Chaparrí, Tierra de Osos

Escribe: abullard
Chaparrí ha sido la primera reserva protegida privada del Peru, junto al trabajo conjunto de la comunidad de Chongoyape y de la empresa privada se logro crear y sobretodo conservar este magnifico lugar donde se protege el habitad del Oso de Anteojos, el único de sudamerica, asi como diferentes especies como el Venado Cola Blanca, El Condor Real y la Pava Aliblanca, esta ultima se creyo por mas de 100 años que estaba extinta, hoy en dia se le puede encontrar poblando los Bosques Secos de Chaparrí

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 2

Los Habitantes de Chaparrí

Chongoyape, Perú — miércoles, 20 de enero de 2010

El Oso de Anteojos, Amo y Señor de Chaparrí
En el mundo solo existen 8 especies de osos, entre ellos el oso de anteojos (Tremarctos ornatus) es la única especie que habita América del Sur. Hay zonas donde estos osos han sido casi extintos debido a la caza y a la destrucción de su hábitat, se estima que la población de los osos de anteojos en el Perú no sobrepasa los 3000 ejemplares.   Entre los lugares más importantes donde aún se puede observar esta especie en el Perú, aparte de Chaparrí, están el Parque Nacional Cutervo; los bosques de altura de San Ignacio, Jaén y Amazonas; el parque nacional Río Abiseo; en el parque nacional Yanachaga - Chamillén en Oxapampa, en el parque nacional Manú, y en las vertientes orientales andinas donde el ser humano aún no ha destruido los bosques. La altitud donde se le puede encontrar varia desde los 250 msnm hasta los 4750 msnm   El oso de anteojos es de color negro con una mancha blanca que rodea sus ojos que se extiende hasta la garganta, llegan a tener una longitud de 1,5 a 1,8 m y puede llegar a pesar 140 kg. La hembra pare de una o dos crías. Este elegante mamífero tiene la facultad de poder pararse sobre dos patas, esta actitud la adopta para poder ver más lejos y para impresionar a otros osos o a sus enemigos.   Es común verlo trepar árboles y palmeras hasta considerables alturas. Se refugia en cuevas o sobre árboles, donde duerme y construye una especie de plataforma de ramas. Es un animal omnívoro, su alimentación consiste principalmente en frutas silvestres, pulpas de árboles, cogollos de palmeras, ratones e insectos, de manera muy ocasional se puede alimentar de ganado ovino o vacuno.  

El Redescubrimiento de la Pava Aliblanca

La pava aliblanca fue descrita por primera vez en el año1877, desde entonces no se supo nada de ella, por lo que la comunidad científica, luego de numerosos intentos por encontrarla en la costa norte del Perú, la dio por extinta.   Sin embargo, años mas tarde, la ornitóloga María Koepcke, convencida que la pava aliblanca no había desaparecido persuadió al conservacionista Gustavo Del Solar para que fuera en su búsqueda, indicándole que posiblemente se le podría encontrar en los bosques secos del norte del país.   La pava aliblanca es un ave de color negro con nueve grandes plumas en los extremos de las alas y pico gris azulado con la punta negra. Tiene la cara sin plumas de color rosado grisáceo. Posee una larga cola, patas rosadas y su garganta es de color anaranjado. Mide entre 70 y 80 cm de longitud y pesa en promedio 2 kg.   En 1977, y luego de múltiples indagaciones entre los pobladores locales, Del Solar recibió el testimonio de Sebastián Chinchay, quien le informó que había visto un ave con las características de la pava aliblanca cerca de la Quebrada San Isidro, en Olmos, Lambayeque.   La madrugada del 13 de setiembre, Del Solar, junto al ornitólogo John O'Neill y un grupo de campesinos, se dirigieron hacia la Quebrada San Isidro donde encontraron a esta rara ave, quedando así redescubierta luego de un siglo de haber perdido contacto con ella.   La noticia del redescubrimiento dio rápidamente la vuelta al mundo y se convirtió en un gran acontecimiento científico. Este gran redescubrimiento científico permitió que al año siguiente de esta noticia (197 se iniciara un "Programa de Crianza en Cautiverio" de esta especie, el cual se realizó en el Zoocriadero Bárbara d'Achille, ubicado en Olmos, y que lleva el nombre de la recordada ecologista y periodista italiana. Actualmente se están reintroduciendo a las pavas nacidas en cautiverio en su hábitat natural, tras un dedicado esfuerzo de reproducción, crianza y enseñanza a las aves para poder sobrevivir en condición silvestre. Esta experiencia, única en el Perú, rescata a una especie que se creyó extinta durante 100 años y se lleva a cabo en el Área Natural Protegida Privada de Chaparrí, donde la comunidad de Chongoyape se ha unido a este esfuerzo de conservación destinando parte de sus territorios para la reintroducción y protección de la pava aliblanca.
 La liberación de los 6 primeros ejemplares ocurrió el 23 de setiembre de 2001 y luego se liberaron 10 pavas más. Hoy en dia se reproducen y habitan con toda libertad la zona de Chaparrí.

Cóndor Real, el mas Colorido Habitante de Chaparrí

El Cóndor Real es una de las aves más vistosas del mundo silvestre debido a que presenta un plumaje blanco y negro, con llamativos colores que van del rojo al amarillo en la cabeza, donde no posee plumas, mide entre 71 y 81 cm de altura y alcanza los 2 m de envergadura con las alas extendidas, llega a pesar hasta 4.5 kg.   En el Perú, el Cóndor Real se le puede observar en la Selva Baja, Selva Alta, Bosque Tropical del Pacífico y Bosque Seco Ecuatorial, ocupando territorios que no superan los 1,500 msnm.   Esta ave acostumbra pararse en las copas de los árboles, desde donde tiene una buena visión del territorio que domina, este hecho también le permite estar alejado del hombre, a quien teme y trata con suma cautela.   El Cóndor Real se alimenta de animales muertos y carroña, el principal problema que enfrenta es la pérdida de su hábitat por la tala e incendio de los bosques donde vive.

El Elegante Venado Cola Blanca
El Venado de Cola Blanca se distribuye en América del norte, América Central y America del Sur. En el Perú su hábitat apropiado está en los Bosques Secos Ecuatorial, aunque también se le encuentra en zonas del bosques húmedos, ceja de selva, sabanas y el páramo.   A nivel histórico, en la Cultura Chimú, se representó al venado cola blanca, en escenas de cacería, tanto en la cerámica como en la textilería. Este mamífero fue cazado desde tiempos prehispánicos para aprovechar su carne y su piel, por ello fue graficado en muchas ocasiones en pinturas rupestres. La población de Venados Cola Blanca se ha visto reducida debido a la caza furtiva del cual es objeto. Actualmente es una especie silvestre protegida por el estado peruano en diferentes Parques Nacionales.

Zorro Costeño, astuto y cauteloso

El zorro costeño es el más pequeño de Sudamérica, habita en los desiertos del Pacífico, las lomas y los bosques de la costa norte. Es un animal omnívoro, se alimenta de roedores, pájaros, insectos, frutas, sapos y lagartijas. El zorro fue admirado en épocas prehispánicas, por su sagacidad e inteligencia y su representación mitológica está relacionada a la agricultura. De la cabeza al nacimiento de la cola mide aproximadamente 60 cm. Su cola mide 30 cm. y puede pesar hasta 13 kilos. Es muy común verlo en Chaparrí


Publicado
Modificado
Leído 33096 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 2
 
 


 

Venado Cola Blanca

   

Capítulos de este diario