Chiusdino y "La leyenda de la espada en la piedra"

Escribe: magoia
A pocos kilómetros de la localidad de Siena, se encuentra un pequeño poblado llamado Chiusdino, solo se puede acceder a este en automóvil, la intriga de ver esa misteriosa espada incrustada en la piedra hacen del lugar un momento metafórico donde la realidad o tal vez lo razonable se entremezcle con la ficción y lo sobrenatural que muchos negamos a tomar como tal.

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

San Galgano

Chiusdino, Italia — sábado, 16 de noviembre de 2002

Existen diferentes hechos que se fueron comentando a través de los años, décadas, siglos… La verdad es que no se puede negar que existe esa espada clavada en la roca, como la Exccalibur del Rey Arturo esta espada permanece inerte en el frío interior de una roca que esconde mitos y leyendas.  

Cuenta la historia que en este pueblo, Chiusdino, vivía un joven de corte noble y de hábitos poco ortodoxos en su forma de manejarse en la vida. Hete aquí donde comienza a dar forma la leyenda de Aquel personaje con el nombre de Galgano Guidotti, 

Un día mientras cabalgaba, es interceptado por el Arcángel San Miguel y le pide que deje esos hábitos de codicia, prepotencia y  que se despojara de los bienes materiales. Galgano le contesta al arcángel que eso era tan imposible como clavar su espada en una roca y desafiándolo, desenfunda y  arremete con esta sobre una piedra la cual se fue incrustando de a poco hasta quedar atrapada en la misma. Galgano estupefacto y sorprendido por aquella situación quedo profundamente tocado y de allí en adelante cambio su vida dedicándole esta a la fe cristiana.

Poco tiempo después de su muerte el Papa Lucio III lo canoniza y allí sobre la cabaña situada en la colina donde San Galgano vivió su ultimo año de vida y justo en el lugar donde había clavado su espada en la piedra, fue construida La Rotonda o Ermita de Montesiepi.

Cuarenta años mas tarde allá por el 1220 y duro casi hasta el 1364 se comienza la construcción de la Abadia de San Galgano , fecha ultima, en la que el Obispo de Volterra la consagra oficialmente.  La mala gestión de su comendador hicieron que fuera desmantelada hasta incluso en el 1550 aproximadamente Giorlano Vitelli llego a vender el tejado de la misma. Hoy solo quedan ruinas de la Abadía de San Galgano.

A pesar de algunos intentos de restablecer el convento a finales de 1789, después de que la Rotonda adquiriera el título de parroquia, la gran abadía fue desconsagrada y abandonada definitivamente.

La magia y la paz que encontramos en este sitio no hacen otra cosa que enriquecer la leyenda y nos deja llevar el inconsciente hasta el punto tal de trasladarnos a esa época y vivirlo plenamente. 

Como Llegar: puedes llegar en automóvil tomando la carretera provincial (SP 73) desde Siena hasta Monticiano, luego tomar la SP 441 y a poco menos de 2000 metros esta el poblado. 


Publicado
Modificado
Leído 1596 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


 

Capítulos de este diario