Bolivia I

Escribe: dgdb
Ya casi una añito de viaje y ahora toca Bolivia, no se ni por donde, ni cuanto tiempo, ni nada, solo que entramos...

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1 3 4 5 6 7 ... 125

Acomodandonos

Guayaramerín, Bolivia — domingo, 7 de noviembre de 2010

Ya estamos en tierra firme, cruzamos el rio Mamoré y Bolivia nos acogió por una nueva temporada. Aquí tenemos pensado estar una temporadita y también por dos etapas (en principio, cada día cambiamos los planes y ya no sé donde acabaremos).
 
Cuando llegamos al puerto preguntamos por donde teníamos que sellar los pasaportes, y nos dijeron que ya estaba cerrada la oficina (que gusto volver a hablar español y poder enterarnos de todo). Nos sentamos un rato a fumar un cigarro mientras conversábamos con el policía que allí había y sacamos un poco de información de hoteles, taxis y demás. Como había alguno cercano, Javier se fue en busca a ver que encontraba. Al rato aparece decepcionado por los precios y la calidad. Hablando con un taxista, nos recomendó otros y esta vez se fue con él en moto. Cuando regresó más de lo mismo, pero uno cercano estaba a 10 reales y era sencillito, así que para allí que fuimos. Al llegar corroboramos lo que pensábamos, era 10 por persona, y aunque no nos pareció bien la idea, ya estábamos cansados y queríamos descansar.
 
Al entrar a la habitación nos dijo que no tenia almohadas y tampoco pared, era una malla de gallinero con una tela (aquí nos comen los bichos) así que gracias pero no. El gallo volvió al puerto en busca del motorista que le llevó antes a ver si recordaba donde estaba el otro hostal que le había gustado, ya que con más de 10 que vio ya no se acordaba ni del nombre, ni del lugar.
 
Al final regresó con una moto y nos fuimos a otro que le habían dicho de 20 bolivianos cada uno, pero estaba lejos. Cuando llegamos (estaba lejitos de narices) el hombre no tenía ganas ni de enseñarnos las habitación, o lo tomamos o lo dejamos, y fue lo segundo, más por cabezonería que por otra cosa. Ya era tarde, estábamos cansados y solo queríamos dormir, así que le dijimos al de la moto que nos llevara a uno cercano y que ahí mismo pasaríamos la noche.
 
A buena hora le dijimos nada. El tipo nos metió en un medio picadero en reformas, y lo único bueno del lugar era la simpatía del dueño. Como era o eso, o regresar y pagar otra vez la moto (10 bolivianos) y bla bla bla ahí nos quedamos. Tenía habitaciones a escoger, o con enchufe, o con puerta, porque como estaba en reforma, tenia los cuartos medio desmontados, los colchones malísimos y el baño (compartido) una pocilga, pero accedimos y nos quedamos con la habitación con enchufe, así que dormimos sin puerta. Otro detalle bueno es que teníamos la terminal a 200 metros y no necesitaríamos pagar mañana moto por salir de aquí, solo caminar un poco.
 
Ya estábamos rotos y no teníamos ganas de nada, no había nada abierto por ahí cerca y no lo íbamos a buscar, así que a la cama sin cenar (vaya tipito que se nos está quedando).
 
En fin, bienvenidos a Bolivia, espero que esto se quede solo en otra anécdota graciosa y todo vaya mejorando a medida que pase el tiempo.


Publicado
Modificado
Leído 1810 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1 3 4 5 6 7 ... 125
 
 


Capítulos de este diario