Paiclá, sitio de contrastes azules

Escribe: Diegoept
¿Quién no ha soñado con estar en un idílico rincón del planeta donde el mar sea turquesa y el sol en el cielo brille sobre la arena blanca mientras las palmeras t protegen? ¿Dónde encontrar un paraíso así? Quizá en las islas Cook, la Polinesia Francesa o un recóndito lugar de las Islas Vírgenes. Pero pocos piensan en Venezuela, donde se encuentra majestuosa Paiclá, la isla de los contrastes azules.

 

   Enviar a un amigo   

 
Capítulo 1

Paiclá, sitio de contrastes azules

Cayo Paiclás, Venezuela — jueves, 23 de octubre de 2008

Escondido en la costa occidental del estado Falcón en Venezuela se encuentra el paradisíaco Parque Nacional Morrocoy, uno de los principales Parques Nacionales marinos del país. agrupa dentro de sí gran variedad de paisajes, entre los que destacan los cayos, pequeñas islas de origen coralino que cuentan con arenas blancas y arrecifes que les protegen del oleaje. Paiclá es uno de estos cayos y tiene características muy singulares.
La forma más práctica para llegar hasta aquí es por la Avenida Regional del Centro desde Valencia, pasando por las poblaciones de Puerto Cabello, Morón y finalmente Tucacas. Esta última es la base para todo aquel que quiera conocer la parte sur del Parque Nacional, y cuanta con todos los servicios de una gran ciudad turística, hecho que es preocupante, pues el objetivo de los Parques Nacionales es la preservación del medio ambiente. Desde esta población se toman las lanchas que te llevan hasta el cayo. Paiclá es el más cercano (después de Punta Brava) de todos los cayos del Parque, por lo tanto es el más económico. Este costo es de 150 Bs por lancha, vayan la cantidad de personas que vayan, y cada una tiene capacidad máxima para diez personas. El trayecto lleva unos diez minutos en medio de un lugar de espectacular belleza.
El cayo es un lugar espectacular. Cuenta con arenas muy muy blancas, y un mar azul completamente cristalino, tanto así que es posible observar los peces que nadan a tu alrededor sin tener que utilizar snorkells. La play principal es amplia, es conocida como Boca Paiclá. Cuenta con todos los servicios, en muy blanca, arena suave y, cosa que no es de mi agrado, mucha gente. El agua es increíble, es posible observar muchísimos peces, sobretodo en una zona un tanto más alejada y que contiene muchas rocas, donde los peces encuentran refugio. Es sorprendente poder ver peces mariposa, cirujano y sargentos, y otra gran cantidad de los que desconozco el nombre nadando en rededor de ti. Es una experiencia completamente inolvidable. Si se van con la familia, métanse como lo hicimos nosotros y empiecen a ver entre todos lo hermoso de esta fauna.
Cerca de este último lugar encontrarán una entrada en medio de los manglares. Si le tienen miedo a los zancudos ni se acerquen. Me puse a irme por esas veredas y sali completamente comido de esas alimañas. Pero, si lo suyo es la aventura (como me pasa a mi) no tengan miedo de aventurarse. Podrán escuchar como la arena se mueve debido a las multitudes de cangrejos que se ocultan del ser humano a su paso por aquí. En unos cinco minutos llegarán a lo que mi parecer es el mejor paraje de Paiclá: una hermosa playa secreta, escondida entre los manglares. Con arenas blancas, el azul del cielo y del mar, y encima la belleza de la completa soledad, es suficiente para presentarse como la reina del cayo.


Publicado
Modificado
Leído 4944 veces

    Enviar a un amigo

Capítulo 1
 
 


 

Boca Paiclá

   

Capítulos de este diario