Delfos. Viaje al centro del universo.

Escribe: kubasvensken
Durante siglos era Delfos venerado en todo el mundo griego como el lugar del “ónfalos” o centro del universo. Allí, en un templo dedicado al dios Apolo, se encontraba el oráculo al que peregrinaban los griegos para preguntar a los dioses sobre el futuro y la solución a sus problemas cotidianos. Inquieto por lo que me depararía el futuro y lleno de curiosidad por el lugar, decidí ir a consultar el oráculo

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 2

El Oráculo de Delfos.

Delfos, Grecia — lunes, 15 de marzo de 2004

Cuenta la leyenda que en Delfos había caído la piedra ónfalos que significa "ombligo del mundo". Zeus envió a dos águilas desde los confines opuestos de la tierra y estas se encontraron sobre el ónfalos  en Delfos marcando así el centro del universo.  También allí vivía la serpiente Pitó que poseía una peculiar sabiduría. El dios Apolo se enfrentó a Pitó y la venció apoderándose así de su saber y fundando allí su templo y el oráculo. A él acudía la gente para preguntar a los dioses sobre todo tipo de asuntos.

Una sacerdotisa, llamada Pitia, evocando a la serpiente Pitó, contestaba a las preguntas después que uno pagara y ofrendara un sacrificio en el altar delante del templo.
Más tarde llegó  otra sacerdotisa de Asia llamada Sibila que destacó por su acierto al adivinar el futuro e hizo que en cierto modo cambiara el nombre pitia de las adivinadoras por el de sibilas. A ella imaginariamente le dirigí mi pregunta. No me costó nada y mi pregunta fue...Bueno eso es algo privado y me acojo a mi derecho de secreto profesional.

En todo caso basta con recordar la frase de Tales de Mileto que se podía leer a la entrada del templo y que resume toda la sabiduría para conocer el futuro: "Conócete a ti mismo".

Por los restos del templo de Apolo, el estadio, el anfiteatro y otros hallazgos arqueológicos se puede deducir que la arquitectura del lugar era espléndida.  Todo esto junto con la hermosura de la naturaleza que lo circunda y las leyendas sobre su creación, colman este sitio de un misticismo sin igual.

El museo de Delfos.
Después de visitar la zona arqueológica nos dirigimos al museo de Delfos, que es uno de los más ricos de Grecia.  Allí se encuentran el ónfalos, el “ombligo de mundo”, en forma de piedra o huevo y que fue encontrado durante las excavaciones en el templo de Apolo; esculturas como el auriga de bronce de tamaño natural ofrendado por el adinerado noble de Siracusa Polyzelos como ofrenda a Apolo, los mellizos de Argos, la esfinge de Naxos, entre otras riquezas culturales.  Pienso que la visita a este museo una vez en Delfos es una cita obligada.


Publicado
Modificado
Leído 1550 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 2
 
 


 

El teatro de Delfos.

   

Capítulos de este diario