Amiku. Cañón del Sumidero

Escribe: B_E_L_E_N
Paseo al parque temático Amiku antes conocido como Parque Ecoturistico Cañón del Sumidero, en Chiapa de Corzo. México

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

Parque Amiku

Chiapa de Corzo, México — sábado, 11 de diciembre de 2010

La visita de Arturo desde Soria, España para conocernos ha sido muy sorprendente, asi que aproveche a llevarlo a conocer tan magnífico lugar, enclavado en el Cañón del Sumidero, un magestuoso lugar que se localiza en Chiapa de Corzo, en mi querido estado de Chiapas, México. Llegamos juntos a Chiapa de Corzo, ahi nos contacto un chico para llevarnos a las oficinas del parque Amiku, nos explicaron en que consistía el costo de cada paquete que ofrece el parque. Arturo decidio por el paquete completo: Consistia en traslado en lancha desde el ambarcadero al parque, acceso al parque, piscina, contacto directo con algunos animalitos de la fauna de Chiapas, y actividades: kayak, rappel, escalada y tirolesa.

El recorrido en lancha desde Chiapa de Corzo es interesante, te platican de algunos elementos que estan dentro del Cañón del Sumidero, y ver la naturaleza que guarda esas paredes es impresionante, vimos cocodrilos viviendo en total libertad, y lamente mucho ver la cantidad de basura que tiene el Río Grijalva, que pena que la inconciencia de mucha gente sucia contamine asi este Río (creo que personas sin tantita educación ambiental).
Hicimos un recorrido como de una hora para llegar al Parque Amiku, en cuanto llegamos la primera actividad que hicimos fue el Kayak, me sorprendio la habilidad de Arturo en esto, y lo curioso fue que termino dandeles una lección a los encargados de esta actividad. Pueden ver las fotos como él les daba una buena lección del kayak. Despues pudimos tener contacto con un tucán, se llama Paco, es un pájaro lindisimo, pudimos darle de comer en nuestras propias manos, fue muy divertido ver como Arturo le daba de comer de boca a pico. Vean tambien la foto. A mi me dio un poquitin de nervio tener a esta avecilla en mi brazo. Hay unas vitrinas con serpientes de la fauna local: coralillo, falsa coralillo, nauyaca, cascabel, boa, bejuquilla, por mencionar algunas.

El restaurante del lugar es muy bueno, tiene una vista increible, y el precio esta bien para un turista. Decidimos continuar con las demas actividades, hay que caminar bastante en el lugar para llegar a cada actividad, asi que despues de ver el puma, el jaguar, y un manantial, nos dirigimos a la escalada y rappel, primero Arturo me demostró lo fácil que es realizarlo, claro que yo me moría de miedo, asi que saque valor y me colocaron los aparatos y cuerdas, no lo pense mucho para no colapsar mi mente, comenze a subir por la roca alta, la verdad es que esta bien pensado quien le haya hecho tantos huecos a la roca, eso me facilitó treparme, solo me afligía que el señor que estaba al tanto de mi llegada hacia arriba, estuviera jalando tan constantemente que me sentía obligada a subir lo más rápido que pudiera, cuando subí y comprobé la altura vi ahora que lo más dificil era vencer mi vértigo nuevamente, esta era la primera vez en todo esto, me volvieron a sujetar de la cuerda, y una corta explicación, y "a bajar" como araña, Arturo me gritaba las instrucciones: ¡abre más las piernas!, ¡desliza más atrás tu mano derecha!... ¡caray estaba tan nerviosa que no reaccionaba cual era la derecha y cual la izquierda!, pude haber tenido un accidente, pues en vez de soltar mi mano izquierda solté la derecha que es más importante mantenerla en la cuerda, el chico que asiste en la parte de abajo del rappel, me atrapo para que no cayera, lo bueno tambien es que ya estaba a menos de un metro para llegar, asi que concluí bien con el rappel. ¡Uff!, lo que si no estuvo bien fue que llegamos a la actividad que decidimos sería la última por realizar, la tirolesa, aca teniamos que haber llevado el arnes y no se que más, debimos solicitarlo en la parte inicial de la entrada al parque, cosa que no nos explicaron, y yo hiba más que muerta de cansancio por la caminada, Arturo nuevamente me sorprendio realizando la marcha hasta la recepción y conseguir los  aparatos esos para la tirolesa.

Camino tan rápido que llego con la presión altísima, me asuste pero se repuso rápidamente, primero me lanzaron a mi por la tirolesa que no pude ni gritar, hiba tan sorprendida viendo el río debajo de mi, y la gente aplaudiendo cuando llegaba, frené un poco antes por que sentí que me estrellaría, y me dije "más vale que llegue despacito" jajaja, lo cual me costo tener que remolcarme yo sola un tramo hasta llegar a la base de la llegada de la tirolesa, Arturo en cambio se tiro casi de cabeza, y llegó con un rebote increible, me parecio muy osado de su parte, en fin estuvo divertido cada una de estas actividades en el parque Amiku.

El recorrido en lancha de regreso estuvo tranquilo, la tarde cai ya en Chiapa de Corzo. Vimos un montón de peregrinos de la Virgen de Guadalupe en el parque central de ese municipio. Comimos un algodón de azucar y esperamos a que se hiciera de noche para tomar el camión que nos llevaría nuevamente a Tuxtla Gutiérrez. Así termino el paseo a este lindo lugar, es recomendable que utilicen un día completo para visitar el Cañón del Sumidero.



Publicado
Modificado
Leído 4715 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


 

En el recorrido en lancha por el Río Grijalva

   

Capítulos de este diario