Viaje a Chaitén, la subida a su volcán en actividad y Futaleufú

Escribe: Zohlrack
Este viaje lo emprendimos con la idea de conocer un poco de la Carretera Austral. Nuevamente fuimos casi por las nuestras, con la única certeza de que había un barco que llegaba a Chaitén desde Puerto Montt. A medida que estábamos en lugares, distintos personajes nos fueron guiando a los lugares de alojamiento y de paseo, convirtiendo estas vacaciones en otra experiencia inolvidable

 

   Enviar a un amigo   

 
1 ... 6 Capítulo 8 10 11 12

Un día en Futaleufú y paseo al Lago Espolón

Futaleufú, Chile — domingo, 14 de febrero de 2010

Nos levantamos tardísimo, tipo 12:00 hrs, jajaja. Y para que vean el cariño de la Sra. Amelia:
- Chicos ¿no van a tomar desayuno? (café, pan, pie de limón y kuchen de frutillas)
- No creo, igual es como tarde ya.
- Na... si está rico, dénle no más
- Mmm... será po!

Nos levantamos, y gracias al dato de las hijas de la sra. Amelia, nos fuimos hacia al extremo oriente del pueblo. Allí se encuentra uno con la Laguna Espejo, que tiene un paseo peatonal por la orilla, cual costanera. De ahí, tomamos el camino de la izquierda, que va subiendo, hasta que se llega a un sitio que tiene la particularidad de albergar 2 toneles gigantes celestes y grifos amarillos en el suelo. Uno entra allí, y hay una casa, a la cual te diriges para contarle al dueño que irás al "mirador". No hace ningún problema. Ahi mismo, con unos pastelones, comienza el sendero, que tiene unos 200 escalones de concreto, que llevan hasta el depósito de agua. Al llegar, a mano derecha, hay un alambrado con un pequeño espacio para pasar, y allí, sigues el sendero que te lleva hacia una roca desde la cual vez todo Futaleufú. Una vista, sin duda, muy bonita.

Bajamos, almorzamos en la casa (pollo al horno... pero ellos lo hacen con papas cocidas y longaniza) y al rato, don Joel, el marido de la Sra. Amelia, nos dice que saldrá tipo 17:30 hrs hacia el Lago Espolón a pescar en vehículo. Obviamente, nos colamos, ya que la ida a pie al lugar es larguísima. De repente, si le tiran un par de lucas a don Joel, igual los lleva.
El camino llega hasta un embarcadero que usa la gente para cruzar al otro lado del lago Espolón, que a diferencia de lo que uno pudiera pensar, está habitado y con una amplia comunidad. Desde ese mismo lugar, uno camina por un sendero que está hacia la derecha que pasa entre las casas de habitantes, hasta que llega al cerro mismo. Alrededor de 1 hr de camino después por el sendero que no tiene nada de difícil, se llega a la playa del Lago, algo increíble: un paisaje impresionante, el agua cristalina y, más encima, es posible obtener una pesca fructífera de salmones y/o truchas.
Sin duda, un paseo imperdible por su belleza. Las imágenes expresan más que las palabras.

Después de eso, llegamos a un cibercafé a descargar fotos (recuerdo que vale menos de $600 la hora)  y de ahí, a dormir, ya que a la mañana siguiente debíamos tomar la micro de vuelta a Chaitén.


Publicado
Modificado
Leído 2760 veces

    Enviar a un amigo

1 ... 6 Capítulo 8 10 11 12
 
 


 

La Laguna Espejo y su paseo peatonal

   

Capítulos de este diario