¿Guana & Rana o sapolandia?

Escribe: anaspa
Como muchas mujeres creía en los príncipes azules, que llegaban en caballos blancos a rescatar a la damisela en peligro… pero eso es medio sexista, además rescatada de qué? (al menos en mi caso…) Entonces me decidí a ver que tanto ofrecen los sapos de hoy en día, jajajaja y eh aquí mi historia…

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1 3

Día de presentaciones, bellas tentaciones, obras y buenas razones...

Guanajuato, México — viernes, 24 de julio de 2009

Esperaba a que le dieran las vacaciones a mi sapo preferido, cuando un día por la mañana me llega un mensaje que decía: “oficialmente estoy de vacaciones, a donde nos vamos?”

Y yoyujuuuuu, tenía una amplia variedad de opciones a no más de 6 horas de distancia, el me dejaba todo a mí, quería que yo hiciera y deshiciera a mi placer, yo por el contrario tenía taaanto trabajo y estaba taaaan cansada que lo único que quería era poder llegar a realizar el viaje, pues a cómo iban las cosas ya veía seriamente que no iba a poder ir, entonces un jueves por la noche me reuní con mi sapo y me dice que onda a donde vamos a ir, y en un ir y venir
de dimes y diretes entre Zacatecas, La Huasteca Potosina, Real de Catorce y 4 Ciénegas….

Después de algunas horas de discusión, por fin.. me dijo mira sabes que como hoy no nos vamos a ir, mañana me hablas y me dices a qué hora nos vamos, tú decides a donde vamos ok? Y yo bueno, aunque un poco molesta pues estaba cansada y no tenía ganas de pensar, esa noche no pude dormir me la pase pensando en el maldito de mi jefe y en todo lo que se había cargado la mano conmigo, llego el día siguiente y checando mapas y carreteras de México cuando por fin encontré destino: Guanajuato es el lugar, este año ando retro, visitando los lugares a los que mis papás me llevaban de niña, así que compre los boletos por internet con descuento de estudiante, y más tarde le llame a sapito, y le dije que onda morrito?

Te veo a las 11 en mi casa?
, y así pasó, dieron las 11 y toco a mi puerta, Salí pero que si
corriendo, y nos fuimos a la central, en el camino me pregunto a donde vamos, y luego se retracto diciéndome que mejor se esperaba a que estuviéramos en el mostrador cambiando los boletos, así llegamos a la central en medio de un tráfico de media noche, donde como la canción de Jumbo (fotografía) El tráfico de la ciudad es la versión moderna, De las estampidas de
carácter animal, De carácter animal, El navegar las avenidas es como aquel horrible día en que, Todo sale mal…
la diferencia es que aquí todo iba viento en popa… Total cambiamos nuestros boletos y nos acercamos a las puertas de salida, entre un bullicio de gente íbamos caminando uno de tras del otro, cuando de repente me pregunta, oye no que íbamos a ir a
Zacatecas?, a lo que le respondo pues si pero hace mucho que no voy a Guanajuato además en dos semanas me voy a Zacatecas con mis amigas y contigo ya fui… jajajaja creo que no le hizo mucha gracias porque después me lo hizo saber, llego el autobús, lo abordamos y nos dispusimos a pasar 11 horas de camino recargado uno con otro, después de la larga travesía (y es que fue una
excepción a mi regla de más de 6 horas de camino, avión a huevinho! Jajajajjaa) por fin llegamos a León y a menos de una hora esta en Guanajuato, la verdad yo estaba bastante tentada de bajarme en León pero lo bueno de ir con un hombre es que ponen su cara luego luego y pues me aguante.

Al fiiiinnnn llegamos a Guanajuato, ahí nos sorprendió un clima muy agradable después de estar a 40°C grados todos los días en Monterrey, Guanajuato se encontraba a unos maravillosos 25°C grados, apenas bajándonos del autobús nos abordaron unos guías de turista que en un principio
yo pensé eran de turismo del estado, pero no era así, eran de una agencia privada y lo que hacían era intentar vendernos un paquete, nos recomendó un hotel y huimos del lugar con la molestia del tipo por no haberle comprado un paquete, abordamos un taxi en la central que nos cobro 35 pesos (como poco menos de 3dlls) y nos llevo al Mercado que es donde buscaríamos nuestro hotel, en el trayecto el taxista comenzó a platicarnos que Guanajuato era un lugar muy
tranquilo, la gente era muy buena, y de repente la conversación tuvo un giro de 360°  y nos empezó a contar que él se había metido a vender droga para comprarse un carro…. Jajajajaja yo no sabía si reírme o asustarme, así que solo escuchaba atenta la conversación, después de un ratito llegamos al mercado y ahí nos bajamos, buscando el hotel Posada San Francisco, que reverenda porquería llegamos y aun las habitaciones no estaban listas, la tipa de la estancia quería que dejáramos deposito sin si quiera mostrarnos las habitaciones, ¬¬ osea mande con la tipa… nos fuimos a desayunar en lo que las habitaciones estaban listas, y nos topamos con unos tacos “al
pastor” que estaban deliciosos!!, comimos aguuuusto y luego regresamos al hotel con nuestras cosas y aún no estaba listo, le dije a mi sapo que viéramos en otros lugares que nada perdíamos, y saliendo del hotel luego luego alguien nos abordo que si buscábamos hotel y nos dijo nombre yo los llevo a uno bien barato (nos dijo 250 pesos, yo en Zacatecas me quede en una maravilla de hostel por ese precio el Villa Colonial, altamente recomendable ee!!!!), y nosotros así de
bueno, nos llevo a un lugar “interesante” pero no en el buen sentido, entramos y parecía vecindad como de Tepito, en la entrada había puesteros, y más atrás estaba la recepción, el lugar era muy sucio y parecía vecindad, yo la neta desde que entramos ahí pensé que nos iban a asaltar, porque la neta el tipo que nos atendió tenía cara de padrote, y el otro tenía cara como mmm de maleante jajajaja, y no es que me deje llevar por las apariencias, pero no manches así
me la ponen muy difícil….

Nos mostro la primera habitación que creo que jamás olvidare en mi vida… antes de notar los muebles rotos, el olor de la habitación y la humedad impregnada en las paredes, no pude evitar ver los pétalos de flores que estaban esparcidos en la cama y el piso y como había un montón de
sabanas enrolladas en medio de la cama, a lo que esta persona solo nos contesto: “debió de ser una pareja muy apasionada” osea mande!!!, digo no soy una mojigata ni mucho menos, pero no manches si nos van a mostrar una habitación al menos que este presentable, de ahí insistieron en mostrarnos otra, pero definitivamente yo no me quería quedar ahí, nunca me eh hospedado en un lugar tan feo e inseguro… y eh estado en lugares donde hay puro pacheco, acosador, que no hay agua, etc etc, pero nunca me tope con esto…

Ya una vez que escapamos del lugar y nos decidimos del “amigo” agente de viajes, regresamos a la Posada San Francisco, a preguntar si las habitaciones estaban listas, cosa que la tipa nos contesto: Van a seguir buscando habitación, o se van a quedar aquí?” cosa que se me hizo muy ruda, además ni que no estuviéramos en nuestro derecho de ver opciones, no tenia porque molestarse, somos turistas, somos viajeros, se supone que podemos decidir donde creemos que nos conviene estar, y si ella no nos puede ofrecer un servicio en el tiempo que nos dijeron, pues fuck her! Jajajajaja Total nos mostro un cuarto que no era la gran cosa, y como yo me sentí ofendida por cómo me hablo antes, no nos quedamos ahí, seguimos caminando en Av. Juárez y mi sapo comenzaba a desesperarse, así que me dijo Ana por favor ya escoge un lugar!, ahí fue cuando me di cuenta que estaba desesperado, entonces entre a un lugar que no recuerdo como se llama y nos topamos con un chavo muy amable, al cual le pregunte si tenia habitaciones y si podíamos verlas, cosa que me contesto con toda naturalidad y complacencia, claro que si amiga, mira ahorita tengo la 20 disponible, síganme y se las muestro, loseguimos y nos mostro la habitación, era bastante sencilla, tenía una cama, dos muebles para poner cosas, una pequeña tele, un closet, que nunca uso jaajajja, y un sillón, el baño era completo y estaba todo muy limpio,
entraba mucha luz al cuarto, y le dije cuanto? Me dice 300, el Posada San Francisco costaba 350, pero la tipa era una idiota, el Hotel Juárez (el vecindad estilo Tepito) costaba 250, y este 300, era perfecto, exactamente lo que buscaba, un lugar donde pudiera dormir durante la noche y dejar mis cosas durante el día… Pagamos el día y nos quedamos un rato a descansar…

Realmente fue una odisea encontrar un hotel decente y a buen precio, toooda una experiencia…
Del hotel nos fuimos a caminar por ahí y por allá disfrutando del panorama colonial que ofrece Guanajuato, así llegamos al Mercado Hidalgo, y comenzamos viendo las cosas típicas de un mercado, como las frutas y carnes frías, además había dulces, artesanías y souvenirs… De ahí seguimos caminando calle arriba y nos topamos con la Basílica de Nuestra Señora de Guanajuato, que está pintada con colores muy cálidos, y había muchos turistas en los alrededores, así como agentes turísticos persiguiéndolos jajaja, seguimos caminando y nos topamos con otra iglesia en restauración el cual era el Templo de la Compañía de Jesús, por dentro era impresionante, pero no tome fotos porque pensé que no dejaban jajajaja, luego después de una pequeña pausa continuamos nuestro camino hacía la Casa de Diego Rivera, donde te cobran como 10 pesos por entrar, y hay más de 200 obras de él, las cuales no son la gran cosa, lo más sorprendente son las obras que se encuentran temporalmente Eiki Ito es un nombre que recordare por mucho tiempo, es un japonés que su madre!!! Tiene un estilo tan detallado y fantástico, sus obras son geniales, yo podría haber pasado horas y horas viéndolas, lo malo es que llegamos muy tarde y ya iban a cerrar asi que tuvimos que apresurarnos, pero es altamente recomendable!!!

De ahí seguimos avanzando hasta llegar al Jardín de la Unión y ahí nos topamos con el Ex Convento Dieguino y el Templo de San Diego, que es una Iglesia bastante linda y con muchos detalles en cantera, y al lado se encuentra el Teatro Juárez, toda la zona es un centro de reunión para las rondallas, estudiantinas, tunas y demás espectáculos callejeros que ofrece Guanajuato, anduvimos rondando la zona y se escuchaba música por todas partes, nos alejamos un poco de la zona y nos topamos con una mini estatua de Jorge Negrete, cerca de la calle del Canpanero jajajajaja aún me burlo de la ortografía…

Seguimos cambiando de rumbos, y nos topamos con el Teatro Cervantes, donde había una mega estatua de su representación, en nuestro caminar descubrimos unas escaleras, las cuales nos llevaron a las calles subterráneas de Guanajuato y por las cuales anduvimos un rato un poco temerosos jajajaja y es que esas calles imponeeen…

De ahí volvimos al Jardín de la Unión y nos dejamos convencer de las callejoneadas, pagamos módicos 90 pesos (aunque luego descubrimos que podíamos ir de gratis, pues era demasiadagente, jajaja como se iban a dar cuenta!) pero bueno, nos agregamos a una y nos dieron nuestro respectivo Porrón y en lo que comenzaba todo el
cotorreo se nos acerco un gringo a preguntarnos que era lo que traíamos en la mano (osea el porrón) y ya el sapo le comenzó a explicar, que era el porrón y el gringo le seguía haciendo preguntas de que significado tenia Guanajuato, etc, etc, etc, al final el gringo pensaba que los porrones eran pipas para fumar marihuana y al ver a mas de 100 personas en ese rato con uno, se le hizo tan extraño que no pudo evitar preguntar jajajajaja, y así comenzó la callejoneada, entre el bullicio de la gente y uno que otro colado…

El recorrido duro una hora aproximadamente, buena música, todo muy peor muuuy romántico, aunque a nosotros como que eso no se nos da jajajaja, termino en el callejón del beso donde complementaron con una explicación que fácil escuche 4 veces, del cual nos sordeamos completamente, pues dicen que si pasas por ahí y no te besas en el tercer escalón tienes 7 años de mala suerte y pues, por si las moscas mejor nos sordeamos jajajajaja.


Terminamos el recorrido en ese lugar, en el regreso al hotel, al pasar por el Mercado Hidalgo, nos encontramos con que estaban unos hombres haciendo trabajo de mantenimiento y no pudimos evitar tomarles fotos, se veía impresionante como arrojaban luz en medio de la
oscuridad (a medias) de la noche, yo tome como dos a lo que los hombres respondieron: “foto, foto” y sapo corrió a tomarle foto de más cerca jajajajajaja estuvo genial eso!!!, de ahí nos
fuimos al hotel, esperando hacer un paseo en las afueras al día siguiente


Publicado
Modificado
Leído 1700 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1 3
 
 


 

Capítulos de este diario