La selva amazónica

Escribe: Anzyly
Otro mundo que te atrapa y cautiva

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

El poblado de Iquitos nos abre sus brazos

Iquitos, Perú — jueves, 5 de enero de 2012

Tantos lugares a donde ir y por fin nos pudimos decidir por la selva, el vuelo salía a las 10:00 a.m.  y llegamos a Iquitos cerca de la 1:00, las personas a las que pedimos información de la selva fueron muy amables y explicaban todos los beneficios del lugar, pero ni con toda la información puedes imaginarle hasta estar en el lugar.
Era la primera vez que viajaba a la selva, ya me esperaba que era un ambiente muy húmedo y caluroso aun estando en invierno, así que el clima no me tomo por sorpresa, tampoco los miles de mosquitos que estaban felices de alimentarse con sangre nueva, pues éramos como un “buffet  de comida internacional” para ellos, la buena era que ya nos habían advertido y llevamos un buen repelente que aunque en ocasiones sentía que era insuficiente, de algo nos pudo servir.
En el aeropuerto  te abordan todos los taxistas y moto taxistas para ofrécete sus servicios, no debes dejarte sorprender por que de pronto toman tu equipaje y en lo que te das cuenta ya vas de camino al pueblo con alguno de ellos, ya después supe que como hay muchos taxistas y pocos turistas pues pelean por el trabajo que cae, el taxista que nos toco era muy amable llamado “Lito”, nos  llevo primero a buscar hotel, después de 2 opciones que tenían el cupo lleno encontramos un lugar cerca del rio muy pintoresco y ahí nos quedamos por $80 soles la noche con desayuno(nos dieron jugo de maracuyá huevos y pan y café) incluido una habitación para 4 personas.
Amablemente Lito se ofreció a llevarnos a buscar algún paquete en un albergue en la selva, por el tiempo limitados que teníamos solo pudimos ver 2 opciones de diferentes precios y optamos por la que nos recomendó el taxista para mayor seguridad, el paquete que ofrecían consistía en hospedaje de 2 noches y estancia de 3 días en el albergue con todo incluido a excepción bebidas alcohólicas, nos pareció buena oferta  y lo tomamos, al día siguiente pasarían por nosotros al hotel a las 9:00 a.m. para iniciar la aventura en la selva.
En el almuerzo Lito nos llevo a un restaurante llamado “el bucanero” donde tienen buen servicio y unos platillos muy bastos a precios accesibles, pedimos un piqueo de la selva que por cierto no pudimos terminar, porque era demasiado, tomamos una bebida de camu camu (fruta selvática que tiene mucha vitamina C)el platillo estaba compuesto por unas bolitas de plátano con chicharrón en el centro muy ricas mmh, pescado, venado y jabalí.
El resto del día nos la pasamos comprando cosas que nos recomendaron para llevar a la selva, como tenis, impermeables, repelentes y linternas que nos sirvieron muy bien estando internados en la selva.
Terminamos el día en la plaza probando variedad de helados de frutillas típicas de la región y con propiedades diversas, sabores que no había probado jamás.

Tips:

El marcado "belen" es una sitio donde encuentras de todo, si eres turista ve con ropa sencilla y poco dinero, siempre lleva soles que es la moneda nacional, por que en esa zona dicen que hay asaltos.

Tiene que ver con: Seguridad
En Iquitos, Perú


Publicado
Modificado
Leído 1015 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


 

Ricos y exuberantes sabores de los helados

   

Capítulos de este diario

  • 1

    El poblado de Iquitos nos abre sus brazos

    Iquitos, Perú | 5 de enero de 2012