México: Cuarto Encuentro Internacional de Viajeros

Escribe: buvar
Fue una reunión emocionante, de encuentros y reencuentros, de fortalecer amistades e iniciar nuevas, de programar viajes a lugares recónditos, de descubrir que la pasión por viajar es nuestro elemento aglutinador. Asi fue este nuevo encuentro internacional de viajeros, que nos llevó de la Ciudad de México a la histórica Guanajuato.

 

   Enviar a un amigo   

 
1 2 3 Capítulo 5 7

Guanajuato: de El Pipila a la Mina La Valenciana

Guanajuato, México — sábado, 1 de octubre de 2011

Y antes que este día martes 13, se vaya llegamos a la ciudad histórica: a Guanajuato donde acompañaremos a nuestros hermanos mexicanos a gritar el ¡Viva México!  más emocionante que hayamos gritado en todas nuestras vidas.
Guanajuato es una ciudad minera, llena de túneles con una importante universidad, creada por la Compañía de Jesús y un pueblo que ha dado grandes hombres a la patria como El Pipila, a cuya estatua nos dirigimos nada más llegar a la ciudad.
Juan José de los Reyes Martínez Amaro,  trabajaba como barretero en una mina y temprano ya optó por el camino de la insurgencia. Conoció al cura Hidalgo y en la toma de un edificio emblemático a cargo de los realistas, cumplió un rol fundamental, se puso una losa en la espalda, atravesó las filas enemigas e incendió la puerta que lo que permitió a los insurgentes invadir el palacio llamado  La Alhóndiga. Sus compañeros de trabajo lo apodaban El Pipila, ya que tenía cara de guajalote.
Desde el lugar donde está enclavada la estatua de este héroe se tiene una de las mejores vistas de Guanajuato y de su universidad. Allí recibimos una clase de historia sobre los costos que tuvo la independencia mexicana, tras lo cual nos dirigimos a nuestro hotel que tiene el atractivo nombre de “Al son de los santos”, un primor de hotel.
Ubicado cerca del casco central, tiene unas habitaciones muy atractivas, todas con nombres de santos, a nosotros con la viajera Beatriz nos toca la habitación San Roque, vecina a la San Francisco, donde está Carmen y a la San Diego donde está Toñita. Al igual que en el DF, cada uno recibió la habitación con el nivel de privacidad que solicitó.
Nos dan solo unos minutitos para cambiarnos ya que esta noche tenemos una actividad muy entretenida una “callejoneada” con la tradicional estudiantina.
Esta tradición tomada de las universidad españolas consiste en una tuna que va por los estrechos pasillos, dando serenatas por encargo. En esta oportunidad nosotros seremos los dueños del encargo e iremos cantando y bailando por las angostas callecitas guanajuatenses. Aprovechamos de festejar el cumple de Graciela, y el amor de la pareja argentina formada por Noelia, hija de Lily y Gonzalo, una parejita que nos robó el corazón a todos.
Ellos reciben canciones y serenatas y entre bromas y brindis, llegamos al callejón del beso, un angosta callejuela donde hace años una pareja fue sorprendida besándose de una terraza a otra, lo que trajo fatales consecuencias para el futuro de los enamorados, ya que el novio por ser pobre no era bien visto por la familia de la muchacha.
Algunos vamos a comer algo ligero otros van de dancing, mañana igual el bus nos recojera temprano para visitar la Mina La Valenciana.

El trabajo minero
 
La minería de Guanajuato ha dado muchos frutos particularmente en el ámbito del oro y  la plata, aún cuando las condiciones en las cuales realizaban su trabajo los mineros eran muy precaria lo que hacía que gran parte de ellos contrajera tempranamente la silicosis.
La mina La Valencia comenzó a explotarse en el siglo XVIII produciendo oro  y plata y llenando de riqueza a sus dueños que decidieron construir un templo, para agradecer a Dios que fuera lo suficientemente lujoso como para estar acorde con la mina.
Solo pude tomar el templo por fuera, ya que con la prisa no revise la resolución con la que venía la cámara de fábrica y justo cuando entraba se agotó la tarjeta. Cuando descargue advertí que estaba tomando fotos de ¡8 megas!. Deberé esperar regresar al hotel donde tengo más tarjetas.
Volviendo a la mina hay que decir que  ahora  es un polo de atracción turística al igual que el hermoso templo de San Cayetano, que preside la colina donde se emplaza la mina. En la zona existen muchas tiendas de artesanía de muy buena calidad, yo compre una talla en madera de la sagrada familia, a un precio muy conveniente y aunque tuve miedo que me fuera requisada en el aeropuerto pasó sin problemas, me revisaron la mochila, pero no la bolsa de las artesanías, donde venía el pesebre tarahumara que por tener fibra también pensé que podría ser requisado.
Cumplido este paseo nos dirigimos al edificio más emblemático de Guanajuato, la Alhóndiga de Granaditas, que cumplió un rol clave en la Independencia de México. Llegmos justo cuando se hacen los preparativos para la ceremonia de mañana en la cual una vez los mexicanos renovarán el grito de Independencia.
El monumental edificio es ahora un museo que cuenta en estatuas, objetos y pinturas murales la gesta de la Independencia.
Aún alcanzamos a mirar un poco la ciudad y ver otros edificios emblemáticos.

Almorzando en ambiente mexicano

Hoy el almuerzo es libre y Alma nos sugiere ir al centro de Guanajuato, que creo que no lo he dicho pero también tiene declaración de Patrimonio Universal de la Humanidad por la Unesco, la recomendación si me memoria no me traiciona es a la Casa Ofelia, un restaurant de ambiente muy mexicano, es decir lleno de colorido y con una comida aliñada, ¿adivinen con que?, con ajiiiiiiiiiiiii.
De todos modos almorzamos bien, en buena compañía y a precio módico, por lo menos para lo que es la gastronomía chilena.
Aún nos queda tiempo de manera que allá vamos bajo el fuerte sol  a caminar por Guanajuato, nos dirigimos al antiguo convento jesuita, transformado ahora en la Universidad de Guanajuato. Pasamos por la casa de Diego de Rivera, no entramos ya que en mi anterior visita a la ciudad ya la visité y seguimos rumbo a la alhóndiga, para desde allí bajar hasta el mercado.
Algunas viajeras aún no tienen  su atuendo para la ni noche de clausura ni para la ceremonia del grito por lo que hay que abastecerse y luego ir a arreglarse.
Dejo la clausura para el siguiente capítulo y además les dejo al link al hotel que está muy bueno y a buen precio.

http://www.alsondelossantos.com/esp/index.php


Publicado
Modificado
Leído 1369 veces

    Enviar a un amigo

1 2 3 Capítulo 5 7
 
 


 

Capítulos de este diario