Y la brújula señalo el Norte

Escribe: Bigua
Y la brujula señalo el Norte y allá nos fuimos a conocerlo.

 

   Enviar a un amigo   

 
1 2 3 4 5 Capítulo 7

Dia 7 -Fiesta de la Quebrada, humahuaqueño para bailar

Humahuaca, Argentina — jueves, 8 de julio de 2010

Madrugamos y desayunamos abundante ya que nos esperaba una jornada cargada de paseos. Tomamos la Ruta 9 hacia el norte, nos desviamos por la Ruta 52 para llegar a Purmamarca. Ya habíamos estado por acá hace unos días, pero hoy llegamos antes que el sol alumbre el Cerro de los 7 colores.

Paisaje bello si lo hay, caminar por sus callecitas de tierra sin vereda, en silencio, se huele a paz, uno puede escuchar hasta sus pensamientos.

Caminamos hasta una montañita desde donde se podía apreciar muy bien el cerro y también el poblado desde arriba. Nos cansamos de sacar fotos, si bien ninguna reflejaba la belleza imponente en la naturaleza se había empecinado en marcar cada franja de ese cerro.
Cada color tiene un componente mineral distinto, es eso lo que los tiñe de diversos colores.
Nos volvimos sobre nuestros pasos y quisimos entrar a la pequeña capilla pero se encontraba cerrada.
 
Recorrimos los puestos de artesanías que estaba despertando y llenando de  color la plaza. Compramos unos souvenirs y nos fuimos al micro para seguir camino a Humahuaca.
Nuestro guía nos contó lo siguiente, cuando pasamos por frente al Club: “que allá por el 86 en la previa del Mundial de Futbol de México, llegó la Selección hasta Humahuaca para aclimatarse a la altura y que habían jugado en ese club. Fueron recibidos con honores por lo pobladores. En ese entonces hicieron la promesa  a la Virgen de  Copacabana del Abra de Punta Corral en Tilcara de volverían con  la copa. Sucedió que  Argentina fue Campeona Mundial en 1986,  pero la Selección jamás regreso toda junta a cumplir con la  promesa, fueron algunos, pero no todos juntos. Desde allí nació la maldición de la Virgen de Tilcara, es por eso que en estos veinti tantos años nuestra selección anda de mal en peor.”

Antes de separarnos del resto del grupo y como  no iríamos a almorzar al restorán, consultamos a que hora y donde nos encontraríamos. Antes de eso fuimos caminando hasta la Plaza 25 de Mayo para poder presenciar la bendición de San Francisco Solano. Lo que fue en un tiempo la Iglesia de San Francisco hoy es el edificio de la vieja municipalidad de Humahuaca.

 Allí en la torre de su esquina se encuentra un mítico reloj del que todos los mediodías sale la imagen del Santo a bendecir a la comunidad. Este hecho se ha transformado ya en una tradición, los turistas agolpados para poder retratar la imagen. Es día justo había una protesta frente a la plaza, consultando del porque de la protesta nos dijeron “ que quieren a aumentar los impuestos y sus sueldos, y eso es terrible para toda la zona”. En fin, llegaron las 12hs y no volaba ni una mosca en el lugar, hasta los protestantes acallaron sus bombos y gritos.
Entramos a la Iglesia de Nuestra Señora de la Candelaria y San Antonio. Ya desde la entrada uno siente algo especial, no se porque, la iglesia es sencilla, de una sola nave. A la derecha de la entrada se encuentra una imagen de la Virgen Negra y del otro lado la Sacristía.
Es la primera iglesia parroquial que existió hacia fines del siglo XVI, cuando Humahuaca era “pueblo numeroso”

Es importante el patrimonio artístico que conserva esta Iglesia, principalmente las pinturas cuzqueñas, entre ellas los “Doce Profetas” de Marcos Sapaca, pintados en Cuzco en 1.764, un “Santo Domingo de Guzmán” atribuido a Mateo Pisarro, y un Cristo crucificado de Cosme Duarte que se encuentra en el retablo lateral, fechado en 1.790.

Salimos de allí y decidimos ir a comprar algo para comer. Encontramos medio escondido un mercadito donde compran sus vegetales y fruta la gente del lugar. Entre la timidez y la vergüenza fuimos atendidas por las collas. Compramos papines de distinta variedad. Unas bananas y unas mandarinas serían nuestro postre.

A la vuelta encontramos un bar donde almuerzan los lugareños. Entre el olor a locro, el puchero y la sopa espesa de vegetales nos dio mas hambre. Pedimos empanadas jujeñas. Una delicia. Nos volvimos para la plaza que habíamos estado hace un rato. Fuimos lentamente subiendo las escalinatas hasta llegar al Monumento de la Independencia que se encuentra sobre la colina Santa Bárbara.

El imponente monumento, obra de Ernesto Soto Avendaño, fue erigido para  homenajear al Ejercito Argentino del Norte que combatió un total de 14 batallas en Humahuaca, durante la guerra por la Independencia Nacional

El mismo representa la imagen del chasqui indígena Pedro Socompa que lleva la noticia de la libertad, aunque algunos lugareños sostienen que la imagen del protagonista se corresponde a la de Diego Viltipoco, un cacique Omaguaca que ayudó a Belgrano en la lucha independentista.

Cuando se sube por las escalinatas laterales y ya en lo alto se puede  apreciar una vista panorámica de Humahuaca con la grandiosa quebrada homónima como telón de fondo. A unos 50 mts. hacia la izquierda se encuentra emplazada la Torre de Santa Bárbara que formó parte de una capilla jesuita ya demolida.

En las escalinatas y con una postal frente a nosotros comimos las empanadas que estaban deliciosas y de postre el perfume de la mandarina invadió nuestro olfato.
Una Colla se nos acercó para que lo compráramos unas muñecas. Muy tímidamente nos contó que las hace ella con semillas y los vestidos con los retazos de tela y lana que sobran de la confección de sus trajes. Le compre 3, eran hermosas.

Miramos el reloj y el tiempo había volado, bajamos tranquilos, llenos de energía las escalinatas y nos fuimos caminando hacia la Plaza San Martín, el micro no esperaría por alli.

Compramos unos souvernir y emprendimos el regreso. Pasamos por Maimará donde vimos como a la vera del camino esperan las vendedoras de panes caseros, dulce de cayote, dulce de batata etc. Las pequeñas no piden dinero, eso es de destacar, la gente es muy pero muy humilde pero no hemos visto pedir dinero, si ofrecernos lo que hacen. Volvamos con las pequeñas, nos entregaron unos recuerdos hechos con lanas de colores y semillas y nos daban unas direcciones. Resulta que esta dirección es la de su casa para el que quiera enviar alguna donación. Con el corazón estrujado por tremenda realidad, compramos unos panes y unos dulces de cayote con nuez.

Seguimos y paramos en Uquía, un poblado de una pocas manzanas. Entramos a la Iglesia de San Francisco de Paula, la misma fue construida en 1691 y declarada Monumento Hitórico Nacional.

Es sencilla con  paredes de adobe de 1 m. de grosor. A dos aguas con vigas de cardón. La torre se encuentra separada del edificio principal. El altar esta tallado a mano en madera y dorado a la hoja y es el retablo más antiguo de la región. Lo más llamativo en su interior son los cuadros de los ángeles arcabuceros o Los nueve ángeles a caballo traídos desde Cuzco en la época colonial Se trata de pinturas de enormes figuras aladas, armadas hasta los dientes, vestidas como aristócratas del siglo XVII. Dicen que originalmente era 10 ángeles, pero cuando se mandaron a restaurar las obras a Buenos Aires regresaron 9. Cosas sin explicación

De regreso, el sol iluminaba con sus últimos rayos los colores de las montañas y daba un marco difícil de olvidar.

El serpenteante camino dejaba ver las pequeñas parcelas de cultivos cuidadosamente plantadas.

Otro día maravilloso cargado de energía llegaba a su fin.


Tips:

no perderse la bendicion de las 12 hs de san Francisco Solano en la Plaza 25 de Mayo

Tiene que ver con: Imperdibles, Eventos
En Humahuaca, Argentina


Publicado
Modificado
Leído 515 veces

    Enviar a un amigo

1 2 3 4 5 Capítulo 7
 
 


Capítulos de este diario