El norte de antioquia: la ruta del paisaje, la leche, la trucha y el buen gourmet

Escribe: oema
En la semana santa del año 2014, por premura del tiempo y necesidad de descanso decidimos hacer un viaje más sosegado y tranquilo, con menos aventuras y peripecias que los anteriores, por eso escogimos el Norte de Antioquia, una ruta artística considerada como la ruta del paisaje, la leche, la trucha y el buen gourmet. Una zona a la que se la ha denominado además la “Suiza” de Antioquia. Las fotografías del viaje las pueden encontrar en el álbum titulado: “Viaje por el norte de Antioquia”

 

   Enviar a un amigo   

 
1 Capítulo 3 5

Entrerrios

Entrerríos, Colombia — miércoles, 14 de enero de 2015

El día lunes nos dirigimos a Enterrios, uno de los municipios con mejor cobertura de servicios, calidad de vida y empleo en Colombia. Es un pequeño municipio con hermosos paisajes, ganadería en general y lecherías muy desarrolladas y una industria de confecciones y velas y de curtimbres de gran importancia para el municipio. Además se destaca su producción de energía eléctrica, en la represa Riogrande II, que es otro de los atractivos paisajísticos del municipio.

En entrerríos queríamos conocer el monolito de piedra de entrerríos, una formación rocosa llamado la piedra del peñol, similar a la piedra de peñol de guatapé, pero de muy menor tamaño: 75 metros de altura frente a 220 metros y mucho más delgada y estrecha.

Nos instalamos en un hotel cerca al parque principal, en un hotel atendido por su propietario un chef, que ha querido contribuir al desarrollo turístico en este municipio, que es escaso, debido a la importancia que tienen y el empleo que generan las actividades económicas, anteriormente relacionadas.

Una vez instalados nos contactó con un señor muy amable, que por 20.00 cop nos llevó en un motorraton, una moto acondicionada para llevar dos pasajeros cómodamente sentados y  cubiertos en la parte trasera. Las clásicas moto- taxis de la india.

Luego de un trayecto de cerca de 40 minutos con paradas para observar el hermoso paisaje de la región llegamos a la piedra, la circunvalamos y paramos en la parte superior, donde nos podíamos acercar a ella desde arriba.

La piedra es delgada y alta y está coronada por una virgen y aunque está lejos de la imponencia, tamaño y magnificencia de la piedra del Peñol de Guatapé, que se puede ascender por escaleras, esta piedra es un extraño objeto enclavado en el verde de suaves colinas. No existe ninguna explotación turística del lugar, donde se encuentra la piedra es una finca privada, por la que hay que atravesar cercas y puertas hasta llegar a ella. Dado que el lugar es ganadero y altamente rentable, el turismo pasa a un segundo plano.

Regresamos por nuestra ruta inicial y a las 3 pm nos fuimos a almorzar. Unos sabrosos bifé, con guarnición y una excelente ensalada. Definitivamente el Norte de Antioquia es en Colombia una ruta gourmet.

Dedicamos el resto de tarde y las primeras horas de la noche para pasear,  por calles que veíamos desoladas, hasta que llegaron las 6 pm y se vio súbitamente aparecer una explosión de personas. Apenas obvio si tiene cero desempleo, lo lógico es que no haya nadie en la calle en un día lunes en horas laborales.

Es un pueblo de bellas casonas y que conserva parte de su arquitectura del siglo XIX, con parques y calles muy bien cuidadas


Publicado
Modificado
Leído 479 veces

    Enviar a un amigo

1 Capítulo 3 5
 
 


Capítulos de este diario