Utopía en verde esmeralda

Escribe: Gyogananda
Diario de un viaje al Ecuador, para construir una escuela en un pueblecito llamado San Pedro de Atascoso, provincia de Manabí.

 

   Enviar a un amigo   

 
1 2 3 Capítulo 5 7 ... 10

La familia velásquez

El Carmen, Ecuador — domingo, 7 de agosto de 2016

LA FAMILIA VELÁSQUEZ

  Don Bienvenido Velásquez es un personaje de cincuenta y siete años de edad, uno de los ricos del lugar. De su primer matrimonio tiene ocho hijos. Su esposa lo abandonó por que el también iba con otra mujer. Vivian todos juntos en la misma casa, pero la amante de Don Bienvenido no colaboraba en los trabajos de la casa, así que la esposa legítima finalmente se marchó.

  Con la segunda mujer, Don Bienvenido tuvo otros seis hijos, pero ¡amigo mío!, en esta vida se suele cosechar lo que se siembra. Su segunda mujer lo engañaba con un señor llamado Roque Macías (comprador de todos los terrenos adyacentes al Subcentro de salud, terrenos que nunca ha escriturado). Según la versión de Don Verduga, esta mujer drogaba a Don Bienvenido y consumaba su infidelidad en la casa conyugal, en la misma cama donde Don Bienvenido roncaba profundamente…

  Don Bienvenido estaba triste y desesperado porque no tenía esposa. Finalmente  conoció a Rosi, una niña de trece años que actualmente es su esposa con la que ha procreado otros cuatro hijos, con lo que vamos por veintinueve.

  Cuando cortejaban, Don Bienvenido sufría una cierta vergüenza cuando paseaban cogidos de la mano, ya que la gente, al verlos, le preguntaban al caballero si era su hija, cosa lógica si pensamos que la niña tenía trece años y Don Bienvenido cuarenta y uno.

  La madre de Don Bienvenido, Doña Mariana, arrastra sus ochenta y dos años con problemas de la “guacha” (corazón) importantes, agravando las patologías de base, ICC, problemas respiratorios, obesidad, mala alimentación, sedentarismo… tuvieron que ingresarla en una clínica privada de Santo Domingo de los Colorados donde no le quedó otro remedio que pagar el ingreso en la clínica, ya que Doña Mariana era viuda desde hacía seis años y no tenía en regla lo que allí se denomina Cédula (documento de identificación), y tampoco estaba afiliada al Seguro Agrario Campesino, todo debido a la falta de interés de su hijo en “arreglar los papeles” de su mamá. No obstante, cuando tuvo que abonar los cuatro mil dólares del importe de la estancia en el centro clínico, se apresuro a solucionar el asunto de los papeles de su mamá para reincorporarla al Seguro Agrario Campesino, pero sobre todas las cosas y lo que más le preocupaba era la recuperación del importe de la factura de la clínica, y todo por no pagar los dos dólares con cincuenta mensuales que cuesta el Seguro para toda la familia y sin límite de personas afiliadas de la misma…

  Dentro de la familia de Don Bienvenido existe otro personaje de la trama, una de sus hijas, Marisol, de unos veinte años de edad, que está liada con Don Vicente (el maestro de la escuela), que aparte de ser un caradura y vividor que no cumple el horario escolar, que muchos días ni aparece por la escuela (nadie se queja), está casado con una mujer de  la ciudad de Chone, con la que tiene tres hijos uno de los cuales tiene una enfermedad “psíquica” llamada hidrocefalia??.

  El Sr. Vicente ha dejado embarazada a la chica y ella está super contenta y le encantaría que la cosa fueran gemelos, a ser posible niña y niño, así, de un solo tiro tendrían la parejita. A posteriori me he enterado que Don Vicente, aparte de tener a su mujer legítima con tres hijos y a Marisol embarazada, tiene otra amante en Choné. 

  Dentro de la misma familia, pero residiendo en diferente casa, hay otro hijo de Don Bienvenido llamado Toño, un chico de veintinueve años, casado con una encantadora chica de veintiuno llamada Ximena y padres de una criatura de dieciocho meses. Para mí son los más “normales” de la comunidad de San Pedro de Atascoso.

  La ironía de la familia la aporta un hermano de Don Bienvenido llamado Lider, soltero y según parece, es el gay dentro de una comunidad donde ser macho es ley.

  Otro familiar es una hermana de Don Bienvenido es Doña Margarita, casada con Don Pancho y padres de cinco hijos, viviendo todos juntos en casa de Don Verduga desde toda la vida.  Don Verduga apareció por estas tierras hace unos treinta años, trabajaba en un banco (según cuenta el mismo), trabajo que dejó al comprarse ciento setenta hectáreas y hacerse una casa en San Pedro de Atascoso. Un día nos confesó que sabía que pagaba poco a Don Pancho, pero que Don Pancho no pagaba nada por la manutención y el alojamiento, lo que compensaba la cosa. No obstante nos aseguró que el día de su muerte, Don Pancho no sería olvidado en la repartición de la herencia. Si es cierto es un gesto que le honra.


  Otro de los hermanos de Don Bienvenido es don Atilio, de unos cincuenta años de edad, casado con Doña Estrella del Consuelo de cuarenta y seis años, tienen seis hijos y uno ya difunto. Cosas de San Pedro.

  Una característica de esta familia es que tienen un hijo de treinta años llamado Oscar Darwin Velásquez, unido a una mujer llamada La Juana, una chica de unos veinte años, con quién tiene tres hijos de cinco, cuatro y dos años. Oscar actualmente es parapléjico desde hace ya más de tres años a causa de una bala que le entro por el esternón y le salió por la espalda, disparada casi a bocajarro. Al salir la bala por la espalda de Oscar, mató a un individuo situado tras el que parece ser era el cuñado del agresor ¡ironías de la vida…!

  Oscar es hijo de una familia muy pobre, prácticamente sin recursos. Tiene cuatro úlceras por presión desde hace más de cinco meses. Desde hace tres meses, cada día acude al hospital de Chone a curarse las llagas. Hace vida en las dependencias del seguro campesino o en el albergue. Actualmente tiene un grado de disminución del setenta y cinco por ciento y percibe una prestación por invalidez de treinta y cinco dólares mensuales, si tenemos en cuenta que gastan cada día nueve dólares en alimentación vemos que no les alcanza ni para una semana

  Oscar, anteriormente a su paraplejia era un chico parrandero y peleón que siempre estaba metido en líos, consumidor abusivo de alcohol y estupefacientes y como dicen por aquí “se ponía muy bravo”, sus padres no lo podían sujetar ni aguantar, pero como ya se sabe, estas cosas tarde o temprano pasan factura. Con posterioridad a la paraplejia, las relaciones con su mujer son cada día más complicadas, ella intentó separarse pero tuvo que volver al catre conyugal, ya que su familia es tan pobre y carente de recursos que su madre no la quería en casa ni a ella ni a sus nietos, por lo que La Joana tuvo que resignarse y volver al lecho del que intentaba huir. Está condenada a aguantar y su rostro lo dice todo, inexpresivo, consumiendo su juventud y su vida lentamente y sin remisión ni alternativa.

  Paralelamente la pareja es conocida en la zona por los múltiples numeritos y espectáculos que proporcionan gratuitamente a quien se encuentre en las cercanías. Ella cortándose con una navaja de afeitar, él amenazando con tirarse de la silla de ruedas…

  La madre de Oscar, Doña Estrella del Consuelo, no soporta cambiarle los pañales a su hijo, ni nada que se le asemeje, básicamente no lo soporta demasiado por que según parece, también se ponía “bravísimo” con ellos. Incierto futuro. ¿O deberíamos decir ”futuro cierto”?

  Don Antonio Verduga, un señor de sesenta y un años de edad que según él afirma representa treinta y cinco, es el dirigente de la comunidad y una de las pocas personas con ciertos estudios y cultura. Don Verduga realmente es el único interesado en mejorar la comunidad y abastecerla de los servicios básicos (educación, salubridad e higiene, sanidad…), pero como en este país nada es gratuito se busca la vida, económicamente hablando, a base de trapicheos que no critico.

  La esposa de Don Verduga reside en Santo Domingo de Los Colorados y tienen tres hijos, el “feeling” y la relación de complicidad que pudieran mantener brilla por su ausencia. Un día nos explico que había tenido una amante de larga duración, que finalmente su esposa se enteró del affaire y quiso separarse. La familia quiso convencerla de que no lo hiciera, a lo que ella, ante la presión familiar, finalmente dio su brazo a torcer y cedió. Don Verduga tenía unos ahorros de muchos años que, como venganza de la infidelidad de su marido, ella se los gastó todos en alhajas. La ironía de esta historia es que un día les atracaron en su casa de Santo Domingo y les robaron todas las alhajas fruto de la venganza de la esposa de Don Verduga.

FAMILIA VELÁSQUEZ

Bienvenido Velásquez…………………………………29 hijos……….…55 años

Roque Macías…….  (Amante de la segunda mujer de Bienvenido)

Rosi…………. (Tercera esposa de Bienvenido)……………………..29 años

Doña Mariana………. (Madre de Bienvenido)……………………….82 años

Marisol….(hija de bienvenido, embarazada del maestro) 20 años

Don Vicente………………………………... (Maestro)

Toño…………………………… (Hijo de Bienvenido)……….……………..29 años

Ximena……………………………. (Esposa de Toño)……………………….21 años

Doña Margarita…………………………………….. (Hermana de Bienvenido)

Don Pancho………………………………………. (Esposo de Doña Margarita)

Ramón Atilio…….(Hermano de Bienvenido)………………………51 años

Estrella del Consuelo….(Esposa de Atilio)……………………….46 años

Oscar Darwin………… (Hijo de Don Atilio)………………………..30 años

Joana..(Esposa de Oscar)………………………………………………….20 años





Publicado
Modificado
Leído 606 veces

    Enviar a un amigo

1 2 3 Capítulo 5 7 ... 10
 
 


Capítulos de este diario