Colombia: Cartagena, Playa Blanca, Taganga y Tayrona

Escribe: agmouls
Una guía esquemática y centrada en datos duros, ya que sobre las bellezas de estos lugares mucho se ha dicho ya, sobre nuestro viaje en febrero de 2010. Simplemente, espectacular. Junto al Manuel Antonio (Costa Rica), uno de los mejores parques nacionales que pude visitar...

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 2 4

Baru/Playa Blanca

Isla Barú, Colombia — viernes, 12 de febrero de 2010

Sin dudas, uno de los lugares más espectaculares de la zona cercana a Cartagena y en el que hay que quedarse al menos una noche para disfrutar a) de la noche estrellada, la oscuridad b) de la mañana, con una playa con menos gente que a la tarde y con el mar bien calmo. c) de vivir sin lujos en contacto con el mar y la naturaleza.
 
Nuestra llegada a destino fue un tanto desafortunada. Teníamos la idea de tomar una lancha rápida y más económica desde el Mercado Bazurto. Cuando nos dirigíamos hacía allí, nos cruzamos con una colombiana -muy gentil ella- que nos dijo que desde allí no salía ninguna lancha y que la zona era muy peligrosa. Mi interior decía "¿vas a confiar más en la palabra de una local que en la Web todopoderosa?" (trabajo en Internet desde hace más de 10 años), pero no tuve chance de desacreditarla ante la opinión de mi pareja y compañera, quien estaba convencida de que por las dudas no había que ir (teníamos cámara y dinero encima).
 
Así que modificados los planes nos fuimos para el más conocido muelle turístico o de los Pegasos (a unas 3 cuadras largas del Reloj). Allí, tras averiguar un poco, y guiados por el afán de gastar menos y al no encontrar lancheros, cometimos el único y gran error de nuestro viaje: comprar tickets para el barco lento.
 
Paso a explicar: lancha rápida ida: COP 20.000 x tramo por persona. Total ida y vuelta para dos: 80.000. Barco grande/lento: COP 35.000 con comida (30.000 sin, pero esos 5.000 son lo único que vale la pena, ya que la comida es buena por ese dinero), COP 70.000 para los dos. Dijimos: sale 10.000 menos y encima nos ahorramos un almuerzo, vayamos por ese.
 
Gran error.
- Viaje lento, aburrido. Unas 4 horas en total hasta Playa Blanca.
- Soy de los que detestan las animaciones turísticas al estilo Galeón Pirata. Y eso es justamente lo que tienen estos barcos. Por suerte nos instalamos en la parte de arriba (abierto) donde no está el animador, pero los altavoces hacen lo suyo. Y nosotros que queríamos escuchar el ruido del mar, del viento... Maldito turismo de masas.
- Te llevan al acuario y te tenés que comer la espera de una hora aunque no quieras entrar. Tiempo perdido.
- Más importante aún y algo que nadie dice: los barcos grandes no pueden acercarse a la costa (no hay muelles y hay corales), por lo que la llegada a Playa Blanca se hace previo trasbordo a unas pequeñas balsas de carga, abiertas. Esto genera una enorme pérdida de tiempo (imaginen más de 150 personas trasbordando, muchos de ellos mayores, o familias con niños, primero del barco a la barcaza y luego bajar a la playa). Este movimiento se repite a la vuelta, cuando hay que hacer todo a la inversa. Cuando llegamos el mar estaba terriblemente picado y realmente fue un caos.
- Te venden la ida y la vuelta, por lo que quedás atado a regresar en ese barco a la hora y día que determinaste como máximo (podés hacerlo antes, preguntando si hay lugar, en general siempre hay).
 
Realmente me dio pena ver a mucha gente que iba sólo por el día y que se volvía agotada tras haber podido disfrutar apenas una hora y algo más de Playa Blanca. El resto lo perdieron en viaje, en la espera en el acuario, en el trasbordo de llegada y salida... En fin. Espero haber sido claro. Sino, por las dudas, va de nuevo: NO TOMEN LOS BARCOS GRANDES! Gasten unos pesos más y vayan rápido y más cómodos, a salvo de animadores nefastos! Por último: NO VAYAN EN LOS BARCOS GRANDES (Alcatraz / El Mejor), jaja.
 
Alojamiento, lugar, costos
Bien, superado esto, debo decir: ¡Qué lugar! Hermosa franja de costa, un mar espectacular, calmo generalmente durante la mañana, con peces y corales a pocos metros de la costa. Nos quedamos 3 noches en el ya famoso Hugo's Place, uno de los espacios más organizados en la zona.
 
Allí Hugo y su socio los atienden con la mejor onda y con una comida espectacular. Costos al momento de nuestra estadía:
Carpas: entre 7.000 y 10.000 por persona (según habilidades de regateo)
Hamacas: entre 5.000 y 8.000 por hamaca
Bungalow: entre 50.000 y 40.000 (nosotros pagamos 45.000). Están armados en un primer piso, tienen una cama doble, una silla, mosquitero y puerta de tela con cierre. Un lujo a dos metros del mar.

La comida que preparan es abundante y deliciosa: pescados con agregados (arroz, ensalada, patacones, etc), desde COP 12.000. Pastas (impresionantes): COP 15.000. Langosta o pulpo con agregados: COP 30.000. Cervezas: 3.000 (Aguila 330cc), jugos naturales, 2.500; café, 1.000. Desayunos entre 4.000 y 7.500. Excelente ambiente para conocer amigos, viajeros, compartir cenas en conjunto. Tiene luz por generador (hasta las 22 aprox, depende el día y la gente que haya) y proveen un par -un par en serio- de litros de agua potable para darte un baño. Al menos para quitarse la sal viene genial.
 
Mi única recomendación con respecto a este lugar es que no dejen acumular mucho dinero en gastos; paguen día a día lo que van gastando. La fuma de ciertas plantas famosas por parte de sus propietarios hace que a veces no recuerden un carajo de qué te cobraron y qué no (por más que anotan), así que tener la cuenta al día ayuda a evitar malentendidos. Ojo, no lo hacen de mala onda ni de ventajeros, es sólo ese estado de felicidad olvidadizo el que genera algunos desencuentros a la hora de pagar la cuenta. El resto, excelente, sin dudas el mejor lugar para parar en Playa Blanca.
 
Aprovecho la ocasión para repudiar la asquerosa, inmunda, repugnante instalación del Decameron Baru (desde fines del año pasado) en la zona derecha extrema de la playa (no es técnicamente Playa Blanca, pero es como si fuera). Da bronca ver ese monstruo lumínico y contaminante arruinando la absoluta oscuridad que reina en las noches, donde se ven miles de estrellas. Cuando vayan entenderán lo que les digo. Según me dijeron, las cadenas irán por más, así que a disfrutar de Playa Blanca antes de que el turismo de masas lo arruine.
 
PD: para ir a Playa Blanca hicimos un mix entre mi mochila y la de mi pareja, así viajamos con una sola y con mucho menos peso, sólo lo básico (ropa, snorkel, algunas galletitas, repelente, libros) para esos días. El resto lo dejamos en el hotel, en un depósito, sin costo.


Publicado
Modificado
Leído 24770 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 2 4
 
 


 

Capítulos de este diario