Gas de Camisea de la selva a la costa

Escribe: MCABRERARAVENA
Tal vez este relato no resulte interesante para los viajeros que visitan este foro, pero ciento necesidad de contar mis experiencias como Trabajador de Esta Obra, realizada entre 2003/2004 en...

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

Gas de Camisea de la selva a la costa

Huancavelica, Perú — viernes, 18 de marzo de 2005

Tal vez este relato no resulte interesante para los viajeros que visitan este foro, pero ciento necesidad de contar mis experiencias como Trabajador de Esta Obra, realizada entre 2003/2004 en el Perú por la Empresa Italo-Argentina TECHINT.

Los hombre que la Hicieron eran viajeros de muchos Paises Latinoamericanos.

Camisea se encuentra en la Selva tropical Alta del Valle de la Convención en Cusco, desde hace 50 años se conocía la existencia de Gas Natural en esta zona, el reto de traslado a los sitios de consumo, lo hacían Caro y difícil, hasta el 2003 en que se emprende la Obra, esta se desarrolla en 3 Frentes, Costa-Sierra Y Selva.

Participe en el Frente sierra y mi relato de lo vivido a lo largo de la obra es un homenaje a los Hombres Valientes de Argentina, Chile, Brasil, Colombia, Ecuador, Paraguay y Perú que hicieron posible esta Proeza de la Ingeniería moderna.

Mucho cuento ya es trasladar tubería de 14" y 24" por Carreteras con pendiente, sin afirmar, estrechas con abismos de hasta 5,000 metros de profundidad, pero un reto de titanes es trasladarla, por donde no hay carretera, subir a Montañas de 4,500 metros sobre el Nivel del Mar, con temperaturas ambiente de -10 Grados centígrados.

Levantarse a las 04.00 a Iniciar la labor del día en este ambiente, alejado de las Ciudades en Campamentos con 600 Hombres solos, no es en verdad un chiste.

Se imaginan el Trabajo de soldadura en este tipo de Obra y son Millones de Soldaduras para Unir más de 700 Kilómetros de Tubería, congelada a -10º pero se hizo y hoy esta en plena producción, uno de los artífices de esta realidad es un Pequeño Señor Brasilero al que llamaban por Sobrenombre MOSQUITO.

Un verdadero gigante a la Hora de la Chamba, lo diminuto de su figura, que daba la Impresión de fragilidad, era nada a la hora de trepar la cordillera y muchos días bajar 5 Kilómetros de Montaña junto con su gente para tomar el Vehículo y retornar al Campamento.

Pero para que se pudiera soldar, Había una serie de Etapas Previas, trazar la pista donde los Tipógrafos y los Ingenieros marcaban las rutas a seguir las curvas a crear, las pendientes a vencer, luego venia la apertura de Pista, Maquinistas que trazaban la pista por donde seria enterrada la Tubería, con un ancho que permitiera, la labor y con la precaución de conservar el medio ambiente igual al que se encontró.

Seguía la labor de Zanja donde Un Colombiano era el guía, acompañado de expertos maquinistas que operaban muchas veces sujetos por otras 2 maquinas, en unas pendientes que parecía pared de Edificios.
La zona que les describo estaba poblada por Comunidades Indígenas Alto-Andinas, la Inmensa mayoría pasa su vida en estas Montañas y jamás van a las Ciudades, son huraños por naturaleza, la Luz eléctrica es desconocida en estas Zonas, las Costumbres Incas permanecen Vigentes para ellos y rechazan de plano el Contacto con gente distinta a ellos.

A lo largo de la ruta para el tendido de la tubería, se encontró, restos arqueológicos, tenían un equipo de Arqueólogos que verificaba cada hallazgo y muchas veces, las obras se detuvieron por esta causa, también hallamos restos mas recientes producto de la Sanguinaria acción de un grupo terrorista llamado Sendero Luminoso, que de Luminoso no tenia nada, ya que exterminaba a los comuneros y les sustraía los pocos ganados y bienes con que contaban.

Luego de la Soldadura, venia bajado y tapado de la Tubería, ustedes verán en las fotos que muestro como había que hacer paredes gigantescas con sacos de Tierra, para poder hacer el tapado de la Tubería.

El Acabado que incluía dejar todo como estaba antes de la Construcción estaba a Cargo de un Simpático Moreno Brasilero José Maria Vento, el hombre de la eterna sonrisa y ejemplo de trabajo.

Pero nada de esto se hubiera logrado sin el alto grado de capacidad de la Gente de Mantenimiento, que eran verdaderos artistas apara reconstruir y crear piezas, con las que superaban los retos día a día, la nota discordante de este grupo la tocaban los Señores de la Administración que sin sacrificio alguno viviendo en las Ciudades solo ponían trabas al trabajo y creaban conflictos, tanto con el Personal Nacional como el Extranjero.
Las fotos dicen más que mil palabras, así que este relato esta acompañados de muchas fotos, para los que perdieron la vida en esta Obra necesaria para el Futuro del Perú, Nacionales y Extranjeros, mi gratitud y Paz en sus Tumbas.


Publicado
Modificado
Leído 20116 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


 

GAS DE CAMISEA DE LA SELVA A LA COSTA

   

Capítulos de este diario