Quistococha el Paraiso de Iquitos

Escribe: jesuser
Visitando QuistocochaSiempre estuvo ahí. Al inicio solamente era un paseo que nos llevaba por una serpenteante carretera carrozable que primero pasaba por San Juan y la larga caminata era mas...

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

Quistococha el Paraiso de Iquitos

Iquitos, Perú — lunes, 7 de noviembre de 2005

Visitando Quistococha

Siempre estuvo ahí. Al inicio solamente era un paseo que nos llevaba por una serpenteante carretera carrozable que primero pasaba por San Juan y la larga caminata era mas soportable cuando la esperanza de meternos en las frías y negruzcas aguas de la laguna actuaban como poderoso imán que hacía olvidar el cansancio. En esa época Quistococha casi era un pequeño punto en el mapa amazónico donde existían unas cuantas pozas que contenían algunos paiches y casi nada más.

Para llegar a Quistococha se dispone de una muy buena carretera y la facilidad del transporte está a la orden del día . en un popular microbús que al de los alrededores de la plaza 28 de julio y que por un par de soles te deja en la misma puerta del parque en aproximadamente 20 minutos de viaje, hasta un particular motocarro que cobra de acuerdo con la cara del cliente, entre 5 y quince soles,
que ya es exagerado, llegar a Quistococha es muy fácil.

La entrada al parque está muy mejorada y desde la puerta la oferta de la vista es muy atractiva y misteriosa. Tres soles los adultos y dos los niños es el precio del ingreso y no tiene mayores limitaciones que aquellas que se indican en los lugares donde están las jaulas de los animales peligrosos.

Una descripción resumida de los principales mitos y leyendas amazónicas se muestran a manera de paneles que acompañan al visitante mientras recorre la lenta bajada a la parte donde se encuentra la laguna y los mayores atractivos del lugar.

Estanques con algunos paiches en sus diferentes estadios de crecimiento, la isla de los monos, las jaulas de los felinos y aves casi en absoluta liberad pueblan esta parte del parque que , en estos momentos presenta un cuidado bastante bueno .
La parte baja del parque, la que jala mas a los visitantes es la laguna y la plaza artificial denominada Tunchi playa donde se concentra la mayoría de los visitantes, ya que el atractivo de nadar, remar o solearse en las blancas arenas indican que Quistococha es mas que un parque zoológico o paiches gigantescos, es el balneario en pequeño mas cercano para todos.

La buena idea de crear una playa artificial en Quistococha ha permitido que el parque no solamente sea visitado para apreciar los diferentes ejemplares de nuestra fauna amazónica, sino también como atractivo de diversión que utiliza el agua como posibilidad de practicar deportes acuáticos de toda índole.

Consideramos que Quistococha ya superó los abandonos del pasado y actualmente es una buena propuesta para todos aquellos que quieren ver selva auténtica sin viajar tanto tiempo fuera de la ciudad. Quistococha necesita mostrar un inventario florístico de todo lo que posee en su área para ilustrar a los visitantes sin mayores problemas de investigación y estudio. Una tienda de objetos de recuerdos se hace necesaria ya, donde el visitante nacional o extranjero pueda adquirir desde un polo pintado con reproducciones locales, hasta libros y folletos que expliquen la flora y fauna amazónica, amen de toda la parafernalia que reproduce de todo en juguetes, platos, tazas, llaveros, postales y demás objetos de factura barata y de alcance para cualquier posible comprador.

Quistococha con todo esta ya podría preciarse de ser el parque turístico que todos queremos y necesitamos.

Por: Erickson Flores Lopez


Publicado
Modificado
Leído 47422 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


 

Quistococha el Paraiso de Iquitos

   

Capítulos de este diario

  • 1

    Quistococha el Paraiso de Iquitos

    Iquitos, Perú | 7 de noviembre de 2005