Viaje en auto a Machu Picchu

Escribe: epulver
Este es el relato de nuestro viaje en auto desde Rosario a Machu Pichu del 3 al 19 de julio de 2010.

 

   Enviar a un amigo   

 
1 2 Capítulo 4 6 7 ... 18

Arica - Ilo - Arequipa

Ilo, Perú — martes, 6 de julio de 2010

Antes de salir cargamos nafta en la Shell saliendo de la ciudad, última estación con nafta 95 octanos. En Perú salvo muy raras excepciones la nafta es 84 o 90, pero con 90 no hay problema pues la altura impide que el auto pistonee. No me animo a llenar el bidón de 20 litros por si en la frontera me hicieran problema.
Apenas se sale de la ciudad se llega al complejo aduanero donde salir de Chile es fácil pero entrar a Perú no tanto. Infinidad de controles más el ingreso temporario del auto (Sanidad, Senasa, migraciones, aduana). Uno nunca sabe si terminó de plantar el arbolito o le falta algo para seguir viaje. Encima otra vez vaciar el baúl y sacar todas las valijas, menos los repuestos del auto, para pasarlas por el scanner. Lo raro es que no me pidieron el carnet de conducir internacional que saqué en el ACA (según la embajada de Perú era necesario), ni el seguro obligatorio con validez en Perú (La Segunda tiene esta extensión además del Mercosur)
Luego de 1.5 hs seguimos viaje con destino a Ilo, un puerto turístico a menos de la mitad de camino a Arequipa, nuestro destino final del día.
En el desvío al pueblo, un peaje. Primer problema, no teníamos soles y no nos querían dejar pasar sin pagar con la promesa de cambiar dólares en el pueblo y a la vuelta pagar los dos peajes juntos. Decían que podíamos volver por otro camino para atrás por la costa. Una estupidez ya que nuestro único camino posible para ir a Arequipa era volver por el mismo camino, pero insistían en que no podíamos pasar.
Al final los convencí dejándoles un billete de 10 dólares como garantía y a la vuelta, ya con cambio, me devolverían el billete.
Ilo es un pueblito pesquero muy pintoresco con una linda costanera. No quisimos recorrer mucho a pie por no dejar el auto solo cargado en la calle. Sólo cerca del muelle donde se veía policía nos animamos a dejar el auto y caminar un poco. Almorzamos en uno de los carritos típicos a orillas del mar.  
Luego de atravesar un literal desierto de colinas de arena y tierra, comenzamos a alejarnos del mar para subir a los 2300 msnm de Arequipa, segunda ciudad en importancia del Perú.


Publicado
Modificado
Leído 5603 veces

    Enviar a un amigo

1 2 Capítulo 4 6 7 ... 18
 
 


 

Capítulos de este diario