Tajumulco, Guatemala. El volcán más alto de Centroamérica

Escribe: CarlomagnoV
Este viaje lo hicimos en diciembre del 2008. Visitamos Ciudad de Guatemala, Antigua y el volcán Tajumulco punto más alto de la región centroamericana. Paisajes impresionantes y un ascenso que me llevó a los 4220 msnm.

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1 3 4

Ciudad de Guatemala

Ciudad de Guatemala, Guatemala — jueves, 11 de diciembre de 2008

Este viaje había sido un reto personal que habíamos soñado desde hacía meses antes. El objetivo: Escalar el volcán Tajumulco, la cima más alta de Centroamérica.Nos encontramos Otto y yo en el aeropuerto de San José (realmente está en la provincia de Alajuela) a las 8:00 am. Cuando llegué ya Otto había hecho todos los trámites de migración, así que solo faltaba que yo realizara mis trámites. El vuelo salió a las 10:30, llegamos a Ciudad de Guatemala cerca del medio dia. En el mismo aeropuerto pasó por nosotros una camioneta de Hostal Los Volcanes, un hostal bastante cómodo cerca del aeropuerto. Alguien me diría más adelante que como el aeropuerto queda en el centro de la ciudad, todo en Guatemala está cerca de él. Una vez instalados salimos a cambiar dólares por quetzales, la moneda guatemalteca. Cerca de las 2 pm pasó por nosotros Enrique un amigo guatemalteco de Otto que había trabajado en Costa Rica y por consiguiente el major guía para mostrarnos la ciudad. 

Empezamos el recorrido en Zona 1, ahí visitamos la plaza central, que esta rodeada de hermosos y muy emblemáticos edificios, como la catedral metropolitana y el palacio de gobierno. Este edificio me pareció encantador, verlo de frente me hizo retroceder a los libros de historia que usé en mi edad escolar. Estar ahí me hizo pensar en que si Centroamerica no se hubiera separado,esa sería aún nuestra capital y ese habría sido entonces mi primer viaje a la capital. Pero la historia no se puede suponer . Ya en la realidad, continuamos la visita al Mercado central. Un laberinto de pasillos llenos de aromas y sonidos nuevos para mi. Siempre he creído que uno tiene el derecho de decir que visitó un lugar cuando  entra en sus mercados y/o viaja en su transporte público, es solo así que se vive la verdadera experiencia de un pueblo. Otto y  yo compramos algunas artesanías donde un amigo de Enrique que nos hizo muy buen precio por lo comprado.  Me llamaron mucho mi atención el colorido de los textiles indígenas y algunas piezas elaboradas en barro.

Continuamos visitando algunas iglesias: La de Yurrita, Enrique nos contó toda la historia de esta iglesia. Esta es una obra de arte, una construcción pequeña pero repleta de detalles muy llamativos. La iglesia de Santo Domingo con su fachada tan pulcra y visitamos otra iglesia que de acuerdo con los comentarios de Enrique fue seriamente dañada por el terremoto del año 76. No recuerdo el nombre de esta última.

Mas adelante nos detuvimos en una preciosa calle llena de cafecitos al aire libre. Ya estaba oscureciendo y sentí que hacía mucho frio. Enrique nos dijo que esa zona había sido rescatada, era una calle de mala reputación, pero que fue convertida en lo que es hoy: con varios cafés, restaurantes, galerias de arte, etc. Este lugar me encantó.  Luego fuimos a un mirador, desde donde se aprecia toda la ciudad. Solo salir del auto y casi me congelo. No estuvimos mucho rato en ese mirador. Ninguno estaba preparado para el aire tan frío.

Cerca de las 9:00 pm ya teníamos mucha hambre y ante la pregunta del tipo de comida que queríamos comer, la respuesta era obvia: comida tradicional de Guatemala. Enrique nos llevó a un restaurante muy lindo en Zona Viva. Pedimos un plato variado, que incluia varias preparaciones típicas de las diferentes etnias guatemaltecas.

Ya muy cansados regresamos al hostal Los Volcanes a preparar mochila para el día siguiente, que comprendería visitar Antigua e iniciar el recorrido a Tajumulco.


Publicado
Modificado
Leído 5548 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1 3 4
 
 


 

En el Palacio Nacional

   

Capítulos de este diario