Venezuela... bellos contrastes

Escribe: maneriquelme
Es muy difícil planear un viaje a Venezuela, cuesta encontrar información, no hay datos que te permitan ir segura hasta allí, pero cuando llegas te das cuenta que no es tan difícil como se dice, no es tan caro como se cree, no es peligroso como hacen creer y te maravillas con los paisajes y el cariño de las personas que vas conociendo en el camino. Lo que si tiene Venezuela, es que es un país muy extenso, así que lo que pretendía ser un recorrido de oriente a occidente, solo fue vista al

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1 3

Camino a Chuao, tierra donde crece el cacao más bello y delicioso

Chuao, Venezuela — lunes, 7 de marzo de 2011

Choroní, Puerto Colombia
Desde Caracas partimos de madrugada hacia Chuao. Felizmente fuimos en auto (carro) así que fue muy agradable y cómodo, de lo contrario debiéramos haber llegado a Maracay y desde allí tomar un autobús hacia Choroní.
En auto hicimos el mismo recorrido pero con la posibilidad de pasar a desayunar en Maracay. Probé por primera vez las arepas, cachapas y el marrón. Las arepas se convierten en el pan del pueblo  venezolano, se comen calientes y al momento de prepararlas, no se “usa” dejarlas para más rato o hacer una buena cantidad para guardar, así que en general hay garantía de frescura. No se fríen o las que yo comí estaban cocinadas sobre una plancha de hierro. Se pueden comer solas o rellenas, generalmente con queso blanco rallado, amarillo, etc. y algo más (carne mechada, pollo mechado, cazón u otro tipo de pescado cocinado como “mojito”, vale decir, desmenuzado y condimentado). La cachapa es como una tortilla sin huevo, elaborada con una pasta de maíz que se sirve como omelet. El relleno habitual es mantequilla líquida y una rodaja de queso caliente (no derretido). El marrón es un café suave que se “corta” con leche, no alcanza a ser café con leche.
Una vez que estuvimos bien alimentados, seguimos viaje. A poco andar y aún en Maracay entramos ya en territorio del Parque Henry Pitier. El camino es muy hermoso, mucha vegetación propia de la selva tropical con muchas caídas de agua. A unos 20 minutos de haber ingresado al camino hacia Choroní hay un acceso al Parque. Nosotros seguimos viaje. En total tardamos como 3 horas en llegar, a paso lento... por las curvas. El camino hasta Puerto Colombia – Choroní es muy sinuoso y angosto, la humedad también le agrega un factor de cuidado. Claro que los buses que llegan hasta allí y los lugareños conducen con toda confianza, tanto que en curvas es frecuente encontrártelos de frente. La gentileza es que cada vez que te enfrentas a una curva tocas la bocina o claxon para avisar tu presencia.
Puerto Colombia es un pequeño, colorido y hermoso pueblito colonial que está a unos 10 minutos de la caleta donde se embarca para Chuao, nuestro destino final. Tiene una plaza y poco comercio, por lo que vi al pasar, la mayoría de los habitantes son negros, mulatos, muy bellos. En Choroní en cambio hay mucho comercio; la comida, los trajes de baño, vestidos, poleras (polos, franelas, remeras), artículos para snorkel o juegos playeros son los productos estrella, lo que más se vende.
Choroní tiene varias calles con construcciones de la época de la Colonia también y muchísimas posadas. Solo estuve el tiempo suficiente como para recorrer sus calles y embarcar hacia Chuao, así que no puedo entregar más datos.
En la caleta siempre hay peñeros (lancheros, boteros) que trasladan a Chuao y otras playas aledañas. Para Chuao la tarifa es de 20 bs. (US$2,6 app) y el tiempo que se tarda hasta allá es de aproximadamente 12 min.
Por mar es una de las posibilidades de acceso más cortas para llegar a Chuao pero es una real aventura. La mayoría de los peñeros no tiene ni ofrece chaleco salvavidas, el mar habitualmente está rizado y se va contra las olas, por lo tanto es un poco movido el trayecto. Se aminora bastante el golpe si te sientas cerca del motor del peñero. Si o sí  te vas a mojar así que lo recomendable es que si llevas ropa en la mochila o maleta la guardes antes en bolsas plásticas, uses ropa cómoda y pantalones cortos. Para los pies, puede ser descalzo o con calzado que no se salga fácilmente de tus pies pues para subir a esta embarcación necesariamente metes los pies al agua, lo mismo al llegar a Chuao.

Tips:

Para vestir, llevar ropa cómoda y fresca, que seque rápido. Usualmente todo el día andas en traje de baño.

Tiene que ver con: Qué llevar
En Chuao, Venezuela

En la playa de Chuao hay muchas posadas para comer pescado (pargo, dorado), tostones y ensalada (zanahoria, repollo y mayonesa) más barto que en el pueblo (40 bs, US$6).

Tiene que ver con: Alimentación
En Chuao, Venezuela

Para llegar a Chuao debes llegar primero a Choroní y desde ahí tomar un peñero hasta la playa de Chuao, siéntate siempre lo más cerca del motor para que no saltes mucho en el bote....

Tiene que ver con: Transporte
En Chuao, Venezuela


Publicado
Modificado
Leído 1338 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1 3
 
 


 

Desde este árbol, en el parque Henri Pittier cuelgan unos nidos.

   

Capítulos de este diario