Cuetzalan y Zacatlán. Sierra de Puebla

Escribe: Emmanuelito
Días de encuentro con lo que la naturaleza reserva a quienes la respetan. Noches de comunión con los sonidos de la sierra. Imágenes que se añorarán por siempre.

 

   Enviar a un amigo   

 
1 2 Capítulo 4 6

Chignahuapan. Aguas termales.

Chignahuapan, México — miércoles, 14 de julio de 2010

El objetivo del día era mojarse; pero no con la lluvia que amenazaba con caer en cualquier momento.
Luego de consultar en la oficina de turismo de Zacatlan, decidimos ir a cualquier de los centros de atracción que hay muy cercanos: Quetzalapa y Tuliman. El transporte nos dejó sobre la carretera. Caminamos dos kilómetros para llegar a Quetzalapa. Había tirolesa y algunas atracciones más, pero no acceso al río. Otro kilómetro para llegar a Tumilan, pero las últimas lluvias habían propiciado que los ojos de agua estuvieran sucios. Nada que hacer, sólo regresar a la carretera.

Por unanimidad decidimos ir a las aguas termales de Chignahuapan. Abordamos el transporte y diez minutos después el taxi que nos llevó hasta la entrada del balneario. El chofer muy amable nos contó sobre el poblado.

Caída de agua y río no muy claro nos hicieron dudar. De pronto, sentimos un olor desagradable, entre cañería y huevo podrido. Era el olor del azufre de las aguas termales.
El clima no era el mejor, pero decidimos entrar. Nuestro olfato acabó  por acostumbrarse al hedor. Ya dentro, el agua caliente nos hizo olvidar el cansancio del viaje del día anterior. Seguimos las recomendaciones: veinte minutos en el agua por cada diez minutos fuera. Estuvimos un par de horas hasta que vimos que el cielo se cerraba y nuestro estómago reclamaba comida.

El regreso al pueblo fue más ameno, pues nos llevó el mismo chofer. Hicimos una escala en la Iglesia del Honguito. Algunos vimos, tras el lente de aumento, un sol y un glifo nahua de tepetl  (cerro) en el hongo que ahi se encuentra y es famoso. Alguno más vio una silueta similar a la de la sábana de Turín.
Comimos, compramos esferas navideñas y entramos a la Basílica de la Inmaculada Concepción.  Una gigantesca imagen de la Virgen María nos desconcertó. Nunca habíamos visto algo similar. En la plaza principal un colorido kiosko es la atracción. Una iglesia con su frente lleno de vivos colores nos invita a entrar.
Regresamos a Zacatlan satisfechos con el recorrido.

Tips:

No olvides comprar esferas de navidad en cualquier época del año. Algunos talleres se encuentran cerrados, pero buscando encontrarás por lo menos dos abiertos.

Tiene que ver con: Ahorrar dinero, Compras
En Chignahuapan, México

Opiniones:

Mi calificación promedio:
  •  
Calificación general    

Aguas Termales de Chignahuapan

Actividades: Spa/Termas en Chignahuapan, México

Aguas termales recomendadas para algunos males, o simplemente para relajarte y disfrutar. Hay zonas privadas (previa paga) o públicas. Cuenta con diversos hoteles de alto costo.

Ideal para: Parejas, Familia con hijos, Con amigos, Solos y solas, Grupos


Publicado
Modificado
Leído 6006 veces

    Enviar a un amigo

1 2 Capítulo 4 6
 
 


 

Vista de la barranca donde se encuentran las aguas termales. Chignahuapan.

   

Capítulos de este diario