Atenas, la capital de la sabiduría

Escribe: buvar
Atenas es sin duda un descubrimiento, un bello descubrimiento. Esta ciudad con nombre de diosa, cautiva y es amor a primera vista. Espero retornar y terminar de recorrer todo lo que nos faltó en esta oportunidad. Se trata de un destino ideal, no es caro, la gente es hospitalaria y tiene mucho que dar de si, !! bienvenidos a Atenas!! Este diario va dedicado con todo cariño para la viajera Carlia y para mis amigos Lizbeth Solórzano y Rafael di Cosimo.

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 2 4 5 6 7 ... 10

La Argólida en la Península del Peloponeso

Corintia, Grecia — viernes, 23 de abril de 2010

A nuestro paso por Madrid visitamos la agencia Grecotour, que habíamos visto por Internet que ofrecía tours con guía en español, decidimos contratar con ellos al menos tres tours, luego de asegurarnos que los guías que tenían era especializados.
Contratamos con ellos un  tour de día completo con almuerzo a la Argólida por 81 euros por persona, que sale todo el año los días viernes y un segundo tour de 2 días a Delfos y la Meteora.
Intentamos contratar también el tour a Cabo Sounion o a la isla sarónica de Eyina, pero no estaban disponibles y la chica que nos atendió dijo que esos eran destinos fáciles de ir por cuenta propia, lo que finalmente comprobamos que era cierto ya que a ambos sitios fuimos por las nuestras.
Así el día viernes 12 de febrero estamos a las 8 de la mañana en un hotel vecino al nuestro, esperando que nos recojan.
En el minibus va una pareja uruguaya, dos españoles y tres chilenos, además de nosotros. Una de las chilenas me parece un rostro conocido y en la primera parada en el canal de Corinto (los griegos lo escriben Khorintos o Korinthos)  nos saludamos y el rostro, conocido para mi, corresponde a Sofía Prats, nuestra embajadora de ese entonces en Grecia. Nos presenta a su esposo, Isidoro y a una amiga Alejandra y de allí nos ponemos a conversar como si nos conociéramos de toda la vida. Amante de la arqueología Isidoro y Alejandro se descubren almas gemelas.
Este tour lo recomiendo sobremanera, la guía, Galia, efectivamente era una maestra en cultura griega e hizo que el tour fuera didáctico y muy instructivo.
Nuestra primera parada fue el canal de Corinto a 50 kilómetros de Atenas, una espectacular obra de ingeniera que une de los mares, Jónico y Adriático con el Egeo, tiene poco más de seis kilómetros de largo y solo 21 metros de ancho.
Impresiona ver estas obras de infraestructura, si bien no tienen la envergadura del canal de Panamá o de Suez, la idea de que el hombre modificó la geografía y que transformó a la península del Peloponeso en isla da una punzada en el estómago.
Seguimos bordeando el mar y atravesamos una zona de montaña y un denso bosque mediterráneo hasta llegar al Teatro del Epidauro. Encontramos allí algunos turistas y un grupo de alumnos franceses de secundaria que están recitando a los clásicos griegos.
Ver esta escena me da un poco de resentimiento, pienso en los alumnos de secundaria en Chile con tan pocas posibilidades de acceso a la cultura y miro a esos adolescentes franceses que viajaron por toda Europa para recitar a los clásico, ¡así cualquiera aprende!
Intento superar la envidia y subo a la parte más alta del teatro. Los que saben dicen que este teatro tiene la mejor acústica del mundo y que ni siquiera los gringos con toda su parafernalia tecnológica han podido reproducir la acústica que aquí se consigue.
La verdad me dan ganas de pararme en medio y recitar un trozo del Canto General de Pablo Neruda, pero me dio ataque de timidez, ¡ queda para otra oportunidad!.
Valentina, menos tímida que su madre, está bailando en el Teatro ya que ella baila en todos los sitios que visitamos para un video que subirá al facebook.

La civilización micénica

La mañana pasa volando y nos dirigimos a observar en vivo y en directo parte de la civilización micénica, que comienza a desarrollarse 1.600 años antes de Cristo.
Visitamos el Museo y próximo a la Acrópolis la Tumba de Agamenon, además podemos ver las murallas ciclópeas y las tumbas de antiguos reyes.
El entorno es muy bello, lleno de olivos, no hace mucho frío y como es temporada baja, no hay la invasión de turistas del verano.
Ah, visitamos también el santuario de Esculapio hijo de Apolo y Dios de la medicina, suyo símbolo era la serpiente.
La guía nos asombraa con leyendas sobre los distintos mitos griegos y entre la confusiones de dioses y diosas nos informa que ha llegado un momento especial: la hora del almuerzo.
Esta fue la parte más feliz de la jornada al menos para mí, el lugar donde almorzamos está preparado para una boda griega y somos agasajados con delicias de la gastronomía griega y un cabrito asado que está para cena de dioses.
Regresamos a Atenas y aún hay tiempo para el turismo, vamos hasta el monte de Livakitospara observar el Partenón iluminado y luego aceptamos una invitación para ir a tomar té a la Embajada.
Sofia nos ofrece té  sandwiches y un kuchen de manzanas muy rico, conversamos, escuchamos música, subimos a la terraza a ver la bandera chilena y nos despedimos bastante tarde.
Decidimos terminar con la paronia de la seguridad y nos relajamos, caminamos hasta el metro sin temor alguno.
Estamos contentos ya que logramos descifrar el plano del metro de Atenas, la verdad no es nada difícil, nuestro hotel está próximo a la estación de Metaxourghio, en la línea roja y las siguientes estaciones son, Omonia, Panepistimio, Monastiraki y Syntagma. En cualquiera de ellas que nos bajemos tenemos muchos atractivos para ver.
Al principio tomábamos un boleto diario, que sirve para todos los transportes de Atenas y cuesta 2.90 euros, pero después tomamos uno de una semana que vale 10 euros.
Llegamos al hotel pasadas las 10 de la noche, vencimos el miedo, llevamos dos días en Atenas y ya nos sentimos como en casa.
El fin de semana lo dedicamos a ver museos y conocer los atractivos de Atenas.
Nos encontramos también con la querida viajera Julia, (Carlia es su nick), que nos lleva a probar especialidades griegas, en un restaurant de ensueño, ¡gracias Julia querida!, esperamos tenerte en Chile para retribuir tus atenciones.
El domingo vamos por fin a la Acrópolis, pero esto ya continuará en el siguiente capítulo.
 
 



Publicado
Modificado
Leído 3498 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 2 4 5 6 7 ... 10
 
 


 

Capítulos de este diario