Travesía Andina-Una aventura inolvidable por el norte argentino, Bolivia, sur de Perú y norte de Chile

Escribe: Gastonqui
45 días de viaje…Más de 40 ciudades y pueblos…Más de 40 compañeros de viaje…Más de 9.000 km. recorridos... Más de 3.000 fotografías... 9 sitios declarados Patrimonio de la Humanidad, incluyendo una de las nuevas Maravillas del Mundo.

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1 3 4 5 6 7 ... 58

Comienza la aventura

Ciudad de Salta, Argentina — sábado, 26 de diciembre de 2009

Las casi 22 horas desde Buenos Aires hasta Salta resultaron ser mucho más tranquilas de lo que  esperaba. Una noche de buen sueño, algunas charlas con Mariano, mi compañero de viaje, a quien conocí a través de un blog de viajes y una peli sobre la vida de Ana Bolena hicieron que el trayecto se sintiese más corto de lo previsto.
No fue el viaje, sino la llegada a Salta lo que me puso de mal humor. Y fue porque apenas a unas 4 o 5 cuadras de la Terminal, mientras íbamos camino al hostel bajo el intenso calor salteño, Mariano descubrió que la bolsa de dormir que me había prestado se había desprendido de mi mochila y había quedado tirada quien sabe en qué pasillo de la Terminal. Y por supuesto, ya era en vano ir a buscarla. Como si esto no bastase, mi compañero parecía estar completamente perdido en su intento de dar con el hostel en el que había estado parando hacía un año atrás.

Luego de unas cuantas dudas y preguntas, y de esquivar a la decena de promotores que intentaban ofrecernos tours y hostales a buen precio llegamos al hostel Sol Huasi, transpirados de pies a cabeza, donde nos recibieron muy cálidamente (no sólo por la amabilidad sino por la notable falta de ventilación que había). Alquilamos por dos días una habitación doble, con baño compartido por $ 35 cada uno. Una vez ubicados, salimos a dar un paseo por Salta, la linda (es linda de verdad) y por la noche cenamos en la peatonal Balcarce, frente a la estación de trenes, donde había un show musical en plena calle. Una docena de empanadas de carne y pollo más una coca: $ 24.

Después regresamos al hostel donde compartimos cervezas con un alemán llamado Nico, un belga (Kuhn), un holandés (Rubén) y Lorenza, una sudafricana que hablaba una mezcla de inglés-español-italiano y portugués. Nos entendimos como pudimos y salimos a tomar algo a un pub (Burney Gómez). El grupo partió de allí en dos taxis a seguir de parranda, pero yo preferí descansar para aprovechar el día siguiente, así que volví al hostel a las 3.30 de la mañana, y luego de una larga lucha con el ventilador, tratando de echara un poco de aire hacia ambas camas, me dormí profundamente.



Publicado
Modificado
Leído 4680 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1 3 4 5 6 7 ... 58
 
 


 

Capítulos de este diario