El Reino de Suecia

Escribe: bisonte
Ubicado en la parte oriental de la península escandinava, Suecia es uno de los países más alejados del Ecuador gracias a lo cual posee diversidad climática y paisajística. Cada una de sus regiones se caracteriza por sus vistas naturales, desde extensos campos de trigo acompañado de prestigiosos castillos, panorámicas sub-árticas, innumerables sierras hasta infinitas tierras vírgenes, transmiten la sensación de estar atravesando países diferentes.

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

El Reino de Suecia

Estocolmo, Suecia — sábado, 7 de febrero de 2004

El Reino de Suecia, su nombre oficial, forma parte de los tres reinos escandinavos. Los Alpes escandinavos atraviesan la península de una punta a la otra hasta convertirse en una planicie llana. Es un país rico en aguas manifestadas en caudalosos y breves ríos, los bosques se apoderan en el paisaje para alimentar a una de las industrias de mayor importancia para el país, la industria maderera.

Sus inicios…

Durante la época romana, dos tribus de los pueblos germanos habitaban la mitad oriental de la península Escandinava. Estas tribus, aunque unidas por las creencias religiosas, generalmente estaban en guerra entre ellas. Alrededor del año 800, los vikingos suecos establecieron colonias en otros países, especialmente en Rusia y en Europa occidental, y mantuvieron rutas comerciales.

Durante el reinado de Eric IX, desde 1150 hasta 1160, se fortaleció el poder sueco; Eric invadió Finlandia y obligó a convertirse al cristianismo a todos los pueblos que conquistaba; posteriormente, fue elevado a la condición de santo patrón de Suecia.

En los siglos XIII y XIV, el establecimiento de un sistema feudal permitió que una aristocracia enriquecida absorbiera el poder decreciente de la monarquía. En 1389, los nobles suecos obligaron a Alberto de Mecklemburgo a renunciar al trono, que pasó a manos de Margarita I, reina de Dinamarca y de Noruega. En 1397, Margarita llevó a efecto la Unión de Kalmar, por la que los tres reinos escandinavos de Dinamarca, Noruega y Suecia permanecían unidos en una sola corona.

La Unión, que duró más de un siglo, se caracterizó por las guerras entre daneses y suecos. El dirigente de la rebelión, Gustavo Vasa, fue administrador antes de convertirse en rey 1523. Bajo su reinado, Suecia pasó a ser una monarquía hereditaria en la que tanto el poder de los nobles como el del clero se subordinaron al Estado, logró hacer de Suecia un reino independiente.

Sin dudas hasta comienzos del siglo XX, los reyes suecos ejercieron una gran influencia en la evolución del país. No en vano, las distintas épocas históricas llevan los nombres de las dinastías reales: se habla de la época de los Vasa, de la época Carolina y de la época Gustaviana, mientras que el lapso restante en el que el trono fue ocupado por monarcas débiles, ha pasado a la historia como el “Periodo de Libertad”.

Durante los enfrentamientos bélicos de las guerras mundiales, Suecia mantuvo su neutralidad. En mayo de 1994, el Parlamento Europeo recomendó el ingreso de Suecia en la Unión Europea y desde el 1 de enero de 1995 su incorporación a la Unión Europea es efectiva, no así su participación monetaria no fue así.

Candente naturaleza

Suecia goza de una gran naturaleza que viste al territorio, de norte a sur, con increíbles paisajes llenos de luz y color. Los ríos recorren las laderas de las regiones montañosas hasta las llanuras costeras, a sus alrededores la vegetación se levanta poco a poco hasta finalizar con inalcanzables sauces.

En el sur predominan las tierras bajas colmadas de numerosos y, en algunos casos, extensos y limpios lagos. Nacen los bosques de coníferas y de pino silvestre o rojo advirtiendo una nueva vista para los ojos; un hábitat de linces, ardillas, lobos y osos.

Una serie de asombrosas islas se dibujan en el mar Báltico, encerrando así una excelente naturaleza muy propia para la práctica de diferentes actividades recreativas que abarcan desde el excursionismo en el norte, hasta la navegación.

En el sector noroccidental se extienden las montañas de Kjolen, un ambiente natural que establece la división de la frontera con Noruega. La cumbre del monte Kebnekaise constituye la máxima elevación del país con una altura de 2.100 metros aproximadamente, un fantástico reto para quienes les agrada el alpinismo.

Las montañas del norte de Suecia son el origen de muchos ríos, que fluyen hacia el sureste hasta el golfo de Botnia y que frecuentemente tienen lagos alargados y gran número de caídas y rápidos, por lo que son una valiosa fuente de energía hidroeléctrica. Entre los ríos más importantes se encuentra el Ångerman, el Dal, el Klar, el Ume y el Torne.

En las llanuras de Escania y en las islas de Gotland y Öland se pueden encontrar rocas sedimentarias. Un glaciar continental, que desapareció hace 8.000 años, modeló en gran medida la topografía actual de Suecia durante las glaciaciones cuaternarias. La glaciación redondeó las montañas excepto los picos más altos, el paisaje modelado por el hielo se caracteriza por profundos valles y numerosos lagos de origen glaciar. Cuando el hielo se retiró, quedaron depósitos de bloques, gravas y arena en muchos lugares. Los mares glaciares dejaron suelos marinos arcillosos y fértiles, en especial en el sur y en el área central de los lagos.

Actualmente, todavía existen algunos glaciares permanentes en las regiones de las altas montañas.

El medio ambiente es una constante preocupación para las autoridades de Suecia, razón por la cual posee el total apoyo del gobierno para garantizar el cuidado y la protección que permitan preservar todo el ambiente natural. Las consecuencias del desastre nuclear de Chernóbil al igual que otros dos desastres ecológicos que ha sufrido el país, fueron los principales motivos de la toma de conciencia de lo valioso que es conservar la naturaleza intacta.

Comer, comprar, trasnochar…

En Suecia las comidas se caracterizan por ser muy variadas, los platos a degustar encierran especialidades de cualquier cocina ya sea sueca, francesa, italiana, griega o cualquier otra. Una de las grandes delicias suecas son las abundantes comidas preparadas a base de ingredientes marinos.

Existen una gran cantidad de bares, cafés y restaurantes que ofrecen comidas muy bien elaboradas, es aconsejable consultar por los platos del día, son menús a un costo menor y constan de varios platos a elección. Por otro lado, también están aquellos de alta categoría cuyos precios son más costosos.

Los suecos acostumbran a comer temprano tanto al medio día como a la hora de la cena. Algunos lugares son “Annorlunda”, donde ofrecen exquisita comida vegetariana pero también algunos platos que incluyen carne y pescados; “Centralens Restaurang”, un lugar de comidas rápidas y buenos desayunos; “Birger Bar”, un restaurante italiano; “Eriks”, un restaurante flotante que sirven platos marinos; “La Brochette”, restaurante francés muy conocido; entre otros. En cuanto a las bebidas alcohólicas, estas se destacan por ser muy costosas debido a los altos impuestos y derechos de aduanas que recaen sobre este tipo de bebidas.

Salir de compras es una actividad bastante divertida dado que Suecia se caracteriza por sus simples, elegantes e impresionantes objetos. Todos de un especial y atractivo diseño, muy propios para hacer un regalo, entre los cuales se destacan aquellos elaborados en base a la cristalería, cerámica y orfebrería.

La adquisición de los mismos puedes hacerla en los grandes almacenes o centros de exposición, pero también en pequeños comercios que se distribuyen por la ciudad. Otras galerías ubicadas en el centro de la ciudad son Sturegallerian y Gallerian, donde se halla un gran ambiente artístico. La ropa de vestir al igual que muebles entre otros, también son muy bien vistos.

La vida nocturna sueca es muy animada, sobre todo en las grandes ciudades, no así en aquellas más pequeñas donde el ambiente es más tranquilo. Se hallan lugares bailables, club de jazz o bares muy buenos que permiten disfrutar de una buena copa. Debes tener en cuenta que en algunos lugares nocturnos la edad mínima exigida para entrar es bastante alta y se respeta mucho, por lo que es preciso averiguar antes de planificar la noche.

Tips:

Cuándo ir Las grandes ciudades del país mantienen su actividad turística durante todo el año, no obstante el clima es favorable durante el verano dado que se caracteriza por ser cálido, agradable y soleado. Los mejores meses para visitar Suecia son los que comprenden los períodos entre mayo y julio, teniendo en cuenta que agosto es el más caluroso. Los inviernos son, por lo general, muy largos, crudos y oscuros, las temperaturas son muy bajas y la nieve obstaculiza los caminos por lo que varias zonas se encuentran deshabilitadas. A partir de febrero, la nieve empieza a retirarse y las pistas de esquí están en buenas condiciones.

En Estocolmo, Suecia

Cómo llegar En avión: El principal Aeropuerto Internacional es Arlanda, se ubica a media hora al norte de Estocolmo y ofrece servicios diarios con las principales capitales europeas. La mayoría de los vuelos provenientes de América del Norte y Asia, deben realizarse con escala en Copenhague (Dinamarca). En barco: Los puertos suecos de entrada son Göteborg, Helsingborg, Malmö y Estocolmo, aunque los ferrys procedentes del noroeste de Finlandia se dirigen a Umea y Skelleftea, en el norte de Suecia, y los servicios hacia Alemania parten desde de Trelleborg. En autobús: Las líneas de colectivos conectan a varia ciudades con Suecia y los pasajes no son muy costosos. Debes tener en cuenta que el viaje tiene una duración de 40 horas aproximadamente. En tren: Llegar en tren se vuelve una gran aventura, el viaje es muy largo y sólo es conveniente para los viajeros que buscan hacer un recorrido general por Europa, dado que el transporte sale desde España y debe hacerse trasbordo en París o bien en Ámsterdam. Los trayectos son muy variados por lo que es aconsejable consultar en la estación de tren. En automóvil: Utilizando este transporte el viaje se hace aún más largo pero es el menos costoso. Las rutas se encuentran en muy buen estado, de todas maneras hay que utilizar la vía marítima para cruzar. No se exige carné internacional de conducir, lo cinturones de seguridad son obligatorios tanto para los asientos delanteros como para los traseros y las luces deben ir encendidas incluso durante el día. La velocidad es limitada estrictamente y la embriaguez es castigada muy severamente.

En Estocolmo, Suecia

Moneda La corona sueca está dividida en 100 céntimos. El cambio puede ser realizado en las casas de cambio, estación de ferrocarril de Estocolmo o bancos distribuidos en las ciudades. Se suelen utilizar los cheques de viajeros y la mayoría de las tarjetas de crédito.

En Estocolmo, Suecia

Documentación Los ciudadanos de la Unión Europea sólo necesitan llevar el documento de identidad ya que Suecia forma parte del tratado que permite la libre circulación de personas. El resto de los viajeros deberán cumplir con los requisitos que implica la entrada al país, para lo cual deberán acercarse al consulado de su lugar de origen.

En Estocolmo, Suecia

Cómo desplazarse El país está conectado por medio de cualquier transporte. Las rutas se encuentran en muy buen estado pero suelen ser frecuentadas por animales como alces y renos sobre todo al anochecer, por lo que es aconsejable conducir con precaución. El tren es el transporte más utilizado no sólo por su comodidad y modernismo, sino también por sus bajos costos. Los aviones conectan a todo el territorio con vuelos diarios. Los taxis, el metro y el alquiler de auto también están disponibles como opciones para desplazarse.

En Estocolmo, Suecia

Seguridad Suecia se caracteriza por ser un país de alta seguridad, aunque se advierte de robos y tirones de carteras en las zonas más turísticas. Es importante que los viajeros sean cautelosos en estos casos.

En Estocolmo, Suecia

Datos útiles Los suecos son personas muy amables y serviciales sobre todo con la gente que visita su país, pero hay que tener en cuenta que existe un cierto formalismo unido a la tolerancia y el respeto hacia los otros. La mayoría de los suecos hablan inglés y alemán, e incluso el francés. Otro dato importante son las propinas, en muchos lugares el servicio está incluido en la cuenta total y en cuanto a los taxis, generalmente se les entrega un 10% del monto a pagar.

En Estocolmo, Suecia


Publicado
Modificado
Leído 3798 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


 

Capítulos de este diario