La Región de los Lagos

Escribe: eduardorojast
(Dic. '97) Eran las 11 de la noche cuando mi alma y yo abordamos el bus y salimos de Santiago para dirigirnos a Pucon, un pequeño pueblo ubicado a orillas del Lago Villarica en la llamada...

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

La Región de los Lagos

Frutillar, Chile — lunes, 28 de julio de 2008

(Dic. '97) Eran las 11 de la noche cuando mi alma y yo abordamos el bus y salimos de Santiago para dirigirnos a Pucon, un pequeño pueblo ubicado a orillas del Lago Villarica en la llamada región de los lagos, ubicada en la parte sur de Chile.

Llegue a la estación de buses de Pucon a eso de las 6 de la mañana; lo primero que hice fue buscar un hospedaje cómodo y barato, luego de encontrarlo y registrarme me fui a desayunar y a caminar por las calles de este hermoso y bucólico pueblo.

En este lugar uno puede hacer de todo, desde subir al volcán Villarica, montar en bicicleta hasta rafting y mucho más. Luego de ver varias agencias que se dedican a estas actividades, decidí entrar a una y alquilar una bicicleta para pasear por los alrededores, pregunte que podía visitar y me recomendaron dirigirme a los Ojos del Caburga, un lugar en medio del bosque en donde el río forma unas pequeñas lagunas o pozas y cascadas, así que tome la bicicleta y hacia allá me dirigí.

El recorrido fue suave, todo era plano y estaba rodeado de verdes árboles, aire puro y tenia un cielo completamente despejado, deje la bicicleta en la caseta del guardaparque e inicie una corta caminata, el lugar en bien apacible lo único que se escucha es cantar de las aves, el viento a través de los árboles y el sonido del agua; luego de recorrer los alrededores inicie el regreso.

De vuelta en Pucon fui a devolver la bicicleta y el dueño de la agencia me dijo que por la tarde harían rafting pero que faltaba una persona para completar una balsa y que si me interesaría ir, a lo que respondí que sí. Luego del almuerzo regrese a la agencia y todos partimos hacia el río Trancura, llegamos al punto de partida de nuestra aventura acuática, inflamos la balsa, nos dieron nuestros equipos y luego de una breve explicación sobre seguridad entramos al agua y comenzamos a remar. El recorrido fue de aproximadamente una hora y media con algunos rápidos, el único problema fue que el agua era helada, pero eso no fue impedimento para pasarla de maravilla; finalizado el recorrido regresamos a Pucon y el dueño de la agencia invito a todos los que hicimos rafting para que fuéramos en la noche a su casa a una parrillada.

Estando ahí conocí una familia de Castro (Chiloe) que me preguntaron que hacia por ahí, de donde era, etc., así que les comente que estaba conociendo su país y que a la mañana siguiente me iba a Frutillar, para suerte mía ellos también se regresaban a Castro al día siguiente y se ofrecieron a llevarme en su auto, ni corto ni perezoso acepte su propuesta. Ocho en punto de la mañana y me encontraba parado en la puerta de su cabaña a la espera que mis nuevos amigos saliera. Acomodamos las cosas en su camioneta y partimos rumbo al sur, la conversación era amena, se trataba de una pareja con tres hijos menores muy simpáticos y amables todos; a la altura de la ciudad de Valdivia me preguntaron si conocía y como les dije que no, tomaron el desvío y entramos a Valdivia llegamos al puerto y buscamos un restaurante para almorzar, luego de dar un corto paseo por la ciudad continuamos nuestro viaje. Al cabo de unas 7 horas y 600 km llegamos a Frutillar donde yo me quedaba, así que intercambiamos direcciones nos tomamos fotos y luego de despedirnos cada uno siguió su camino. Frutillar es un pueblito muy tranquilo y ordenado a orillas del lago Llanquihue con influencia europea en su arquitectura, casi la totalidad de las casas son de madera con techo a dos aguas.

La tarde la pase caminando por las calles Frutillar y por la orilla de lago Llanquihue, en la noche me fui a comer y me paso algo gracioso, que demuestra que las palabras no tienen el mismo significado en todos los países; pedí un completo lo que en Perú se conoce como un emparedado mixto (jamón, queso y huevo) a la plancha y cuando me lo traen era vienesa con y tomate, palta, mayo y agregados (chucrut y demás cosas). A la mañana siguiente salí para Puerto Varas, también ubicado a orillas del lago Llanquihue e igualmente de acogedor que Frutillar y Pucon, aquí me aloje en el hospedaje Don Raúl.

Al igual que Frutillar la mayoría de las construcciones de Puerto Varas son de madera, en especial las que se encuentran frente al lago; algo que me llamo la atención durante mi estadía por esta parte de Chile, es que recién entre las 8:30 y 9 de la noche comenzaba a oscurecer, algo raro para una persona que vive en Perú. Por la noche estando en el hospedaje, le comente el dueño que al día siguiente tenia planeado ir a los Saltos de Petrohue y a Petrohue y que donde podría tomar una movilidad o bus que me llevara, a lo que él me respondió que podía ir haciendo auto stop. Así que luego de estas indicaciones me dirigí al malecón y comencé a caminar a ver si algún buen samaritano se apiadaba de este peruanito que deambulaba por tierras desconocidas.

Fue así que luego de unos cuarenta minutos de caminata paro un auto y me llevo hasta Ensenada, ahí continúe caminando y estirando mi dedo pulgar cuando nuevamente se detuvo otro auto el cual se dirigía hasta Petrohue, así que ni corto ni perezoso subí al auto y seguí adelante. Luego de las presentaciones del caso, comenzamos a conversar, mi chofer de turno era un chico ingles que se encontraba viajando por Chile; nos detuvimos en los Saltos de Petrohue; luego de tomarnos unas fotos continuamos hasta Petrohue, un lugar apacible rodeado de cerros y bosques con un hotel muy simpático con aire europeo a donde nos dirigimos para saciar nuestra sed con un par de cervezas bien heladas, el resto del día la pasamos recorriendo la orilla del lago Todos los Santos, aquí me despedí de mi ocasional compañero de viaje ya que el tenia que regresar a Puerto Varas y mi intención era quedarme a pasar la noche en este bello lugar, así que godd bye and have a nice trip y nuevamente me encontraba solo.

El regreso también fue haciendo auto stop, salí a la carretera y nuevamente recurrí a mi pulgar el cual resulto ser muy efectivo ya que paro una pick up la cual me llevo hasta Ensenada, en la camioneta tuve la oportunidad de conocer a unos franceses así que el viaje fue agradable y entretenido, en Ensenada me despedí y me dirigí al lago Llanquihue en donde entable una amena conversación a orillas del lago con una pareja de chilenos, ya como a media tarde salí nuevamente a la carretera a estirar mi pulgar, esta vez una camioneta Susuki se detuvo y sus ocupantes tuvieron la amabilidad de llevarme de regreso a Puerto Varas, llegando al hospedaje de Don Raúl a las 6 de la tarde.

Luego de acomodarme me dirigí al malecón del lago a observar el atardecer, que dicho sea de paso es todo un espectáculo. Por la noche me fui a un restaurante a comer un buen plato de carne ya que desde que llegue mi único alimento eran los completos y hamburguesas. Al día siguiente me fui a Puerto Montt, lugar que no me agrado mucho ya que es una ciudad grande y con mucho movimiento muy diferente a Puerto Varas, Frutillar o Pucon que se caracterizan por su paz y quietud. Aquí pase la mañana y parte de la tarde recorriendo y conociendo la ciudad; a mi regreso a Puerto Varas me dirigí a la estación de buses a comprar mi pasaje para Talcahuano, muy cerca de Concepción; iniciaba el regreso a Santiago. Recorrí las calles de Puerto Varas por ultima vez en lo que me quedaba de la tarde, me despedí de Don Raúl dueño del hospedaje donde estuve y le agradecí por todas las atenciones que tuvo para conmigo.

En la noche aborde el bus y salí rumbo a Talcahuano y Concepción mi siguiente parada. Luego de visitar Talcahuano, me fui a conocer Concepción una ciudad grande con mucho movimiento, no me gusto mucho así que esa misma noche aborde el bus que me llevaría de regreso a Santiago, llegando a la capital chilena a las 8 de la mañana, luego de haber pasado una espléndida semana recorriendo y conociendo la llamada región de los lagos, un lugar que recomiendo conocer.

Para ver mas fotos ir a la siguiente direccion: http://www.worldisround.com/articles/63325/index.html


Publicado
Modificado
Leído 2799 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


 

Capítulos de este diario