Egipto e Israel...cumpliendo sueños

Escribe: Pauligs
Desde que era niña soñaba con recorrer y conocer las pirámides, y cuando en enero de 2011 tuve que decidir qué hacia para mis vacaciones, no lo pensé dos veces, tomé mi mochila y partí a cumplir mi sueño, destino: Egipto, aunque tuve que aplazar casi 5 semanas el viaje por la Revolución, no iba a desistir de mi destino.

 

   Enviar a un amigo   

 
1 ... 4 5 6 7 Capítulo 9

Petra y Buceo

Eilat, Israel — viernes, 13 de enero de 2012

Sábado 3                                                                               
Nos levantamos temprano y acompaño a Ricardo hasta Jaffa Gate para despedirnos, él partía a Jordania y yo me quedaba hasta el domingo ahí.
Ese día fue casi completo de descanso, y como ya no quería compartir habitación con nadie más, pido si tienen habitaciones individuales para una noche, así que me cambié y  no tenía mucho que hacer, ordené y dormí, ya a las 8 pm decido salir a caminar y comprar algunos recuerdos, hasta que vi un shopping al lado y fui a comprar todos los regalos familiares, después de eso, a dormir!

Domingo 4
A las 8 am salgo de mi habitación, dejo mi mochila lista en el lobby y parto a la Explanada de las Mezquitas, lugar sagrado para los musulmanes donde está esa conocida mezquita con cúpula de oro.  A las mujeres les recomiendo ir con los brazos cubiertos porque me tuve que tapar entera.
Después de ver este lugar que es muy bonito corrí de regreso a tomar un taxi para ir al Museo del Holocausto, llamado Yad Vashem.  Este lugar es escalofriante, hay que ir pero salí completamente triste, impactada de la maldad humana y de todo lo que tuvieron que vivir esos millones de judíos por la locura de un solo hombre…
Ya con el tiempo en contra, taxi al hostal para tomar mi mochila y volver a la estación de buses, volvía a Eilat. 
Compré el pasaje para las 2 pm y me voy a almorzar McDonald Kosher, al acercarse la hora camino hacia el lugar para tomar el bus y empiezo a escuchar que hablar por parlantes pero no entiendo nada, todo el mundo se queda donde está parado, nadie se mueve y me acerco a preguntarle a una chica musulmana qué pasaba, ella me cuenta que hay un aviso de posible bomba, que no saldrán buses hasta que se confirmen qué pasa…que tranquilidad... no estoy acostumbrada a estas cosas y obviamente me puse un poco nerviosa...ahí estuve 2 horas!!! Me quería matar del cansancio, parada en un tumulto de personas que no se movían, hasta que de pronto se escuchan unas explosiones a lo lejos y todo el mundo comienza a aplaudir, por parlantes avisan que ya el lugar es seguro y nos permiten subir a los buses.
Ya muerta de cansada me subo a bus y me quedo dormida automáticamente, 4 horas después, ya estaba en Eilat nuevamente. 
Tomo la mochila y parto nuevamente al Corine Hostel, pero ahora nuevamente quiero pieza individual, quería descansar y hacer ruido cuando yo quisiera.  Dejo mis cosas en mi habitación y busco algún tour para ir a Petra al otro día, dejo todo arreglado y a las 8 am me pasarían a buscar, entonces a dormir.

Lunes 5
A las 8 estaba lista para que me pasaran a buscar, 8:10 y nada, esto no se veía bien, me acerco a recepción y pido el teléfono para llamar a la agencia y ver qué pasa, suerte la mía, me habían olvidado… rápidamente llega un taxi que me lleva a la frontera, ahí me reúno con el resto del grupo.  Nos subimos a unas minivan y partimos, 3 horas después ya estábamos en Petra.
El día nos tocó totalmente nublado y con algo de lluvia, yo como soy friolenta, siempre ando con una parka de plumas (que queda bien pequeña al guardarse) en el fondo de mi mochila. 
Feliz me la pongo y me da pena como el resto anda con short, todos buscan algo que comprar para abrigarse.
Tuvimos que caminar un kilómetro por senderos muy bonitos, murallas de rocas de tonos impactantes, después de caminar llegamos a ver las primeras construcciones de los Nabateos, eran enormes, estuvimos recorriendo unas 3 horas todos los lugares, el anfiteatro, el monasterio y todas las construcciones.
Todo muy bonito y gigante, da para pensar cómo lo construyeron, que creatividad y qué perfección.
El camino de regreso se hizo eterno porque tiene una inclinación y después de subir cerros y tanto caminar, quería sentarme un rato… después todo el grupo fuimos a almorzar y de regreso a Israel.
Ya en Israel me junté a comer con Fabián, un colombiano que conocí en Petra y fuimos de shopping a comprar algunas cosas, Eilat es puerto libre por lo que algunas cosas tecnológicas y perfumes son más baratas.
Después me fui a dormir plácidamente, con la satisfacción de haber cumplido otro sueño.

Martes 6
Me levanté temprano  y partí al Consulado de Egipto para renovar mi visa ya que la mía era de sólo un ingreso y debía volver para poder tomar mi avión a Chile.
Dejé la visa tramitando,  pensé que me la entregaban en ese minuto pero me dicen que debo retirarla en 24 horas...asi que para aprovechar el día, me voy a bucear, algo que tenía ya pensado hacer antes de irme pero ahora lo haré con tranquilidad.  Esto si fue magnífico, otro check en mi lista de las cosas que tenía que hacer antes de morir…
Me metí al agua, con los tanques de oxígeno y partí cual sirenita “bajo el mar…” quedé alucinada, lo mejor de mi vida.
Después de eso volví al hostal y decidí salir a comer a algún restaurante, estaba aburrida de pizzas y comida de este tipo pero me fue mal…no encontré nada que me gustara. Finalmente volví al hostal, ordené mis cosas para al otro día tomar la mochila y partir a Egipto de regreso.



Publicado
Modificado
Leído 1251 veces

    Enviar a un amigo

1 ... 4 5 6 7 Capítulo 9
 
 


 

Explanada de las Mezquitas

   

Capítulos de este diario