Guatavita

Escribe: RicardoDuran
Tesoro escondido

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

Guatavita

Guatavita, Colombia — jueves, 17 de marzo de 2011

Aunque San Andrés y Cartagena son verdaderas joyas del Caribe; Bogotá, Cali ó Medellín son ciudades vibrantes,  modernas, cosmopolitas  y culturales; y nuestro eje cafetero posee los paisajes más impactantes y dignos de enseñar y visitar, Colombia atesora lugares escondidos que también vale la pena descubrir. Uno de estos destinos poco nombrados es Guatavita. 
 

Estando en Bogotá por un fin de semana largo, y después de disfrutar mucho de lo que esta ciudad ofrece a propios y visitantes, estaba pensando en algún lugar fuera del perímetro urbano, algo alejado de la locura propia de esta ciudad pero lo suficientemente cerca de ella, pues debía emprender un viaje largo al regresar. Después de averiguar un poco on-line me decidí por Guatavita, a menos de dos horas de Bogotá por la carretera que conduce a La Calera, es un pequeñísimo pueblo de estilo europeo ubicado a orillas del embalse de Tominé. Desde Bogotá puedes tomar transporte hacia Guatavita en tres puntos diferentes: Terminal de transportes, paradero de la 72 ó portal norte de transmilenio ($5.500 / U$D 3)
 

Había hecho una reserva con anticipación en el hospedaje “El mirador del pueblo viejo”  ($70.000 / U$D 35 por noche en habitación doble con baño, chimenea y una vista hermosa al lago) al llegar al pueblo llamé a Don Ricardo Uchuvo (311 478 4920) , encargado del hospedaje, quien muy amablemente llegó donde me encontraba, me indicó donde me quedaría y me ayudó con las maletas. Ese domingo había bastantes turistas, sin embargo el pueblo no pierde la tranquilidad y paz que le da el estar en medio de inmensas montañas y al frente de tan bella laguna. Puedes encontrar almuerzos buenos y deliciosos desde $5.000 / U$D 2.5 y también bastantes tiendas de artesanías con artículos propios de la región, incluso puedes ver las mujeres del pueblo tejiendo en las calles.

Otra de las actividades que puedes realizar es visitar el Museo Guatavita donde solo po $1.000 / U$D 0.5 puedes conocer la historia mágica que guarda este pueblo, y de las culturas que allí solían habitar.

Luego puedes bajar hasta el improvisado puerto de la laguna donde te ofrecen paseos en bote por el lago, con precios que pueden ir desde los $20.000 / U$D 10 hasta los $80.000 / U$D 40 depende de lo que quieras, puedes escoger visitar la isla ó las ruinas(o las dos)  y también puedes escoger por tiempo, como travesías de hasta una hora por ejemplo.
 
Al día siguiente, otra actividad que nos comentaron en el hospedaje fue la caminata hasta el volcán inactivo que esta justo al lado del pueblo, desde donde según los encargados se tiene una vista privilegiada de la región, pero esta actividad y los paseos a las otras lagunas son a partir de los martes, los lunes son como el día de descanso, sin embargo la dejamos pendientes para una próxima ocasión.


Publicado
Modificado
Leído 6275 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


Capítulos de este diario