Los Médanos de Coro: Arenas perfectas

Escribe: Diegoept
¿Qué tiene Venezuela que la hace destacar entre los demás? Pienso y afirmo, con toda seguridad, que es su diversidad. ¿En cuántos países se pueden hallar paisajes que van desde las nieves eternas hasta las cálidas arenas del desierto? Pues no se lo que digan, pero Venezuela es uno de ellos, y es de esto último de lo que les comento en este nuevo diario, Los Médanos de Coro, el Sahara de Venezuela.

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

Los Médanos de Coro: Arenas perfectas

Coro, Venezuela — jueves, 27 de noviembre de 2008

Muchos conocen al estado Falcón como el estado ecológico de Venezuela. Y con razón: cuenta con una diversidad tal que pareciera un país. Playas paradisíacas, selvas nubladas, grandes cráteres, montañas elevadas, costas interminables y, lo más importante, desiertos. Con un clima bastante árido, el estado Falcón es el hogar de las dunas más conocidas e importantes de Venezuela: él Parque Nacional Médanos de Coro.
El Parque Nacional Médanos de Coro se ubica en el itsmo que une a la Península de Paraguaná con tierra firme del estado, llamado Itsmo de Los Médanos. Tiene una extensión de 91.280 hectáreas de puro desierto. Es uno de los sitios más emblemáticos que tiene el estado. Inclusive, junto con la ciudad de Santa Ana de Coro y su Patrimonio Cultural de la Humanidad, es su tarjeta de presentación.
El Parque es un lugar completamente facsinante. Es recomendable visitarlo en la tarde o temprano en la mañana. Si no se toman en cuenta estas recomendaciones es mejor atenerse a las consecuencias: el sol es como el de cualquier desierto y te sancocha tanto el pensamiento como las mismas neuronas.
Es un lugar apacible y hermoso. kilómetros y kilómetros de dunas con formas cambiantes que parecieran tragarse la vía, y que, aún siendo un paisaje inhóspito, dan cobijo a una gran diversidad. Una de las actividades más emocionantes es quizás el lanzarse por las dunas. Sólo mira hacia abajo, preparate en el pensamiento y lánzate a rodar por esas dunas. Es una experiencia inolvidable. SI se tiene algo a la mano como un cartón o una tabla la experiencia será más placentera y no tendrás que pasar horas tratando de sacar de tu cuerpo las cantidades industriales de arena que entra en los rincones más insólitos del cuerpo. Sin embargo, con o sin tabla será inevitable tener que luchas con la arema que se abre paso en todas partes del cuerpo. En el Parque Nacional sopla una brisa constante, que hace que la arena revuelva hasta las cabelleras más cortas.
Pero, digan lo que digan, la mejor actividad que s epuede hacer aquí es no hacer nada. Si, así como lo leen, no hacer nada. Sólo sentarse a observar y escuchar el sonido del silencio que sopla susurrante al oído y te dice y demuestra que Dios se manifiesta en los placeres más pequeños, en los ricos diseños que el viento dibuja sobre las dunas, en el contraste del azul perfecto, en una sonrisa, en la comppañía de un amigo, en el paisaje. Los Médanos de Coro, un lugar para descansar y meditar.

Conoce Venezuela, donde renacen los sueños


Publicado
Modificado
Leído 2824 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


 

PN Médanos de Coro

   

Capítulos de este diario

  • 1

    Los Médanos de Coro: Arenas perfectas

    Coro, Venezuela | 27 de noviembre de 2008