Venezuela... bellos contrastes

Escribe: maneriquelme
Es muy difícil planear un viaje a Venezuela, cuesta encontrar información, no hay datos que te permitan ir segura hasta allí, pero cuando llegas te das cuenta que no es tan difícil como se dice, no es tan caro como se cree, no es peligroso como hacen creer y te maravillas con los paisajes y el cariño de las personas que vas conociendo en el camino. Lo que si tiene Venezuela, es que es un país muy extenso, así que lo que pretendía ser un recorrido de oriente a occidente, solo fue vista al

 

   Enviar a un amigo   

 
1 Capítulo 3

Chichiriviche y Los Cayos

Chichiriviche, Venezuela — miércoles, 16 de febrero de 2011

Cuando inicié la planificación del viaje a Venezuela como de Caracas no hay mucha información turística salvo El Ávila y el Hatillo, me propuse buscar lugares como playas agradables pero que no fuera Margarita, lo que más se promociona en mi país por lo que supuse que era muy caro. Me gustó lo que encontré de Los Roques pero llegando a Venezuela supe que era más caro incluso que Margarita. Pero también encontré información de los Cayos pertenecientes al Parque Nacional Morrocoy, en el Estado de Falcón,  a los que se llegaba desde Tucacas o desde Chichiriviche. 
Para acceder a esta zona debes llegar a Valencia, desde Maracay por ejemplo, no hay movilización a Chichiriviche o Tucacas, así que no hay otra forma salvo que hayas rentado un carro, lo que es un tanto arriesgado puesto que la señalización de carreteras no es buena. El costo del pasaje es de 30bf (US$3,9) entre Valencia y Chichiriviche, tarda unas 3 hrs.
Existía la alternativa de quedarse en Tucacas, que es el primer pueblo al que llegas y que está cerca de los cayos y es relativamente económica, pero con mucho comercio y ruido, así que decidimos llegar a Chichiriviche que, aunque menos entretenida -dijeron- era mucho más tranquila.
Chichiriviche es pequeña, con una amplia avenida que acercándose que a la costa se divide en angostas calles hasta el malecón. Los taxis son antiguos coches como viejas lanchas ford, olds movile norteamericanos. Desde el paradero al malecón nos cobraron 15 bf (US$2 app). Vi un par de posadas y, con la referencia que tenía de La Luzonera en Chuao, traté de buscar una al mismo precio o menor. Finalmente llegué a la posada Rigoberto , que está a dos cuadras de la playa y en la calle paralela a la Av. principal del pueblo donde está todo el comercio. Nos cobraron 130 Bf (US$17) por una habitación con aire acondicionado, TV cable y baño privado.  
Al llegar comimos algo en la esquina de Arturo, uno de los pocos lugares donde ofrecen jugos de fruta natural muy ricos. El plato elegido fue el pabellón criollo (carne en tiras o ropa vieja, poroto negro o caraotas, tostones, queso rallado, arroz y huevo frito) costó 38bf (US$5 app).
Luego del almuerzo, como a las 15 hrs, fuimos a Cayo Muerto, también se toma un peñero que en 5 minutos te deja en el cayo y te va a buscar a la hora que se convenga. Ese primer día que partimos tarde nos quedamos hasta las 17:30 y nos cobraron 60bf (US$7,. Los peñeros cobran por mover la lancha así que mientras más personas sean más económico sale el costo del servicio.
El paisaje de cayo muerto es maravilloso, los manglares, los peces en esas aguas tibias, turquesa y transparentes es realmente un gusto. En los cayos más visitados como Muerto, Sal, Sombrero hay servicios de alimentación, así que no hay que preocuparse por el almuerzo o la comida, lo que si es recomendable estar varios días y visitar la mayor cantidad de cayos posibles, son todos hermosos y aunque parezcan iguales son distintos.
Al día siguiente, por 300 bf (US$39) nos llevaron a dar un largo paseo.
 
Las Cuevas del Indio y de la Virgen
Primero pasamos por un lugar donde cultivan ostras que no parece una instalación tan interesante como el cultivo que se da en la raíz de los manglares y las aves que habitan el sector. A poco avanzar nos muestran el "barco hundido" que a primera vista tampoco es muy atractivo, sin embargo se trata de una embarcación de fines de la colonia que transportaba contrabando, históricamente es muy importante aunque los peñeros no tengan idea de su valor patrimonial.
Los destinos más atractivos de este paseo largo son las cuevas. la primera a la que te lleva es la cueva del Indio, un lugar muy bello e impresionante donde hay estalactitas y petroglífos que se han mantenido muy bien con el correr del tiempo pero que no cuentan con cuidados especiales para que mantengan el nivel de nitidez alcanzado. Ya en el centro de la cueva, se siente como estar en el cráter de un volcán, allí dentro hay un microclima y hay una ventana hacia el cielo que hace que haya mucha vegetación en su interior. Dicen que eventualmente hay monos en sus paredes, en esta ocasión no vi ningún animal dentro.
La cueva de la virgen es realmente impresionante. No se parece fisionómicamente a la cueva del indio que efectivamente es una cueva, esta otra es un islote en una entrada de mar de una extensión como de unos 250 metros, donde cada año los peñeros de Chichiriviche, salen en procesión desde Cayo Sal cargando en sus botes la imagen de la virgen. En cada una de esas procesiones, los pescadores dejan ofrendas en esas rocas y generalmente son imágenes de la virgen que las hay por cientos de los más diversos materiales, portes y colores convirtiendo ese lugar un un espacio sobrecogedor donde se manifiesta el sentir de los pescadores y sus ruegos por mantener la producción, la salud y la vida vale la pena un paso muy lento por el lugar para poder apreciar las imágenes en particular y el espectáculo que conforman en su conjunto. La verdad es que me sorprendió , porque cuando lo vi mientras organizaba el viaje, en algunas páginas de Viajeros, parecía un lugar muy artificial pero tiene un significado ritual y un alto valor cultural y estético.
Como parte del viaje, los peñeros hacen un recorrido a los cayos que están más cerca Varadero, Peraza (no hay servicios y es especial para snorkel), Pelón (desaparece en algunas épocas del año como en febrero pero de todas maneras se puede estar de pie sobre esa superficie que soporta unas 25 personas), Muerto, Sal, estos últimos con servicios de alimentación, quitasoles o sombrillas y reposeras.
 
Cayos
Para visitar los cayos hay algunas recomendaciones iniciales. Es muy conveniente aplicarse bloqueador solar antes de salir y llevar buena cantidad para protegerse del sol. Si te vas a quedar por más de 3 días es muy recomendable comprar una cavita playera (cooler) pequeña para llevar los bebestibles y que se mantengan a temperatura encuentras de tamaño mediano desde 30 bf (US$4) y antes de salir de excursión llenarla con hielo, jugos, cervezas, agua, gaseosas. Se mantienen muy bien y con hielo hasta la noche y por supuesto que ahorras porque comprar en los cayos no es muy económico. Lo otro que se usa mucho es llevar vasos térmicos con hielo, y bebestible, es muy frecuente ver a las personas en el mar, conversando con su vaso térmico en la mano.
Lo más recomendable es visitar los cayos días de semana porque los fines de semana siempre están todos muy llenos.
Los productos playeros son lo que más se vende en Chichiviriche especialmente las cholitas (hawaianas o calzado de plástico para hombres y mujeres) short o pantalones cortos, vestidos bikinis, trajes de baño, poleras (polos, franelas, remeras), pareos, toallas de playa, flotadores para niños, implementos para snorkel y otros deportes acuáticos y bastante económicos. Lo que es muy recomendable pero se agotan con mucha frecuencia son las cámaras fotográficas desechables submarinas aunque no hayan peces que se quieran fotografiar contigo hay mucho cardumen y una foto tuya bajo el agua siempre resulta atractiva y un buen recuerdo.
De cayo Muerto ya relaté el momento en que estuve. De Cayo Sal puedo decir que es muy agradable, aguas muy tibias, mucho sol, un servicio de alimentación excelente, comida muy sabrosa y no hay muchas personas. En este cayo está la capilla desde donde sale la procesión del a Virgen a cuya cueva puedes acceder desde Chichiriviche.
Siempre en los cayos es posible ver peces de distintas formas en la orilla. También es frecuente ver pequeños cangrejos que se mimetizan con la arena y que son inofensivos.
Cayo Sombrero es el más famoso, tiene un lado que le llaman la piscina donde no llegan las embarcaciones y que es más tranquilo dicen para estar con niños y el lado donde llegan los peñeros y los yates es donde venden desde los mismos botes langostas, ostras, arroz a la marinera y diversas delicatessen. Arrendar quitasol y reposeras o sillas, puede resultar bastante caro unos 70 Bf (US$9) en relación a otros costos. Para llegar a este cayo tomas un peñero que cobra 160 Bf pero lo puedes conseguir a 120 Bf (US$18app), tardas desde 15 a 30 min. por eso es conveniente ir temprano. El tiempo se pasa muy rápido por lo bello y entretenido que se hace el rato en esas playas maravillosas. Es muy recomendable llevar tus lentes para mirar bajo el agua o comprarlos en la playa, si te vas con ellos desde Chichiriviche es más seguros, los encuentras desde 50 bf (US$6,5 app).
Comer no es tan caro, una langosta puede costar 80 bf (US$10), una docena de ostras que te sirven en tu reposera, las abren en el minuto en que las vas a consumir y eso puede costar desde 20bf (US$3 app). Hay servicio a la playa de los restaurantes y un plato especial que alcanza para 2 personas contiene pargo (tipo de pescado), calamar, camarón fritos; ensalada y tostones, todo puede costar 120 bf (US$18 app). No dejes de tomar helado de coco, que venden en bolsas en una mitad de coco, muy rico.
El clima se malogró así que no pudimos llegar a Cayo Paiclá, Los Juanes, ni al islote de los pájaros o el pozón de las estrellas, por lo que sé muy recomendables. También para una próxima visita.


Publicado
Modificado
Leído 7190 veces

    Enviar a un amigo

1 Capítulo 3
 
 


Capítulos de este diario