya íbamos a salir andando hasta el otro pueblo llamado San Andrés que está cerca, uno de los hombres que allí estaban también comiendo me pregunto de que parte de España era; Resulta que este hombre era el Diputado de la provincia de Petén y allí estuvimos hablando un poco de distintos temas.
Una cosa que me llamo la atención cuando estábamos comiendo, es que una chavalita joven que no tendría más de 16 años, estaba con su bebe de unos meses pidiendo ayuda ya que le tenía malito y no tenía dinero para comprar las medicinas que le habían recetado.
A esta misma niña ya la había dado algo de dinero esta mañana cuando estaba desayunando en el hotel y me extraño verla aquí, cuando la pregunte que por que había venido hasta este pueblo ella me dijo que el alcalde la había dicho que se acercase hasta aquí que él la ayudaría, pero cuando ha llegado no había nadie, y la razón de estar en este restaurante era porque la habían dicho que aquí se encontraba el diputado de todo el estado y quizás el alcalde, pero cuando se acercó a pedirles ayuda no solo no la dieron ni una moneda ninguno de los 6 que allí estaban comiéndose unas buenas mariscadas, tampoco la hicieron ni caso. (A ella la entregué parte del dinero que vosotros  estáis mandando)
El camino hasta San Andrés esta entretenido ya que lo haces por la carretera bordeando al lago, no se tarda más de una hora a paso lento y vas encontrándote con gente pescando, o bañándose en muchos de los re cobijos que allí hay.
El pueblo San Andrés ya es más grande pero no tiene nada que ver con el otro, este es ya un pueblo normal y sin nada que llame la atención, lo que si hay son terribles cuestas ya que todo está en la ladera del lago y sus calles son muy empinadas.
Bueno ya hemos visitado lo más importante que por aquí y en los alrededores hay, todavía nos queda dos días para que llegue el día 21 y visitar el parque nacional y (sagrado para los mayas)
En cuestión de ruinas mayas hay muchísimas por aquí y en los alrededores pero solo quiero visitar la más importante Tical, también hay un zoológico en una de las islas cercanas pero no lo visitare, prefiero mañana acercarme a la frontera de Belice y conseguir mi nuevo sello para poder estar otros 90 días más por Guatemala.
Veo que este capítulo se va a hacer muy largo, por lo que quizás lo divida en dos partes, una solo para lo que es Tical, el mito que tanto ha circulado por el mundo sobre que el día 21 se terminaría el mundo, y un poco sobre la historia Maya.
Hoy me he levantado pronto y he ido hasta el último pueblo del Este hacia la frontera con Belice.
Se llama Melchor de Mencos y está a casi dos horas de donde estoy, el viaje cuesta 30 quetzales solo ida.
Los de la frontera de Guatemala muy amable y atentos no me pusieron ninguna pega, les dije que solo cruzaría a comer allí y me volvería esta noche, me pusieron el sello de salida y no tuve que pagarles nada por salir del país.
A cien metros esta la frontera de Belice, cuando entre al edificio lo primero que ves es todo en inglés y anuncios de que puedes y que no puedes hacer, incluyendo normativas de la cantidad de dinero que metes y los cambios oficiales. Un dólar americano igual a dos de Belice. Lo mismo que me ofrecían los cambistas que por allí hay.
Después de presentar mi pasaporte a los policías de emigración empezaron las preguntas y a rellenar la hoja de emigraciones, no podía el guardia entender porque solo quería entrar a Belice, comer allí, pisar tierra de Belice, y volverme a Guatemala, así que después de joderme un poco dijo que no me ponía el sello, me mando a una de sus oficinas que allí tienen y me atendió otro de más alto rango.
Después de volver a explicar todo otra vez al final y con cara de pocos amigos me dio un día de permiso, creo que más que nada por perderme de vista ya que yo le hablaba en español y eso no le gustaba, nada más hacia que decirme que se lo dijese en Ingles y yo seguía en español.
Después de pasar por el control del pasaporte, a 10 metros tienes otro de pagar, yo me hice el tonto y me fui directamente a donde estaba otro guardia revisando los equipajes, como solo estábamos 3 personas, miro a la mochila abierta y me mando pasar, ya estaba en territorio Beliciano urraaaaaaa!!!
Normalmente en casi todas las fronteras que voy pasando por estos países, cuando sales de emigraciones hay o un pueblo allí mismo, o un gran mercado donde la gente intenta venderte de todo, o con mucha gente para cambiarte dinero, pero aquí es distinto, según salí había solo un puesto donde podías comer algo, una caseta donde estaban los taxistas y otra con gente para cambiarte dinero.
No hay ni un autobús que te lleve hasta el pueblo más cercano, solo puedes ir en taxis o andando, el pueblo más cercano se llama Bequeque y está a unos 5 km de distancia.
Yo ni había cambiado un solo dólar, ni tampoco tenía intención de hacerlo a no ser que fuese obligado, por lo que me daría un paseo hasta el pueblo, lo visitaría y me volvería.
Desde el puesto fronterizo hasta el pueblo no hay absolutamente nada, es un gran descampado y la carretera, a mitad de camino una nube vino para remojarme como a un pollo caído en una piscina pero la temperatura seguía siendo buena.
Cuando subí la última loma y vi el pueblo pensé que eso era una broma, allí no había lo que entiendo por un pueblo, eran casas desperdigadas por un área muy amplia.
Me dieron ganas de darme la vuelta y volverme a Guatemala, pero ya era cuestión de cabezonería, visitaría ese maldito pueblo aunque andase 10 km más.
Parecía un pueblo fantasma, no me encontré más de 15 personas por las distintas calles, y con otra particularidad, quitando uno de ellos todos los demás ni siquiera te miraban a la cara y se volvían para ni saludarte, todo lo contrario de los que estoy conociendo en Guatemala que es gente muy simpática y siempre te saludan.
Después de un par de horas por allí sacando fotos a las calles o a las casas que por alguna razón me han recordado mucho al estilo de las de Australia, me salí a la carretera general para volverme a la frontera.
Se me ocurrió hacer auto stop mientras empezaba a andar y el primer coche que pasó paro y me llevo, era una de las policías de frontera que trabajan allí y fue amable en llevarme hasta allí, de todas formas ya me dijo que me había visto pasar esta mañana por los controles.
Como ya sabía el procedimiento, ni pare en ninguna de las líneas de pagar el impuesto de salida del país, en la última me pusieron el sello de salida y directamente a la de Guatemala, allí el mismo policía que cuando salí,  me sello la entrada y tampoco tuve que pagar nada, ya tenía todo lo que necesitaba.
Bueno voy a cortar aquí, solo diré que tanto Santa Helena, como la isla de Flores que está aquí cerquita, como todos los alrededores son lugares bonitos de recorrer.
Esta provincia de Peten está llena de lugares arqueológicos, y con una gente muy maja, estos diez días que he estado por aquí me han resultado muy agradables y sin duda aconsejaría a cualquiera que si puede se acerque y visite esta zona que es la más apartada de las demás ciudades de Guatemala.


Publicado
Modificado
Leído 1134 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1 3 4 5 6 7 ... 14
 
 


Capítulos de este diario