¿Qué visitar, ver o hacer en El Salvador?

Escribe: HAFE
Una breve guia, de que hacer si vienes a El Salvador ¿Que hacer en El Salvador? Bueno tratare de ser breve, conciso y preciso, tal vez esta información ya no le sirva a Harry... Quise hacer un relato aparte de este sitio, ya que merece mucho más que una mirada, para los viajeros que pasen...

 

   Enviar a un amigo   

 
1 ... 4 Capítulo 6 8 ... 16

Lagos, Volcanes Extintos, El Salvador

Coatepeque, El Salvador — domingo, 13 de junio de 2010

Lago de Coatepeque, Maravilla Natural del Mundo

¿COMO COMENZO TODO? ... hace 50,000 años

El volcán de Coatepeque (ahora Lago de Coatepeque), hermano mayor del actual volcán de Santa Ana, y padre del resto de volcanes que conforman este complejo eruptivo, experimentó un feroz período de actividad megatelúrica que concluyó con una gran explosión que dejó el enorme hueco de más de 20 kilómetros de radio y unos dos de profundidad, que comenzó un largo proceso de captación de aguas lluvias y subterráneas para convertirse en lago.

El lago de Coatepeque, esta ubicado entre los municipios de Santa Ana, El Congo e Izalco y a unos 50 Kilómetros de San Salvador. Es una caldera volcánica, con una extensión aproximada de 6,500 Ha. De las cuales 2,500 corresponden al espejo de agua (unos 25 Km2 ). En la cuenca viven más de 20,000 personas, más un promedio de 5,000 turistas mensuales que visitan el lago

El lago de Coatepeque se formó debido al hundimiento de las cimas de un grupo de conos volcánicos hace unos miles de años. Actualmente el lago es un bello paraiso natural y un excelente lugar para practicar la pesca en sus distintas facetas, como también otros deportes acuáticos.

La pesca del guapote, el buceo, el jet ski, así como las bicicletas acuáticas o el paseo en embarcaciones de motor, son oportunidades magníficas para pasar un buen rato.

Sus sitios más notables son el Lago de Coatepeque y la iglesia colonial de San Pedro.

Una de las joyas naturales de El Salvador es el Lago de Coatepeque  o  del Cerro de la Serpiente- según lengua nahuatl-, situado en el cráter volcánico más grande del país identificado como el pulgarcito centroamericano.

 Para los geólogos, este volcán de tipo caldera explotó violentamente alrededor de 25 mil años antes y cubrió el territorio y parte de la región istmeña con una capa de cenizas.

 Como legado de esas emanaciones quedó el lecho donde creció el lago, cuya cuenca posee 40,6 kilómetros cuadrados, con una profundidad máxima de 80 metros y está situada a 18 kilómetros al sur de la ciudad de Santa Ana

El lugar se distingue por dos pequeñas penínsulas denominadas Los Anteojos- debido a su similitud en tamaño, forma y distancia entre ellas- y, la Isla del Cerro, donde los indios pipiles tenían un templo y un monolito representativo de la diosa Itzcueye.

La de vestidos de obsidiana era para ese grupo étnico la esposa de Quetzalcoatl o Serpiente Emplumada y a ambos les ofrecían tras una victoria la fiesta o mitote, cuya duración podía oscilar entre cinco y 15 días, según el cronista español Diego Carcía Palacios.

El Lago de Coatepeque es conocido también como el Vichy salvadoreño, debido a las propiedades medicinales de sus verdosas aguas y a su belleza, comparada por algunos con sus similares en los Alpes suizos.

 La erupción del volcán de Santa Ana, en 2005, favoreció de cierta manera a las comunidades aledañas al lugar, porque les creó una playa de un centenar de metros de ancho a la cual pueden acceder, opinan algunos vecinos.

 Frente a este balneario se encuentra la Isla Teopan, de una riqueza biológica inigualable y parte del complejo Los Volcanes, por su cercanía al Área Natural Protegida San Marcelino.

 

Coatepeque tuvo varios momentos de fama a lo largo de su historia: sobre sus aguas se celebraron las competencias de remo de los XIX Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe, en 2002.

Dos años después este también fue noticia, cuando ahí se depositaron los restos del empresario de aviación y líder del grupo aéreo Taca, Federico Bloch, asesinado en circunstancias no esclarecidas en la carretera de Santa Tecla a Nuevo Cuscatlán, departamento de La Libertad.

Pero una leyenda popular se encargó de eternizar el lugar: cuentan que el dueño de una hermosa mansión, situada a orillas del lago, salió a dar un paseo en una canoa artesanal y cerca de la isla fue arrastrado por una corriente subterránea hasta los dominios de la diosa de agua dulce.

Esta, atraída por él, lo transformó en un ser marino dotado de ciertos poderes y desde entonces, El Tabudo- como se le conoce- aparece como un humilde pescador y a las personas que le agradan las convierte en enormes peces de colores o en sirenas.

Fuente: fotos e informaciòn tomada de varios sitios de internet



Publicado
Modificado
Leído 5318 veces

    Enviar a un amigo

1 ... 4 Capítulo 6 8 ... 16
 
 


 

Capítulos de este diario