Guanajuato la ilusión del amor

Escribe: didoberto
En este diario comparto cosas muy personales, pero lo hago por guanajuato una ciudad con magia propia.

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

Guanajuato

Guanajuato, México — jueves, 13 de julio de 2000

En este diario no encontraras referencias turísticas o descripciones de experiencias de viaje, encontraras un ejercicio personal que decidí realizar para dejar atrás etapas difíciles de mi vida.

A este diario le he tenido miedo durante mucho tiempo, no se si deba de escribirlo, no se si deba de compartirlo pero el poder de este lugar es demasiado y hay que tener cuidado al visitarlo.

Siempre he querido compartir en un foro público lo que viví, creo que es necesario para mí y he encontrado gente muy buena en esta página, así que espero no juzguen mi inexperiencia, y sirva de algo a alguien que atraviese esa situación que yo experimente.

Todo esto sucedió hace diez años exactamente 13 de julio de 2000, tenía yo entonces 17 años y era muy inmaduro e inexperto, creo que por eso me paso lo que me paso.

Pero tengo que iniciar desde el principio, yo soy un hombre homosexual y había decidido vivir mi vida como tal con todo lo que eso implicaba, y comencé una relación con un hombre diez años mayor que yo, la relación no iba muy bien, pero era mi primera relación y yo le estaba echando muchas ganas, por lo tanto decidimos realizar un ritual que nos uniera simbólicamente (en ese tiempo no era legal el matrimonio gay en México) e irnos de luna de miel, decidimos Guanajuato.

Como comente mi relación era difícil, el sufría de trastorno bipolar y neurosis y tenia tendencias suicidas pero decidí realizar el viaje planeado con el, de hecho se adelanto debido a que sufrí agotamiento por los mismos problemas que estaba enfrentando.

Todo esto se los comparto por que no hay mejor manera de describir que es Guanajuato y lo que puede producir en las personas que lo visitan.

Llegamos a Guanajuato y él cambio, Guanajuato lo cambio dejo de tener miedos, dejo de tener cambios de humor y dejo pensar en el suicidio, visitamos el teatro Juárez, cenamos oyendo trova en el jardín de la unión, fuimos a la presa de la olla, caminamos las calles subterráneas, cogimos como locos y con pasión todas las noches, tomamos una callejonada, cenamos crepas en la plaza de San Francisco, caminamos bajo la lluvia por la noche, paseamos con el quijote, subimos al Cristo rey, y fuimos la pareja mas feliz y enamorada del mundo, fue lo mas real que he vivido y todo gracias a Guanajuato.

Imaginen lo maravilloso que fue que esa semana de felicidad me permitió aferrarme a una relación enfermiza por mas de ocho años, recordando y volviendo a vivir esos días en que fuimos felices, en esos momentos en que estaba encerrado en el baño con miedo, las madrugadas caminando en la calle, los gritos, las pastillas, el miedo, las lagrimas, el dolor de encontrame en un sitio y en una circunstancia indigna, en una situación de mucha violencia.

Creo que si no hubiera visto sus ojos llenos de felicidad y amor, ambos sentados en el teatro Juarez en la madrugada, nunca hubiera creido que ese ser que tanto daño me hizo podia amar al mismo tiempo de esa manera, trate durante 8 años de recuperar a ese ser que conoci en Guanajuato pero el precio fue demasiado alto.

Por favor no me juzguen por haber estado dañándome a mi mismo por tanto tiempo, hago este diario por que ya me perdone a mi mismo y perdone a Guanajuato per haberme dado ese espejismo.

Si estas en una relación destructiva no tengas miedo, pide ayuda, grita y no te quedes callado es posible salir venturoso aunque parezca que el camino ha terminado.


Publicado
Modificado
Leído 962 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


 

Capítulos de este diario