Crónicas de viajes y consejos útiles para viajeros

Escribe: CMPB
Si eres incapaz de imaginar el sueño de la perfección soñado por los hombres geniales que construyeron castillos y fortalezas, los que abrieron un camino en el desierto, los que se emocionaron al ver una gota de agua sobre el pétalo de una rosa o pintaron un cuadro para la humanidad; puedes viajar o visitar mucho, pero en realidad conoces poco. Replantea tu vida y tu sensibilidad.

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1 3 4 5 6 7 ... 24

Capri: La tentación de los sentidos

Isla de Capri, Italia — sábado, 17 de octubre de 2009

Los cantos de las sirenas y los delfines que provenían de unas islas cercanas, llamaron la atención de los marinos griegos que provenientes de Athenas recorrían Nápoli a través de toda la costa sur del golfo. Las melodías fueron tan cautivantes que decidieron desembarcar.

El encanto fue tan arrollador, que allí nació Capri, un lugar eterno que subyugaría a dos emperadores romanos, Augusto y Tiberio. La impresión que les trasmitió la belleza del lugar, llevaron a éste último a construir 12 villas que fueron dedicadas a las doce divinidades del Olimpo, y fue su lugar de residencia permanente hasta el fin de sus días.

El enamoramiento por el lugar se repitió por siglos y hasta el día de hoy es uno de los lugares elegidos para veranear por gran parte de los llamados viajeros . Por supuesto que su inmaculada geografía fue siendo modificada por la construcción de grandes complejos hoteleros, pero ninguno logró alterar su principal virtud: la belleza natural.

Capri posee uno de los sitios más bellos del mundo, la llamada Gruta Azzurra ó Gruta Azul, pero también sus callecitas adoquinadas, su piazza ó la Villa de Tiberio (Villa Jovis) la tornan tan irresistible que resulta difícil substraerse a tanta belleza simultánea. Las conexiones por Ferry ó Aliscafo la conectan con Positano, Amalfi, Ravello, Salerno, Ischia, Pozzuoli; invadiendo nuestras emociones a cada instante.

Su vegetación contemplativa del mar que la rodea, recrea en sus frutos y vides la exaltación de aromas que rinden tributo a tanta excelsa pintura de la naturaleza.

Sus casas desgajadas sobre laderas con sus parques y jardines están salpicadas de flores, limosneros y naranjas; como si una paleta hubiera volcado allí todas sus tonalidades al mismo tiempo.

Recorrer la carretera que une Capri con Anacapri (el lugar más alto)es otra experiencia inolvidable. Todo convive al unísono de la manera más armónica, y las ruinas centenarias comulgan con las boutiques de afamadas marcas, los paseos y las formaciones rocosas que caen abruptamente sobre el intenso azul-verde del mar que completa el escenario natural más increíble del mundo.

Para recorrer Capri uno puede tardar horas ó años, lo fundamental es "sentir" y ver a su alrededor; ejercicio que nos lleva a disfrutar de la mayor sensación que pueden tentarnos a través de nuestros sentidos.


Publicado
Modificado
Leído 7464 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1 3 4 5 6 7 ... 24
 
 


Capítulos de este diario