Argentina un lugar para conocer

Escribe: arce_01
Historia Sus OrígenesAl principio, solo eran tribus aborígenes: los cara cará en el centro sobre la zona del Iberá y los charrúas en el sur y algunos Astos en la zona del río Santa Lucía pero...

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

Argentina un lugar para conocer

Corrientes, Argentina — sábado, 24 de diciembre de 2005

Historia
Sus Orígenes

Al principio, solo eran tribus aborígenes: los cara cará en el centro sobre la zona del Iberá y los charrúas en el sur y algunos Astos en la zona del río Santa Lucía pero la más preponderante sin duda, la que marcaría la cultura y la identidad de la futura provincia fueron los guaraníes, hábiles cazadores y pescadores, creyentes en el Tupá y temerosas del Añá, pero sobre todo, poseedores de una lengua de una sonoridad muy dulce que nos legó palabras que aún hoy se repiten en la flora, en la fauna y en el nombre de las ciudades: Mburucuyá, Itatí, Itá Ibaté, Caá Catí.

Los Españoles

Desde que Sebastián Gaboto fuera el primer hombre blanco que pisó estas tierras, mucha historia han hecho los correntinos. La fundación de la ciudad capital, de la mano de Juan Torres de Vera y Aragón en 1588 muy pocos días después se produjo el Milagro de la Cruz, que no se quemó, a pesar de los leños que encendían los indios, tal vez fue el hecho que marcaría para siempre la religiosidad de este pueblo. La mezcla criolla guaraní, se trasluce con la belleza de sus mujeres, con la destreza de los hombres con los animales y la pesca.

Los Jesuitas

Años más tarde comenzaron las fundaciones de las reducciones jesuíticas a la orilla del río Uruguay, la primera fue Yapeyú, lugar donde nacería el Libertador de América Don José de San Martín, en 1627, le seguirían La Cruz, San Carlos y Santo Tomé en 1632.

Los Próceres

Más tarde en su paso por Corrientes, Manuel Belgrano fundó la ciudad de Curuzú Cuatiá y regó en la provincia el espíritu libertario de la Revolución de Mayo y fue un correntino, Carlos de Alvear, el presidente de la Asamblea del Año XIII, que abolió la esclavitud.
Tal vez el ideal Belgraniano caló en las raíces correntinas porque desde entonces, Corrientes se postuló defensora de la libertad de los pueblos y mantuvo posturas federalistas, en 1814, se creó la provincia reconociendo a la ciudad de Corrientes como su Capital y en 1821, bajo el gobierno de Juan Pujol, se convirtió en la primera provincia que dictó su propia constitución.

Las Luchas

Desde entonces mucha sangre ha corrido en estos pagos: luchas contra el Rosismo y su poder central en Buenos Aires. Mas tarde las guerrillas civiles de la mano del bipartidismo fanático que generaron celestes y colorados, liberales y autonomistas. Muchas vidas se llevaron estas luchas entre hermanos de una misma provincia. Sin olvidar la guerra de la Triple Alianza contra el Paraguay, que obligó a los correntinos a pelear contra aquellos con los que compartía la misma lengua.

El Siglo XX

La mayor parte de la historia que todavía se recuerda corresponde a esta época, muchas batallas con nombres de lugares cercanos a las ciudades como Ñaembé o Pago Largo nos muestran cuanto se vivió la guerra en esta provincia, ya en el S XX son numerosas las ciudades de Corrientes cuyos hijos murieron en una geografía tan lejana y con un clima tan distinto como las Malvinas, no hay plaza en Corrientes que no haya dedicado un monumento a los hombres que quedaron, para siempre, en las Islas.


esta es la historia de corrientes argentina
carnaval :
Ya empieza el Carnaval...

Diciembre revive con el verano y el canto de las chicharras, Enero, con su calor agobiante adormece los sentidos, que Febrero despierta con el primer son de redoblante anunciando que en Corrientes, llegó el carnaval.
Seguramente ya muchas ciudades del país adoptaron esta fiesta, pero en ningún lugar EL CARNAVAL se siente como en esta provincia donde se hizo carne y sentimiento en la cultura correntina: familias distanciadas por elegir diferentes comparsas, para las que el resto del año solo es una tregua para la armonía familiar, hasta Enero en que madres, abuelas y tías se encierran en salas y cocinas de las viviendas, preparando, en el más celoso secreto, el traje que usará la niña de la casa durante los corsos. Palabras como piedras, plumas y tocados llenan las conversaciones entre mate y mate.
La fiesta comienza desde la siesta con sus juegos de agua, solo los que están dispuestos a mojarse pueden salir a la calle, bombitas o "chuspitas" como se le dicen por acá, baldes o salpicones, todo vale en esta época.

Todo Corrientes Es Carnaval

La "Capital Nacional del Carnaval" inició su recorrido bajo el brillo de lentejuelas y canutillos en la década del ´60, aunque en ciudades, como Paso de los Libres, el desfile de comparsas, ya cumplió sus bodas de oro. En el sur, desde Monte Caseros se vive el lujoso "Carnaval del Arte" con la curiosa fusión de ritmos de batucada y candombe que tiene esta zona de fronteras abiertas a Uruguay y Brasil. Este estilo continúa hasta Santo Tomé pasando antes por, La Cruz y al que ya se unieron las ciudades de Curuzú Cuatiá y Mercedes.

Por el Paraná el ritmo carnavalero avanza con el paso de las hermosas mujeres de Esquina, Goya y Bella Vista, pasando por San Roque y Empedrado hasta rematar en la Av. 3 de Abril, en la Capital correntina. Todos los pueblos y ciudades de la provincia caen bajo el influjo carnavalesco, desde el norte con Itatí e Ituzaingó hasta Sauce, atravesando toda la provincia con sus ríos, esteros y lagunas.

Corrientes se viste de Carnaval y lo espera para participar, divertirse, admirar hermosas mujeres, trajes inimaginables y bailes al son de las mejores tambores; en el escenario de maravillosas playas y naturaleza exultante. Corrientes.....Naturalmente Divertida.




shora y por ultomo la cultura



Cultura
Pocos lugares se llenan con tantas tradiciones, con hábitos tan cargados de ritualismos como en esta provincia. La mítica Corrientes no encanta sólo con su Payé, con su embrujo, con sus ríos y esteros, con sus campos y montes, sino también con el ritmo de un Chamamé, porque no existe fiesta correntina sin que "El Toro" arranque a las parejas de su silla para lustrar la pista abrasados con movimientos cadenciosos.

Las Artesanías

De cultura también saben las manos sabias de un artesano que acaricia el cuero al trenzarlo en una ecuación exacta y milimétrica o el cincel de los plateros que recorren el metal descubriendo bellas formas para mates y cuchillos en lo que antes era una placa lisa y sin alma y a la que va dando forma con el amor del creador hacia su obra.

El Guaraní

Con los versos de un poeta al cielo correntino cuajado de estrellas, el mismo cielo que recibió los suspiros de la indiecita Anahí por su padre y el aleteo del carau con su arrepentimiento al no estar con su madre mientras moría. También embruja la dulzura del idioma Guaraní, el que recitó Irupé al tirarse al agua para estar con su amado por siempre, el que aprendieron jesuitas y franciscanos en la época de las Misiones. Su candor está destinado a encantar a las guaynas correntinas.

El Gaucho

Enternece el respeto de un gaucho colocando el apero sobre su caballo, el ritualismo con el que elige las herramientas que usará ese día. La misma convicción con el que las mujeres peinan la lana recién esquilada, arman los cigarros o amasan el chipá.

Carnaval, Chamamé y Chipá
Más datos ...



El Mate

Cuenta la leyenda que el Tupá salió a pasear por las tierras del guaraní. Que se sintió cansado y hambriento. Y un viejo indio lo ayudó, lo recogió en su casa y a pesar de tener muy poco, compartió con él su comida. El Tupá agradecido le regaló una planta de Caá que el anciano encontró en la entrada de su casa a la mañana siguiente.
Era el presente del Tupá para toda la tribu. Porque el Mate, no puede vivirse de otra manera, debe compartirse con otros para entender su profundo significado.
Más datos ...

Preparando el Mate
Más datos ...

Gastronomía Correntina

Rica en cantidad y calidad de sus comidas típicas, los olores de la cocina correntina, penetran los sentidos y se hacen inolvidables...
Más datos ...


Publicado
Modificado
Leído 8173 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


Capítulos de este diario