La Paz = Cochabamba = Oruro = Potosi = Sucre = Potosi = Salar de Uyuni = Oruro ===== La Paz!!!

Escribe: Pame82
Establecida en la Ciudad de La Paz durante el tiempo de vacaciones,lugar donde quisiera habitar con mi pareja, decidimos planear qué hacer en nuestros cumpleaños que acontecen en el calendario con tan solo una semana de diferencia. Conversando propuce festejar de manera distinta, sobre cuatro ruedas y recorriendo nuestro país. Eligió ir primero a Cocha, lugar que no conocía, tierra natal de su padre. Asi fue como emprendimos nuestro viaje "regalo", de LA PAZ hacia LA LLAJTA, a roda

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

El Corazón de Bolivia, Cochabamba. verde y caliente...

Cochabamba, Bolivia — viernes, 2 de abril de 2010

La ciudad de Cochabamba está situada en el centro de nuestro país, un valle que atraviesa la cordillera de los Andes, su capital se encuentra a una altura de 2570 msnm.
Por su ubicación es también llamada el corazón de Bolivia. Su clima en verano es cálido superan los 30 grados como máximo y un mínimo de 5 grados en invierno. Este departamento es agropecuario bendecido por su clima y ubicación. 
En el viaje en auto de ida nos tocó un clima bastante agradable, con un sol radiante al amanecer, teníamos pensado llegar cerca de las 10 hs, pues el viaje sería de 7 hs y para ello habiamos partido tempranito antes que amaneciera. Para llegar a Cochabamba saliendo de La Paz pasamos por El Alto, Calamarca, Ayo Ayo, Sicasica, Konani, Caracollo, Lequepalca, Confital, Parotani, Quillacollo, 6 peajes más la hoja de circulación. El camino hasta Caracollo es prácticamente recto, de leves curvas y elevaciones pequeñas, comparte la misma ruta para ir a Oruro hasta alli, luego a la derecha se abre un camino alternativo pavimentado, un cartel nos indica hacia Cochabamba. Nos quedaba menos de la mitad del recorrido pero pasando un peaje más comienza a verse en la ruta señalizaciones de sucesivas curvas, gire a la derecha, ahora a la izquiera, asi lo indicaban los carteles viales, casi sin pensarlo te vas sumergiendo en un valle verdoso, con elevaciones y prescipitaciones consecutivas; pues estabamos  bordeando los cerros en forma ascendente y descendente para llegar a nuestro destino. En el camino montañas verdes, otras de piedras rojizas, amarillentas, grises en algunas oportunidades hemos frenado para unas fotos, el paisaje es muy bello. Así con mi novio al volante, dejabamos al paso los 383km hasta llegar a la ciudad de las flores, a la llajta que en quechua quiere decir mi tierra. Pasando por Quillacollo ya sentiamos el calor sofocante del medio dia, el sol arriba, radiante quemaba nuestros brazos apoyados en las ventanas del auto. Tuvimos que sacarnos los abrigos, ponchos que cubrian nuestro cuerpo en Chuquiago. En nuestro viaje nos acompaño Baby, un perrito de peluche que aparecera en las fotos de todo nuestro recorrido, ya quisieramos que tuviera vida... es nuestra compañia por ahora.
Una vez en la ciudad y algo perdidos por la falta de un mapa del Cercado decidimos ir a la zona de los hoteles, hostales cerca de la terminal de buses por la Av Ayacucho. Nos alojamos en el hotel que nos pareció de apariencia agradable por su fachada frontal, vidriado espejado en todo el edificio, asi fue también en la habitacion con tv y baño privado que alquilamos por esa noche.
Paseamos por la plaza principal, cercano a la prefectura mi novio se encargo de su diligencia una vez liberados de trámites nos fuimos con el auto a recorrer alrededores. pasamos cerquita de la Laguna Alalay pero no nos bajamos alli porque además de hacer un calor sofocante, el ambiente también estaba muy pesado ahi cerca, el agua de la laguna se habia calentado tanto que brotaba de ella un olor muy fuerte.
Continuamos sobre ruedas hasta ubicarnos en la calle que nos llevaria los telesféricos y de allí subir en esa especie de "huevitos amarillos" que cuelgan de una cuerda de hierro mecanizada para transportarnos hacia el Cerro de San Pedro donde en su parte superior hallaríamos el monumento al Jesucristo mas grande de América y del mundo, el Cristo de la Concordia, esta imagen mide 34,20 mtrs mas el pedestal  llega a medir 40,44 m superando en 3,80 m al Cristo de Rio de Janeiro en Brasil. que alla arriba espera con sus brazos abiertos. Esta era la primera visita de José, quien miraba algo mas admirado y pensativo todo el lugar, para mi era la segunda vez alli, fui en ese momento como una especie de guia turistica enseñandole las vistas panorámicas de la ciudad  que se pueden apreciar desde ahi arriba.Nos tomamos fotos, bebimos una gaseosa y decidimos darle una vuelta más al Cristo antes de bajar, en eso vimos que se abrian las puertas que llevan al interior del momumento. Nos miramos y con una sonrisa complice fuimos a preguntar si se podia ver por dentro, fue asi como compramos nuestro ticket y yo particularmente con algo de vértigo comencé a subir acompañada de mi novio por unas escaleritas de hierro tan estrechas que apenas cabia una persona, ascendiamos en circulos muy cerrados los pisos. desde alli atraves de pequeños agujeros podias mirar y darte cuenta de tu ubicación. Las escaleras nos llevaron hasta la parte de los brazos, lugar donde habia mayor espacio y mas luz natural ademas de contar con muchos agujeritos por donde podias mirar e incluso sacar las manos. Saqué mi mano con una bandera tricolor, habian turistas tomando fotos abajo, quisiera saber si desde alli pudieron ver como se asomaba mi pequeña bandera boliviana, me quedé con esa intriga.
Luego nos fuimos hacia la zona de la plaza 24 de Septiembre, alli cerca está la Av. Ballivian tambien llamada el Paseo del Prado de Cocha, alli encuentras restaurantes, bancos, edificios corporativos entre otros. Este paseo es agradable, un boulevar con hermosas decoraciones en flores y árboles que dan respiro en epocas de calor como ese día. 
Con algo de cansancio nos fuimos a dar un baño refrescante. Por la noche salimos a recorrer la ciudad, ver sus luces  y cenar algún plato típico. Por la mañana, al día siguiente muy cerca del hotel se armó un mercado, hicimos algunas compras y nos fuimos, nos despedimos de Cocha dando unas vueltitas bajo un cielo algo nublado, no imaginamos que en medio del camino entre las montañas se nos largara un aguacero tropical de esos que ni el parabrisas puede controlar, impidiendo ver el camino. el agua se acumulaba muy rápido en las partes altas y caian fuertes chorros. Teniamos la idea de quedarnos por alli al costadito de la carretera como tantos otros viajeros, menos mal que con un poco de voluntad limpiamos los vidrios laterales y traseros que estaban totalmente empañados, continuamos el viaje, recorrimos menos de dos cuadras mas alla la lluvia no habia llegado siquiera, estabamos bien encaminados hacia la ciudad de ORURO, alla vamos...


Publicado
Modificado
Leído 2205 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


 

Con mucho sueño pero felices por el inicio de nuestro viaje.

   

Capítulos de este diario