Las Arepas del Fin del Mundo. O de Caracas a Ushuaia

Escribe: Tafuri
Apasionante relato de un viaje, que si el titulo se inspiro en "El Faro del Fin del Mundo" de Julio Verne, es totalmente diferente. Hambientado en Tierra del Fuego, también. La arepa venezolana conquista el gusto de la ciudad mas austral del planeta. Véanlo pa que gocen y garcías por su paciencia

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 2 4 5 6 7 ... 10

En Buenos Aires, y de una a Santa Fe y Paraná

Ciudad de Santa Fe, Argentina — miércoles, 21 de septiembre de 2011

Santa Fe, es un bonito lugar, ciudad capital de la provincia homónima. Lugar tranquilo, para la  relajación y el paseo, de donde se pueden organizar visitas a lugares aledaños de interés. 

Tiene una hermosa laguna y un buen paseo a la rivera del río, con mucho que ver, donde se puede divertir uno sin caer en gastos extremos, o sea que es barato y bueno. 


La capital ha encontrado un personero civil que la valore y se han construido nuevas edificaciones, pero más importante, la recuperación de espacios perdidos para el público. Así, unos silos abandonados, son ahora un hotel de cinco estrellas y por fuera, la restauración mantuvo su forma original de silos. Y tiene un casino y un centro comercial o mall al lado.

Tuve la dicha de contactar con la viajera Rosana-Descalzo y me coordinó todo muy bien para hacer la estadía buena y provechosa, en medio del tiempo que le dejaba libre su trabajo.

Y fue su hogar el lugar histórico, donde se hicieron las primeras arepas en suelo Argentino con harina venezolana. Al meos las hechas por mí. 

Puede que algún día levanten un monumento nacional y lo declaren sitio histórico de interes turístico, claro que digo esto por vacilar, pero uno nunca sabe.

Como todas o como todas las ciudades de Argentina que conocí, Santa Fe goza de una área peatonal céntrica, que en conjunto con las calles aledañas, es muy comercial y hay de todo.

Visite muchas de las plazas y los monumentos iconos del lugar, y entre ellas una estatua del boxeador Monzón, que era natural de la ciudad. Me enteraron, que aquí se firmo la primera carta magna del país.

También Rossi me llevo a que viera el único cervezoducto del mundo.

 Si, leyó bien un Cervezoducto, o sea que de la fábrica de cerveza Santa Fe, sale un tubo que cruza la calle por arriba y va a dar directo a la sala de fiesta de los empleados.

¡Tremenda parranda!, imagínate tú cerveza gratis como si fuera agua del grifo.


Otro impelable o imperdible, es un paseo en barco catamarán por la laguna que forman los estuarios del Río Paraná.

Encantadoras islas, hubo una que se hizo casi accidentalmente, pues cuando dragaron parte del río para hacer un astillero, los escombros y la arena removida los depositaron en un lugar cercano, donde hicieron un relleno y a donde las familias de los obreros, la mayoría migrantes europeos, construyeron sus casa.

Primero unas chabolas cachicornetas, pero luego las mejoraron haciendo muy buenas casas y en la actualidad esta isla es una municipalidad de la ciudad.

De Paraná, pues esta ciudad está a la rivera del río y se ve desde el barco, al pasar.

Había un barco anclado en el muelle de Santa Fe y ni Rossi, sabía que hacia allí o de quien era. El barco es el Sampan, andaría perdido y sin tripulación, porque varado en el puerto esperaba por un cambio de bandera. Bienvenido sea Sampan.

Una más, es coger un bus por 4 pesos en el terminal de Santa Fe e irse a la ciudad de Paraná. Este bus, pasa por un túnel subacuático, o sea que va por debajo del río y es uno de los de lugares de interés.

Por supuesto que el bus no va a parar en el túnel a sacar fotos, además que no hay nada que fotografiar a menos que no sea las paredes del túnel. 

Paraná, ciudad fundada por santafesinos y se despunta como una gran metrópoli, si bien provinciana. Capital del la Provincia de Entre Rios, en la mesopotamia.


Situada a la orilla del río del mismo nombre, tiene lugares hermosos tanto en el centro, en la plaza con sus paseos peatonales y su comercio. Como en la rivera, con un paseo muy largo y hermoso, de mucha y muy buena jardinería y muy arbolada.

Lo primordial de este relato, para mí siempre ha de ser, el haber conocido a una persona tan emocionante como Rossi, como yo llamo a la viajera Rosana-Descalzo. Siempre fue muy arto pana con migo, como lo es con todos y tiene una personalidad maravillosa, a parte de sus atributos naturales.

 Pero siempre es muy buen gente y muy cordial.

También Rossi me llevó a un hostel que es nuevecito en Santa Fe, esta en una avenida con un paseo y árboles en el médio y se llama Gálvez. Para ponerle nombre al hostel, no se dieron mala vida; se llama Hostel Santa Fe. 

Allí también hice arepas, ya nada podia para ni controlar, la "itromisión arepera de los venezolanos". Pero allá también saben ricas.

 El último día de mi estancia en Santa Fe, antes de ir yo a Córdoba, me llevo a mí y a su bebe, a su hija, una linda princesita adolescente, a San José del Rincón.

Eses es un pueblito cercano, un lugar de veraneo, para visitar, con mucho que ver y además con un buen balneario en época de verano, que aquí es en Diciembre, al revés del hemisferio norte.

Ella, mi mentora, está decidida a fundar el primer hostal del lugar y conociendo el temple de esta viajera, yo lo doy por un hecho. Solo falta saber cuándo y desearle muchos éxitos.

Ya para terminar, el siguiente día el lunes, me acompaño al terminal de buses y me orientó para que tomara uno que iba a Córdoba, ella y su niña, Dios las bendiga, pues me pongo a pensar que casualmente, conocer, lo que se dice conocer, no conocí a nadie mas en Santa Fe y me hicieron sentir como parte de su equipo, como uno más de la familia.

Solo, que luego a la hora de partir el bus, como a medio día antes de abordar el colectivo, pasamos a la hora del recreo por donde estudia su hija y amiga y me despedí de ella también.

En el interin, compre algunas cosas que necesitava y unos recuerditos de regalo.

Luego al final, nos separamos a la salida del bus y si bien las despedidas son tristes, esta no lo fue tanto, pues quedamos en vernos en lo proximo.

¡Ay Dios!, bueno el carromato mono motor se deslizo por la asfaltada linea y tomo rumbo a la ciudad de la Córdoba argentina y ole.

Iba un pibe(yo a todos les digo pibe) y nos pusimos a hablar, cuando llegamos ya éramos amigos y me orientó a tomar un taxi que tan solo me cobró 10 pesos al hostal.

El viaje en bus duro seis horas, apenas.

Tips:

Los buse solo aceptan monedas, por lo que debes guardar las que te den de vuelto en los comercios y estar pendiente antes de tomar la guagua. Un dolor de cabeza para el turista, en casi todo Argentina escasean las monedas.

Tiene que ver con: Transporte
En Ciudad de Santa Fe, Argentina

Opiniones:

Mi calificación promedio:
  •  
Servicio    
Ubicación    
Limpieza    
Precio/calidad    

Santa Fe Hostel

Alojamiento: Hostel en Ciudad de Santa Fe, Argentina

Buenisimo, en frente pasan todos los colectivos locales y los que van a Paraná. Y está cerca de la terminal. Precios solidarios, dan desayuno. Buena atención, y la terminal de autobuses está cerca. Curiosamente, en Santa Fe, no había hostales. Este es el primero y lo estrené junto con otros mas e hice arepas.

Tipo de viaje: Negocios, Placer, Escapada, Vacaciones, Familiar, Deportivo | Ideal para: Parejas, Familia con hijos, Con amigos, Solos y solas, Grupos


Publicado
Modificado
Leído 1440 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 2 4 5 6 7 ... 10
 
 


 

Capítulos de este diario