Caiman, El placer submarino

Escribe: Visigodo
El primer nombre que tuvieron fue el que les dio el mismo descubridor, tal como escribió su hijo Fernando Colón: "Vimos unas islas pequeñas, llenas de tortugas, igual que todo el mar a su alrededor, que parecían rocas bajo el agua. Las bautizamos islas de las Tortugas." El nombre de las islas se modifico con el tiempo hacia Lagartos y Caimanes por confundir con tal especie a las iguanas que poblaban estas islas

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

Caiman, el placer submarino

George Town, Islas Caimán — sábado, 11 de octubre de 2003


Rescate y salvación


Según la leyenda, diez barcos que en 1788 regresaban a Inglaterra desde Jamaica naufragaron en estas costas y todos sus tripulantes fueron salvados por los habitantes de las islas. Jorge III, en agradecimiento a su acción, liberó a los caimaneses de la obligación de tributar a la corona.

Y hoy las dos fuentes de ingresos de las islas más importantes son el turismo y las finanzas. El resultado es un lugar tranquilo sin desempleo ni delincuencia en el que existe un límite de 300.000 turistas al año. Los habitantes piensan que más gente podría alterar su ritmo de vida.

La antigua capital era Bodden Town, situada al norte de George Town, en la única carretera que sigue esta dirección. A lo largo de ella, enmarcada en una fértil vegetación caribeña, se alinean antiguas casas coloniales y el Castillo de San Pedro, refugio de Barbanegra, donde se rememora la época pirata de las islas.

Clima y gente mezclados

La temperatura tropical del lugar se ve aliviada por los vientos alisios, que llevan a una media de 25°C casi todo el año. La temporada alta en va desde diciembre hasta abril.
Su población -como su historia- es una mezcla de europeos y africanos que hablan inglés con acento antillano. La mayoría de su gente se encuentra en la isla más grande, Gran Caimán -con 31 mil habitantes-, luego le sigue Caimán Brac, con unos 1500, y en la más pequeña solo habitan 150, aunque solo 50 de forma estable, luego del terror que causó un huracán en el año 1932, que arraso con todas las viviendas.

Al estar en el caribe las costumbres del lugar al comienzo suelen parecer inusuales, ya que al ser una colonia británica los autos circulan por izquierda y las casas tienen el corte inglés. Sin embargo su gastronomía tiene sabor local, que permiten disfrutar de langostas, calamares, pescados, frutas y hortalizas tropicales, que se pueden acompañar con coco, cacao, canela y el rum, que es la bebida nacional.

A bucear!

La estrella del ocio en Caimán son los deportes náuticos, tales como submarinismo, vela, fotografía submarina en medio de arrecifes de coral y calas paradisíacas. Caimán es el destino ideal para los que gustan del buceo. La plataforma submarina tiene intensos e inmensos paisajes de arenas y corales -el parque de corales más grande luego del de Australia-, e incluso gran parte de su territorio fue declarada parque natural.

Siendo un destino ideal para ello, el buceo ofrece diversas opciones: entre ellas el snorkelling de recreación, de mar abierto, o de fotografía submarina entre su fauna y los fabulosos naufragios que quedaron luego de la época pirata que tuvieron estas mágicas islas.

Pero eso no es todo. La isla cuenta también con excelentes campos de golf, lugares para la pesca deportiva, windsurf, esquí acuático, equitación, críquet y tenis, además de los encuentros locales de rugby y fútbol. Así podemos ver que lejos de la tranquilidad que pueden ofrecer sus cálidas playas, Caimán ofrece muchas oportunidades de diversión. También cuenta con un cine y teatros.

La "Cayman Turtle Farm", única granja de tortugas del mundo, ayuda a repoblar la población marina de este animal y, ya de paso, a abastecer a los restaurantes de las islas especializados en platos derivados de su carne.

Si no se anima a internarse en las profundidades de la isla, también se puede disfrutar de El Atlantis, un pequeño submarino con capacidad para 28 pasajeros que recorre a 80 metros de profundidad la barrera de coral de Gran Caimán.

Y luego de tantos viajes y aventuras, nada mejor que aprovechar la condición de puerto franco, donde se puede encontrar una gran variedad de artículos a buen precio, tales como relojes, joyas, artesanías locales, cristal, coral negro, etc.

RECOMENDADOS:

La ya citada granja de tortugas, donde se pueden ver todos los tipos y tamaños de tortugas del lugar, y también se pueden encontrar ejemplares de iguanas azules, en peligro de extinción. Hay también loros y papagayos multicolores. Para salidas nocturnas; los clubes musicales y discotecas ofrecen espléndidos músicos que tocan en vivo soca, calipso y merengue, los ritmos representativos de las islas.

Tampoco faltan los clubes con música reggae, hip-hop y rock para él publico joven, donde incluso se pueden encontrar notables performances de DJ`s. Lugares: El Museo Nacional de Caimán, que tiene muestras de fotografías, objetos, documentos y testimonios de las islas. Aún mejor es el Museo Marítimo y del tesoro. Allí se podrán conocer las historias de piratas, y en el Museo de Tesoros Mokee, se podrán ver los tesoros de galeones del S. XVII.

Otros sitios de interés son la asamblea legislativa, el Ayuntamiento, la Biblioteca Nacional, el Tribunal de Justicia y un recorrido especial a Botabano, lugar ideal para la práctica de submarinismo.

Además en el distrito de Savanah se encuentra el castillo de Pedro St. James, la fortificación más antigua de la isla, donde se puede disfrutar de un espectáculo audiovisual sobre la historia del lugar.

El festival de la semana de los piratas llevado a cabo en octubre celebra la historia pirata de la isla, este es el festival anual más grande y con más colorido: muy recomendable para salir a festejar.

Tips:

British Airways ofrece vuelos directos a Grand Cayman, vía Londres, operados por su subsidiaria, Caledonian Airways. Otra posibilidad es volar a Miami, Atlanta, Houston, Tampa u Orlando, con cualquier compañía que llegue a esos destinos y desde allí, con Cayman Airlines. En el interior, se puede alquilar un coche o emplear el transporte público, que es eficiente, y los taxis, que son costosos. Cayman Brac y Pequeña Cayman están enlazadas diariamente, vía aérea, por la compañía Air Cayman, aunque también se pueden encontrar botes a menor costo que lo llevan de una isla a otra.

En Grand Cayman, Islas Caimán

1 cayman dólar = U$S 1.20

En George Town, Islas Caimán

Los pasaportes y los boletos de vuelta son esenciales para llegar. Otro dato importante: El impuesto de la salida al dejar el cayman es de U$S 12.50.

En George Town, Islas Caimán

La desnudez pública se prohíbe. No se permite el topless en las playas, y se debe ir vestido cuando se la deja.

En George Town, Islas Caimán


Publicado
Modificado
Leído 2933 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


 

Caiman, el placer submarino

   

Capítulos de este diario