El desierto en areneros

Escribe: IcaTours
Un grupo de amigos me enviaron un mail, donde me preguntaban sobre los paseos en areneros por el desierto de Ica, les di toda la información posible, al día siguiente otro mail donde me decían...

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

El desierto en areneros

Ica, Perú — domingo, 10 de junio de 2007

Un grupo de amigos me enviaron un mail, donde me preguntaban sobre los paseos en areneros por el desierto de Ica, les di toda la información posible, al día siguiente otro mail donde me decían el fin de semana te caemos, estamos por allá, así que haz las reservas somos 4 aventureros.

Al toque llame a mi amigo Fernando Casas del Team Desert Adventures los mejores conocedores del desierto e iniciadores de estos paseos y varias veces campeones de Off Road, así que con ellos estamos seguros, y es que, en este tipo de aventura la seguridad es muy importante.

Es sábado, los recojo del terminal por la mañana, todos entusiastas y mas un cuando les comento que también vamos a ir a visitar bodegas de vinos, los noto impacientes por salir YA, pero hay que aguardar la tarde, para salir al desierto, es que la mejor hora para disfrutar esto, es la tarde, por su clima cálido y apreciar un sunset inigualable.

Mientras tanto un par de vueltas por la ciudad, la visita a las Bodegas de Pisco y almorzar en el mejor restaurante ecoturistico de Ica, l Encanto de la Huerta. 4pm estamos en Huacachina (punto de partida al desierto) queda a 10 minutos de la ciudad. Y, aquí estamos en este Oasis maravilloso de Ica rodeado de inmensas dunas, palmeras, gente que va y viene, negocios que no pasan desapercibidos y jaladores que me invitan a las dunas ó a un paseito por la laguna en botes pedalones ó botecitos, luego de un par de vueltas, regresamos al punto de partida, nos están llamando.

Al fin Fernando nos invita a subir a estos monstruos del desierto con exuberantes llantas, cada uno toma su lugar, ajustamos los cinturones a nuestro cuerpo, no lo pueden creer por fin lo anhelado, veo rostros felices - esta vez nos toco con un grupo de americanos - recibimos los lentes de protección para la arena; rugen los motores, ya es tiempo de salir, enrumbamos y lo hacemos por el lado sur de la laguna, la gente nos miran, algunos nos levantan las manos, otros disfrutan el apacible lugar y nosotros simplemente extasiados por el movimiento, la velocidad y el rugido del motor de los areneros, mos vamos a la aventura.

La velocidad se hace mas fuerte, vamos se subida, nos liberamos gritando, nos estamos alejando de la huacachina, ahora solo vemos ese infinito mar de arena, dunas de todos los tamaños, y nosotros ahí recorriéndolo sin conocer, sin saber a donde vamos a toda velocidad, el aire fresco siento golpear mi rostro, miro a los otros y están felices, gritan, es que acabamos de hacer una bajada inusual a una duna de 30mt y de nuevo subimos, el estomago se pone en mi garganta, se parece a la montaña rusa pero en arena, ahora me libero, lanzo algunos gritos, todo esta bien, Me digo a mi mismo.

Mientras Fernando pregunta quieren mas emoción y toda a una voz SI !!!, sigue,!! sigue !!, hecha unos cambios, avanzamos, no sabemos que tamaño tiene la siguiente bajada, apenas llegamos a la cima ya estamos gritando otra vez, por fin vemos la caída y ahí vamos, sigue acelerando, empieza a dar unas vueltas alrededor de la impresionante duna, que alucinante, esta si tiene una caída de 150mt aprox.

Y ahí vamos AHHHHHHHHH!!!! Se siente el vértigo, la emoción, la adrenalina fluye al 100%, la aventura es increíble, los gringos felices y los míos ni que decir, mi corazón se agita, levantamos las manos en señal de libertad, no se donde me encuentro exactamente, pero esto, es la aventura extrema en medio del desierto iqueño, ahora nos dirigimos a otra duna, el motor deja de rugir, aquí hay una parada obligada a llegado el momento de practicar el sandboard(deslizamiento de tabla sobre la arena) en medio del desierto una aventura diferente, solo las dunas, la tabla y Yo.

Mientras Fernando baja las tablas para prepararlas untándolas de cera, nosotros nos relajamos, hacemos algunos comentarios, nos tomamos fotos, algunas bromas, reímos, jugamos con la arena fresca y pregunto a Stevens que le pareció hasta ahora el recorrido: "mis amigos me habían comentado lo que se siente, pero vivirlo uno mismo ahí tienes la verdadera sensación y la que estoy sintiendo ahora es indudablemente fascinante" me comenta, con una inusual emocion.

Cada uno cogemos nuestras tablas, empiezan las instrucciones para realizarlo, algunos lo harán parados y otros sentados (entre ellos Yo) ahora a ir al contacto con la arena, sale primero Irwin, se cae, unas cuantas sonrisas y es que el gringo es divertido, lo sigue Stevens, y le pasa lo mismo, habrá que sacar cara por mi Perú y allá voy, me lanzo pero sentado, me sueltan 30 mt de descenso y no paro hasta el final de la duna, este es mi fuerte: Fue Perfecta.

Así quien No, escucho decir. Risas, todos descendimos, baja el arenero a recogernos y es que volver a subir es otra historia, un par de bajadas mas y nos vamos a otra duna mas alta de 80mt aprox. Y con una pendiente de 50° BRAVAZO, vemos la altura y es de temer, solo es arena, comentan por ahí, los nervios se apoderan, algunos quieren arrugar(lease no hacer), ahora los que hicieron parados lo harán sentados y los que hicimos sentamos lo haremos echados, cogemos las tablas, esta duna es grande, solo para profesionales y Yo aun soy un principiante, no cabe duda.

Estamos listos unos detrás de otros, estoy echado en mi tabla, empieza el descenso, aumenta la velocidad poco a poco y mis pies sirven de frenos, aun asi alcanzo los 40km/h, la arena sacude mi rostro, no puedo hacer nada, siento algo de nervios, tengo que seguir, mientras la adrenalina fluye al máximo, mis latidos se aceleran, la emocion aumenta y por fin llego, ya estoy abajo, es extraordinario, alucinante, increible y me digo a mismo, !Después de esto lo puedo todo!, si, si, si !!!grito con mis manos levantadas, están llegando los demas uno a uno, se arrodillan y alzan las manos en señal de triunfo, acompañados de gritos, es que verdaderamente esto es la libertad, la liberta extrema. Nos recoge el arenero, ya son las 6pm, es tiempo de dar un par de vueltas mas y regresar a la Huacachina; así lo hicimos, levantando las manos, gritando en cada bajada y subida por estas dunas maravillosas de Ica, cada vez, estoy mas convencido que esto es un terapia para dejar de lado el Stress en minutos.

Va cayendo la tarde, estamos en la cima de donde se aprecia la huacachina en todo su esplendor, fotos de rigor y ahí viene, si ahí viene el sunset, esa puesta de sol extraordinaria, ese sol rojizo que contrasta con el color arena del desierto, es el marco perfecto, para la foto perfecta y aquí estamos para llevarnos lo mejor de nuestra tierra, ven a Ica, no lo dudes y disfruta de su encanto, su energía y su aventura.

Se van encendiendo las luces en el balneario, le da otra mística, no nos queremos ir, es que aquí esta la alegría y la paz que buscamos lejos del cemento y la bulla de las grandes urbes. Termino el paseo, el desierto vuelve a ser ese manto gris silencioso, mañana el ruido volverá. Gracias Desert Adventures por mostrarnos lo divertido y seguro que pueden ser estos paseos, en eso coincidimos todos. Ahora de regreso, los chicos felices, ya no quieren volver, pero nos tenemos que ir al Hotel a darnos nuestra ducha de ley y sacudirnos de la arena que la noche va a empezar y hay mucho por hacer, pues que empiece la juerga, pero ese ya, es otro tema.

GUIA DEL VIAJERO:
Huacachina queda a 7min al noroeste de Ica.

Costo taxi: Ica - Huacachina S/.4.00
Alquiler de Tabla: S/.5.00 por hora
Paseos por el desierto: S/.50.00 por persona
Además puede visitar: Bodegas de Piscos y Vinos, Brujas de Cachiche, Museo Regional de Ica y santuario de Luren.
Recomendaciones: Ropa ligera, polos, zapatillas, short ó buzo.
Llevar lentes de sol, gorro y botellas de agua.
Si es principiante hágalo siempre acompañado de un instructor ó guia.

No deje botellas de plástico en la arena, no ensucie el medio ambiente y sobre todo respete las normas.


Publicado
Modificado
Leído 11802 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


 

Capítulos de este diario

  • 1

    El desierto en areneros

    Ica, Perú | 10 de junio de 2007