Recorriendo Perú

Escribe: Trotador55
Esta es la continuacion de nuestro primer pais visitado en Sudamerica que fue Ecuador, ya solo nos queda 13 mas, he intentaremos contar lo maximo que podamos para que sirva de ayuda a otros viajeros. Después de 5 meses escribiendo diarios sobre Ecuador...

 

   Enviar a un amigo   

 
1 ... 26 Capítulo 28 30 ... 50

Ica y Pisco

Ica, Perú — domingo, 25 de julio de 2010

Hoy nos hemos levantado con intención de pasar el día visitando la ciudad de Ica, cuando nos hemos ido a lavar hemos visto que apenas salía agua y fría lo justo para lavarnos los dientes y quitarnos las legañas, tampoco hay ni un espejo por ningún lado para poderme afeitar, (esto no va bien)

Con un taxi nos hemos ido al centro de la ciudad para intentar buscar información en la oficina de turismo, nada más llegar a la plaza de armas, allí se estaba celebrando un desfile (creo que de los colegios de médicos y enfermeras) no había mucha gente viéndolo y a nosotros tampoco nos llamo mucho la atención.

Después de dar la vuelta a la plaza y no encontrar ninguna oficina de turismo, preguntamos a todos los guardias que nos cruzamos y ninguno sabía ni lo que decían, unos que si era dentro del ayuntamiento, otros que si era a un costado de la plaza, otros nos mandaban a las agencias donde intentaban en vez de darnos información lo que querían era vendernos paquetes turísticos, y otros nos decían que en esta ciudad no había una oficina de turismo y eso que tiene más de 300.000 habitantes.

Mientras terminaba el desfile nos pusimos a pasear por las calles de los alrededores y fotografiar lo poco que por allí había, solo tres iglesias de las cuales dos estaban cerradas ya que en el terremoto que afecto la ciudad hace solo 3 años las habían dañado y estaban en ruinas.

A solo tres cuadras de la plaza de armas, cuando íbamos en dirección de la cuarta cuadra, un hombre ambulante nos paro y nos dijo que no siguiéramos en esa dirección, pues era una zona bastante peligrosa y nos robarían.

No sabíamos si creerle ya que estábamos muy cercanos al centro de la ciudad, pero tampoco preguntamos mucho y nos dirigimos hacia las calles que van al otro lado de la plaza haciéndole caso por si tenía razón.

Como el desfile ya había terminado y seguíamos sin encontrar una oficina que nos informara de que ver en esta ciudad, nos metimos en una de paquetes turísticos a ver que nos ofrecían.

Por lo visto aquí en la ciudad no hay mucho que ver,  el tour de la ciudad, donde te enseñan lo que ya habíamos visto en media hora de andar por allí, otro tour que es para llevarte a la laguna y las dunas donde estamos nosotros hospedados, otro tour hasta Nazca para ver las líneas que es de dónde veníamos,  otro tour para ir de cata donde hacen los licores de Pisco, y por ultimo otro tour que te llevan a una isla que es el parque nacional de Paracas donde te enseñan unas rocas y unos animales marinos, además también nos confirmaron que era peligroso el andar por esas calles donde el hombre nos advirtió que no siguiésemos.

Como ninguno nos interesaba nos fuimos de allí a comer y decidir qué hacer, la ciudad en sí nos había decepcionado bastante, quizás al ser tan grande esperábamos bastante más, ni siquiera hay parques, solo nos hablaron de uno que acababan de remodelar y que le habíamos visto al llegar a la ciudad con el taxi, mucho mejor que ese les hay en cualquier pueblecito de los que pasamos a diario. Lo único que parece un poco arreglado es lo que llaman la plaza de armas, y la calle principal, el resto es una ciudad con muchas tiendecitas sin ningún atractivo.

Después de comer un menú que por cierto ha sido de los peores que he comido en 8 meses, decidimos que cogeríamos un autobús y nos iríamos hasta la ciudad de Pisco que está a 2 horas de aquí, de esa forma nos quitaríamos el próximo destino no fuese que se nos complicase las cosas por acercarse la semana de las fiestas nacionales y nos tuviésemos que ir a Lima.

Con la compañía de transporte Flores salimos hacia Pisco, el autobús no entra en el pueblo, por lo que nos dejo en el cruce de la Panamericana, allí como hay docenas de taxis esperando a la gente para conseguir una carrera pues no hay problemas el bajar hasta el pueblo que está a 3 kilómetros del cruce, por 1 sol también puedes bajar en las combis.

Ya llegando vimos que había por todos los lados mucha basura, pero cuando llegamos al centro parecía que estábamos en una ciudad salida de una guerra, montones de escombros por todos los lados, las calles de tierra, casas a medio construir o derruidas, la iglesia con el campanario roto y abandonada por completo, etc. etc.

Nos dijeron que hace 3 años el terremoto había afectado mucho al pueblo y que desde entonces estaba todo casi abandonado, mucha gente se había ido, y que las autoridades ni se preocupaban de hacer nada, lo único que les interesaba era robar todo lo posible.

Como solo hay una calle arreglada que es la principal que baja directamente al malecón, o al puerto, o al muelle, o como eso lo quieran llamar, nos fuimos andando los más de dos km que hay hasta el mar. Si la llegada al pueblo fue decepcionante, la llegada al malecón fue mucho peor, allí todo estaba no solo destruido y abandonado, si no que debía de ser el vertedero de basura de todos. El muelle que tendrá más de 200 metros de largo también esta medio destruido, pero eso es por abandono ya que le faltan maderas del suelo y se ven la mayoría de los clavos sueltos y oxidados haciendo el caminar por allí hasta peligroso.

Con cuidado de no caernos al mar por los agujeros que había, o de no rompernos una pierna tropezándonos en todos los clavos salientes y oxidados, llegamos hasta el final del muelle que es de hierro y madera, allí vimos que faltaba una sección de unos 30 metros que se la había llevado el mar o se había caído ya por vieja y podrida por lo que no pudimos continuar.

Al fijarnos que es lo que había debajo de las tablas por donde estábamos andando y ver cómo estaban de carcomidas las vigas de hierro, nos dimos la vuelta y salimos de allí lo antes posible, yo no sé como ese muelle no está cerrado al público o destruido para evitar que un día, más de uno se valla abajo junto con el muelle.

Con un taxi volvimos a subir al centro del pueblo y nos dimos una vuelta por el mercado, pero al ver que las cosas no mejoraban si no que cada vez estaba todo más sucio y caótico, decidimos marcharnos de vuelta a Ica, hacer algunas compras, cenar algo, y volvernos a nuestro pueblecito que es lo más bonito que hay por los alrededores.

Ya era de noche cuando llegamos al hostal, como comprobamos que seguíamos sin agua, yo me metí en la cama para ponerme al día con todo lo atrasado en fotos y diarios, mañana seria otro día y espero que sea mejor que el de hoy.

No me gusta comentar nada malo de ninguno de los lugares que visitamos pues todos tienen sus atractivos, pero tanto de la ciudad de Ica como del pueblo de Pisco no puedo decir mucho, creo que si no fuese porque en los alrededores hay dos o tres atractivos turísticos, por aquí no aconsejaría que viniese nadie, y sobre todo del pueblo de Pisco que es un verdadero desastre.



Publicado
Modificado
Leído 1711 veces

    Enviar a un amigo

1 ... 26 Capítulo 28 30 ... 50
 
 


Capítulos de este diario